Críticas

IN TIME

In Time –la hermana pequeña y adicta a la Loka de Gattaca– se raja, me cago en la leche. Se raja. Ves que es un drama social de ciencia ficción vagamente alimentado desde fuera por el panorama social de protesta contemporánea en el que vivimos al que le han puesto piezas de pelis de tiros y parejitas guapas. No obstante, incluso cuando baja los brazos –y tarda en hacerlo– y se convierte definitivamente en “ay Dios que me matan a la parejita, repetir ad nauseam”, se resiste a abandonar las reglas que marca la ABSOLUTAMENTE SENSACIONAL premisa de Andrew Niccol, quien se exprime bastante el tarro en cada guión que escribe y en cada peli que hace, siempre con respeto hacia la audiencia, incluso en sus momentos más pedestres. El problema de In Time es que momentos así, hay demasiados.

Nos persiguen.

Y la premisa es esta: un mundo en el que el dinero ha sido destilado a su máxima expresión simbólica, el tiempo. La población detiene su envejecimiento a los 25 años y puede prolongar su existencia indefinidamente recibiendo minutos, horas, días o incluso siglos a través de un interfaz biológico instalado en el dorso de su muñeca. Cuánto más rico eres, de más tiempo disfrutas. Si el reloj llega a cero te da un jare y te mueres. Los estratos más bajos de la población viven segundo a segundo. Will Salas (Justino) duerme deprisa, termina rápidamente su comida y se desplaza corriendo a todas partes, consciente de que su reloj siempre está a punto de agotarse. Por lo demás, vive sus días en una existencia miserable con su madre (Olivia Wilde) apretando tuercas con un protagonista de Big Bang Theory hasta que un día conoce a Henry Hamilton, un millonario con un siglo de vida a su disposición y una vena suicida. Los años de Hamilton acaban en la muñeca de Salas, quien conoce un nuevo mundo, uno marcado por el lujo, la riqueza, el inmovilismo, perseguido por el investigador Raymond Leon (Cillian Murphy) y con Amanda Seyfried, la hija del hombre más longevo del mundo (Vincent Kartheiser) en el punto de mira. Y es hora de vengarse.

Un marginado engaña, miente y roba para subir la escalera social en servicio a sus propios fines. Y si en 1998 la moneda es la “herencia genética”, aquí es el tiempo. Pero si Vincent Freeman quería abrazar el nuevo mundo, Will Salas quiere destruirlo, distribuyendo equitativamente el tiempo entre toda la población hasta conseguir que este pierda el valor que se le ha atribuido. Todos iguales en la justicia social (y esto es Hollywood…).  Esta idea, en términos elegantes, es la polla.  Y ni siquiera rasca la superficie. Si os contara las mil y una maneras en las que Niccol desarrolla esta idea me quedaba sin espacio en el servidor. Desde lo particular –los más valientes/desesperados echan pulsos para “robar” el tiempo de su oponente en una suerte de ruleta rusa– a lo general –una población inmortal degenera en un escenario social donde las diferencias de clase se amplían exponencialmente–.  Y…

Ay que nos persiguen otra vez

…Y ahí se queda (Y esto también es Hollywood). Se ve, por ejemplo, en el momento en el que te das cuenta de que Amanda Seyfried está en la peli para poner en hora la manecilla larga de Justino (dejad un momento que me refocile en mi hinjenio) y poco más. Es una lástima por varios motivos: ni Seyfried consigue estirar el papel –y me da a mí que o mucho cambia el registro en Lovelace, o ahí se queda–, ni Niccol tiene la inclinación de profundizar en su personaje de pija estirada que descubre una nueva realidad a un nivel tan profundo como el de nuestro protagonista, lo que automáticamente la convierte en un bimbo. Es una rama de la historia con tantas posibilidades como la de Salas que la peli ignora completamente a pesar de que su argumento se lo está pidiendo a gritos. In Time es, durante dos terceras partes de metraje, un drama que llegado el momento elige conscientemente convertirse en un thriller sin muchas ambiciones, blandiiiiiito, marcado por un uso y abuso de juegos de palabras relacionados con el tema principal, apresurado en su parte inicial y arbitrario en su final. Me quedé con ganas de más pausa, de más tranquilidad, de que escapara del rollo espectáculo, que no le pega absolutamente nada.

In Time podría haberse salvado convirtiéndose en un thriller excepcional, lo que hizo maravillas por Inception y Desafío Total. No lo es, ni por el forro: una persecución de coches chula, marcha atrás, poco más. Es un film eminenemente cerebral, enamorado de sus ideas y de su original perspectiva, realizado por un tío al que no le van las pelis de persecuciones. Sin embargo, Niccol demuestra que no sólo es un hombre de buenas premisas ni un alucinado: es un profesional.  Incluso cuando la película recorre derroteros mediocres, siempre hay algo: el reloj, un contador biológico fosforescente en el antebrazo diseñado con contundencia por los responsables del film, que marca los minutos, segundos de vida de nuestros protagonistas. Es el concepto de la “bomba de tiempo”, principio fundamental de la construcción de guiones –todo protagonista se enfrenta a un límite temporal más o menos explícito, que aquí es literal. Ayuda al film una barbaridad al proporcionarle sentido de la urgencia, como ayuda el hecho de que Niccol esté dotado de la suficiente técnica visual como para presentarnos escenas de acción claras, sencillas, y elegantes, alimentadas por la siempre estable foto de Roger Deakins (un maestro de la composición fija), y un diseño de producción que nos traslada a un interesante futuro de magacín (sin llegar a la exageración del San Angeles de Demolition Man).  Y como ayuda, sobre todo, el hecho de que Justin Timberlake no es un actor pero es un hombre inteligente que domina desde hace mucho las tablas del mundo del espectáculo, marcado a fuego por su participación en La Red Social, y con una presencia accesible, cartas más que de sobra para salvar esta película al nivel al que se encuentra –en Gattaca, muy posiblemente, se habría caído con todo el equipo, por no mencionar a Alex “Gangsta Peligroso” Pettyfer, que tras joderme la vida en I Am Number Four el tío insiste–, sustentado en buenos secundarios como Murphy o Kartheiser. Lo mismo de Justino se puede decir de la breve presencia de Wilde en pantalla: esta chica no es idiota.

Síp. Todavía perseguidos.

Yo la he visto con el chip de “ah, vale, que es una de tiros y gente sexy con un cociente intelectual cien puntos por encima de lo habitual”. Y me lo he pasado razonablemente bien, hasta que he seguido las directrices del film y me he puesto a usar el cerebro. Por ello, ni por un solo segundo he dejado de querer que la película se lanzara de cabeza a explorar todas sus posibilidades y el film nunca, nunca, nunca lo hace. Se raja a nivel intelectual,  se raja a nivel ideológico (¿qué consecuencias tiene el plan de Timberlake? ¿A dónde nos lleva la justicia social?), y jode más cuando ves que tiene los mecanismos para llegar a sus últimas consecuencias. En el mejor de los casos, dentro de veinte años y al ritmo al que va la ciencia ficción en Hollywood, cuando el mejor ejemplo de ciencia ficción/espectáculo sea “El Ojete Explosivo que quería Volar”, In Time quedará como una obra a redescubrir en la filmografía de su autor. El tiempo tiende a exagerar las virtudes y los vicios de las pelis. Siendo optimistas, espero que este caso sea de los primeros. Aunque no se lo merezca del todo.


Andrew Niccol | Andrew Niccol | Justin Timberlake, Amanda Seyfried, Cillian Murphy, Vincent Kartheiser, Olivia Wilde, Alex Pettyfer | Craig Armstrong | Roger Deakins | Zach Staenberg | Alex McDowell | Kristel Laiblin, Amy Israel, Andrew Z. Davis | Marc Abraham, Andrew Niccol | 20th Century Fox | Hispano Foxfilm | Roger Deakins |
  • http://www.facebook.com/people/Diego-Arnaiz-Vidal/100001936731929 Diego Arnaiz Vidal

    rafa martin no tienes ni idea vete a ver las pelis no a destriparlas ya veras como asi te lo pasas mejor

  • ulisesvertti

    no es por nada pero toda pelicula donde sale timberlake no sobresale y en general son basura

  • Anónimo

    Una pena que Niccol haya llevado tan mal una idea tan buena. La película no me gusto pero si el trabajo de dirección y el artístico. El guión y las interpretaciones dan un poco de pena y lo peor es que Timberlake y Seyfried están de moda, sobre todo esta ultima, tenemos rubia para rato…

    Hablando de Gattaca decir que las comparaciones son odiosas, intentar compararlas es un ejercicio absurdo de entrada, no hay color.

    En cuanto películas de acción soy de la opinión que durante los 90’s se hacían mas y mejores que ahora con muchos menos recursos tecnológicos, vease Demolition man, True Lies o Total Recall, ya veremos el remake de esta ultima con el señorito Farrell, desde mi punto de vista un despropósito de película.

  • Anónimo

    100% de acuerdo con la crítica.
    Como espectador de la ciencia-ficción, deseo conocer más sobre toda esa sociedad que vive pendiente del reloj en su brazo, tanto los que gozan de milenos como los que viven al día, literalmente. Sólo la idea de pertenecer a la clase baja me da cierta sensación de asfixia. Hubiera disfrutado de un guión más “lleno” (a pesar de que eso pudiese alargarla a las 2 horas y pico) y con menos “nena, dale brío que nos chapan”.

  • Anónimo

    Bastante disfrutable en su conjunto.

  • Anónimo

    Es muy exagerado comparar esta pelicula con una sobrada made in Bay como La Isla , para empezar porque solo se limita a poner persecuciones y algun que otro tiro con bastante moderacion , no es esa cosa tan burda con camara eplileptica y explosiones como es La Isla.Y por cierto en estas explosiones ni una

    Aunque tengo que decir que en Plan Oculto el tema de la persecucion se da practicamente al final y esta mas justificado que en esta pelicula

  • Anónimo

    Que lástima, de verdad. Tener una buena idea y dejarlo de lado para hacer una mas de chico con chica de la mano corriendo con explosiones varias al mas puro estilo La Isla de Bay, o la reciente Destino Oculto, que tambien se desinfla en cuanto decide relegar un personaje femenino perfectamente presentado y empacado con el protagonista para convertirlo en un “voy de la mano” sin mas.

    Que sí , que queremos espectáculo, pero tampoco queremos sentirnos idiotas, atacadnos un poco el cerebelo hasta el final y nos tendreis en el bote. Así no.

  • Anónimo

    Más bien para no sentirte mal emulando a Edipo xDDDDDDDDD

  • Anónimo

    Yo la vi el Sabado y era justo lo que me esperaba asi que a su manera la disfrute , es decir sabia que esa gran idea no podian aprovecharla en una pelicula tan comercial , porque ese argumento que busca criticar el capitalismo no puedes desarrollarlo por la puta cara delante de unos productores que estan a favor del mismo capitalismo , asi que como era de esperar el director opto sabiamente por un plano mas comercial y que el mensaje fuese algo mas sutil

    Curiosamente la pelicula recuerda vagamente a Gattacca por mostrar un sistema que discrimina a las personas dependiendo del origen de su clase social , salvo que aqui la separacion es mas evidente a tratarse de algo que no todo el mundo puede tener al menos antrs de nacer

    Si algo le tengo que reprochar a esta pelicula a la hora de compararla con la genial Gattacca , es que a In Time le falta ese desarrollo de personajes tan logrado que tenia la otra pelicula del mismo director , mientras que el protagonista esta mas o menos bien planteado el resto de personajes no cumple

    Para empezar el personaje de la chica es demasiado artificial , no cuesta mucho convencerla para que se ponga de lado del prota y apenas muestra unas emociones que te hagan empatizar con el personaje , vamos que casi se puede decir que te da igual se vive o muere , en cuanto al personaje del policia si bien es carismatico y se nota que el actor sabe darle el suficiente empaque se nota igualmente desaprovechado.Cuando lo vi llegue a pensar que incluso tendria mas trascendencia en la hisoria y que hasta acabaria ayudando al prota y al final…bueno los que lo han visto ya saben a que me refiero , pero es que da la sensacion de que hay aspectos en el guion sobre ese personaje que por falta de tiempo no se pudieron incluir

    Incluso se me paso por la cabeza que podia tener una revelacion a lo Dart Vader XDDD , de hecho hay un momento en donde “casi” pense que al final seria eso , pero como ya digo ese personaje se desaprovecho.Luego estan las tonterias como lo que ya se ha mencionado de los guardaespaldas pero bueno son cosas pasables , al final pase el rato y ya esta , me quede safisfecho aunque es innegable que sobre todo a nivel de personajes la pelicula tambien podia haber dado mas de si

    Tengo que decir ademas que la OST sin ser gran cosa tiene algunos temas que me gustan bastante en donde se combinan orquesta y musica electronica , sobre todo en los momentos de accion

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast