Las Horas Perdidas

Buscar


Breves



Podcast



Tráilers


Críticas




ATTACK THE BLOCK

Escrita por: Rafa Martí­n | 8 diciembre | 9:02 AM

Joe Cornish | Joe Cornish | John Boyega, Jodie Whittaker, Nick Frost, Alex Esmail, Paige Meade, Leeon Jones, Luke Treadaway, Jumayn Hunter | Thomas Townend | Jonathan Amos | Steven Price, Basement Jaxx | Marcus Rowland | James Wilson, Nira Park | Edgar Wright, Tessa Ross | Studio Canal Features, Film4, UK Film Council | Avalon


Nota de los lectores:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.2/10 (51 votes cast)

19

Lo mejor que se puede decir de Attack The Block es que es un entretenimiento muy decente, tiene mucho amor, y puede ser la carta de amor más bonita que jamás se le haya dedicado a un puto macarrilla de barrio. Todo lo demás –el contexto, el bombardeo en las redes sociales anglosajonas, su abrumador éxito en festivales de cine fantástico, “la nueva tal”, “la nueva cual”, “la versión mejorada de”– pasa a un segundo plano. Temo que eso no sea suficiente porque cada vez estoy más seguro de que, a estas alturas, lo “bien hecho” no basta: tiene que ser la polla. Esta peli no lo es: no estalla realmente hasta los cuarenta minutos, cuando se libera de un par de lastres y entra realmente en faena, con la BSO de Basement Jaxx petando a todo trapo, para convertirse en lo que promete desde un principio. Macarras contra alienígenas en una claustrofóbica vivienda de protección oficial. Y a partir de ahí todo queda en manos de chavales armados con petardos y dos promesas de diferentes edades que a partir de ahora van a vivir tiempos mejores: John Boyega –futuro Tyson para la HBO– y Jodie Whittaker –que ya estuvo sensacional hace cinco años en Venus, con Peter O’Toole–.  Y a mí, con eso, me vale, de sobra.

Como decía, invita a ver más allá del hype, por méritos propios. Un ejemplo a nivel técnico: los bichos. Formas felinas absolutamente negras, sin textura, de los que solo se pueden distinguir hileras e hileras de dientes fosforescentes. Si algún día me encontrara con el director de la peli, Joe Cornish, me encantaría preguntarle si de pequeño jugaba mucho al Another World, porque el parecido es clavado.

Un ejemplo humano: la dinámica que se establece entre los personajes. Por un lado tenemos la banda de Moses (Boyega, cuya cara de poker no revela absolutamente nada). La versión original del film tiene la ventaja de que podremos escuchar una jerga barriobajera absolutamente incomprensible que provoca en un servidor un efecto extraño y enormemente personal: por un lado es un lenguaje desconocido; por otro, sé que los chavales siempre han tenido sus propios códigos. Es algo universal y nos toca muy de cerca. Y son crueles. Eso también es universal. Porque por otro lado está Sam (Whittaker), a quien la banda atraca nada más comenzar el film. Es una secuencia sin ningún tipo de miramientos — sin pasarse, que esto no es Irreversible–: primero la acojonan, luego la sajan. El hecho de que Sam y Moses tengan que convertirse en aliados a la fuerza a lo largo del film (y sin aceptarse del todo, comienzan a desarrollar un enorme grado de respeto) a partir (no tanto a pesar) de esta experiencia,  sostiene perfectamente la película. Creo que Cornish no cierra su historia del todo bien, pero durante la práctica totalidad de la peli, funciona de maravilla.

En sus mejores momentos, la peli no se corta. Van a morir niños. Violentamente. Es un film bastante libre de las restricciones que acompañan a una premisa de estas características. Se ve en sus muertes y se ve en el entorno en el que transcurre la película –un secundario es, por ejemplo, un gangsta bastante violento. A veces funciona como alivio cómico, a veces da bastante grima–. La explicación que se le puede dar a ello reside en un aspecto que veo de vez en cuando en el cine reciente de las Islas –en el Boyle de Tumba Abierta, en Ritchie, en los McDonagh de Escondidos en Brujas o The Guard, en las pelis de Neil Jordan… y si has escuchado un disco de The Streets o Dizzee Rascal, lo mismo vale para la música–: cuanto más sórdido parece, más divertido les resulta. Y en el film ello se refleja en una constante incomodidad. Attack the Block no, repito, NO es un film amable. Pero ahí reside su encanto.

Todas estas virtudes suman como una hora y algo de peli. Hay veinte minutos que no me importaría que Cornish se ventilara en un futuro director’s cut. Comenzando por Nick Frost y toda la subtrama de humor porrero de mierda que nos presenta –qué me gustaría haber visto: coca. A quintales. No es que sea tampoco exactamente digno de aprobación por parte de las autoridades, pero a nivel dramático siempre me ha parecido más interesante ver a enfarlopados que a fumetas: si ellos se duermen, tú también lo harás. Estos momentos se distinguen por, además, ser los únicos momentos en los que la película, en sí misma, peligra y comienza a perder personalidad y amenaza con convertirse en un arsenal megaguai de referencias (un personaje fumado tiende peligrosamente a caer en la autorreflexión o lo que es lo mismo, hay una altísima probabilidad de que acabe diciendo “ey, esto parece una peli”, lo que para la peli, en sí, es la muerte). Otra cosilla: hay por ahí una persecución bastante confusa, al principio del film, por unas escaleras. Y, en última instancia, ninguna de las escenas de acción de la peli son el colmo de la imaginación –si lo fueran ya estaríamos hablando de Palabras Mayores–. Pero la puesta en escena es dinámica, se saca partido del escenario, y en su último tercio el ritmo se dispara lo suficiente para olvidarme de todos los peros que he visto antes. Sin alardes, pero me convence.

Y finalmente, está el corazón. Toda la película podría resumirse en un plano: Moses, abrazado a una Union Jack junto a un balcón en llamas. Tras noventa y pico minutos de metraje, muchos tiros, muchos petardos –de las dos clases–, algunas sobras que otras, Attack the Block es el reflejo en sus propios términos de sus hermanas estadounidenses. Si esperábais un combate contra Super 8 o Los Goonies, este no es el momento ni el lugar. Mejores o peores, son hermanas de espíritu. Todas ellas defienden a la clase trabajadora. Todas ellas llaman a la insurrección juvenil. Todas ellas hablan de descubrimiento. Y en el caso que nos ocupa en esta ocasión, sobre todo es un entretenimiento como Dios manda. Ni más ni menos.


Tags: , , , , , , , , ,


Articulos Relacionados:


  • http://www.youtube.com/rafaeldarro Rafael Darro

    Ha costado lo que el capitan trueno, ¿no? just saying…

  • Anónimo

    iguales*

  • Anónimo

    A mi me ha encantado. Es entretenida y está bien hecha. No sé por qué no hacen más películas igual.

  • Anónimo

    La he visto hoy en V.O.S. y me ha parecido un buen divertimento. No es la hostia en vinagre como muchos apuntaban, pero es muy entretenida y tiene cierto aire de serie B ochentera. La banda sonora cojonuda, eso si y los chavales se hacen entrañables aunque sean bastante hijoputas. Se echa en falta algo más de mala leche, pero en general se trata de una buena película.
    Recomendable.

  • http://twitter.com/ccascarrabias CinéfiloCascarrabias

    Yo creo que se parece más I am Legend de Will Smith; con prota blanco.

    The Road, de las mejores novelas que he leído (soy muy fan de McCarthy)

  • http://twitter.com/ccascarrabias CinéfiloCascarrabias

    Pues a mi Super 8 me pareció aburridísima e ilógica (sobretodo el último tercio). Con ésta, en cambio, me lo pasé teta.

    Por cierto, yo me quedo con el actor que interpreta al “mano derecha” de Moses (el de los petardos). Hilarante el tío.

  • Rafa Martín

    The Road de McCarthy, según los tíos que hicieron Uncharted. Es de esperar que sea la absoluta repolla. 

  • sasha

    Offtopic de mierda: Juego de play3.¿Que es esto?
    http://www.lastofus.com/

  • sasha

    Ire a ver la de Santa CLaus.

  • http://twitter.com/dabit_patan David

    La vi en Sitges y, sí, es un gran entretenimiento, tiene miga y los chicos están pletóricos. Pero creo que le falta un hervor, no se, algo de chispa en los momentos de tensión y, sobre todo, le sobra todo el rollo fumeta. La banda sonora es taaaaaan guay que ya comienza a cansarme bastante todo esta alienación con cualquier cosa que huela dubsteps.

  • http://twitter.com/Agus_Sanchez Agustín Sánchez

    La vi tras recomendación por twitter de @hotasperdidas y me gustó bastante (la vi en VOS). Muy muy muy entretenida. Gracias!

  • Anónimo

     ”a nivel dramático siempre me ha parecido más interesante ver a enfarlopados que a fumetas: si ellos se duermen, tú también lo harás.” jajjajajaa, creo que la excepción que confirma la regla es El Gran levowsky no?? o no te lo pasaste teta con ‘El nota’. Gran frase, creo que este finde voy a ver la peli, me has convencido rafita¡¡¡

  • http://www.facebook.com/people/Jordi-Miguel-Novas/1541283485 Jordi Miguel Novas

    Sí, claro que es un entretenimiento, no es kafka, pero ¿cuántos entretenimientos bien paridos hay hoy en día? A mí la peli me pareció redonda en sus pretensiones, y que consigue exactamente lo que pretende. Y sobre todo, no se corta buscando a un público familiar, y hoy en día eso se agradece que no veas. Y estoy de acuerdo con lo que ya ha dicho alguien, recuerda a los Gremlins y a los Critters; no veo por qué todo el mundo mete en sus artículos sobre la peli a Super 8, que es una buena peli sí, y con extraterrestre, pero familiar y totalmente distinta en espíritu.

  • Anónimo

    No es la octava maravilla, pero es una película que se deja ver y divierte, me gustó mucho el valor que recalca Rafa, no es para nada una cinta para niños y eso se agradece, por que pudo haber caido en ñoñerias y no lo hace

  • Hugo Mier

    Totalmente de acuerdo, Rafita. A falta de ver Super 8, sí que me recordó a Goonies, pero ese tono violento la acerca un poco más a Gremlins o Critters. En todo caso, es muy entretenida y que no pretende ser la polla, se queda en su lugar y ese me parece que es su mayor mérito.

  • http://www.facebook.com/people/Juan-José-Zarzaparrilla-López/706182710 Juan José Zarzaparrilla López

    Yo me he enamorado de MOses… que guapo!! Y por cierto, la crítica estupenda… Así si, Rafa!

  • Anónimo

    A mi ya me cuesta seguir a la de Misfits…

  • sasha

    Moses es clavado a Denzel Washington.

  • Anónimo

    Me alegra comprobar que no es que no sepa inglés, sino que no hay quien les entienda cuando hablan. Sobre la peli totalmente de acuerdo, le sobra Nick Frost (que me encanta, pero no aquí) y alguna escena, pero los chavales son la hostia, kinkis totales en ese maldito barrio y sin pararse mucho a pensar qué hacer salvo cargarse a esos bichos tocapelotas. Y entretenida como ella sola.