Críticas

EL TOPO

POR DOCTOR DIABLO

Esta película es jodidamente perfecta. Obra maestra absoluta. Punto final.

Con esta  frase ya habría dicho todo lo necesario sobre El Topo (Tinker, Tailor, Soldier, Spy, o TTSS), pero como se supone que esto es una reseña y, sobretodo, porque pretendo que os gastéis vuestro dinerito en la entrada, poniendo así mi minúsculo granito de arena para que la peli haga la suficiente pasta como para que Alfredson y Oldman  puedan rodar las dos siguientes novelas de la  “Trilogía de Karla”, cosa que NECESITO desesperadamente, procedo a intentar desmenuzar por qué esto es así.

TTSS es la segunda película del sueco Tomas Alfredson, que con su debut Let the Right One In ya dejo claras muestras de su talento un par de años atrás. Ahora, bajo el peso a menudo asfixiante de la “segunda película”,  no sólo confirma las expectativas sino que apunta a grande.

TTSS cimenta su genialidad en un encadenado de aciertos, desde la clásica y a ratos sinfónica partitura de Alberto Iglesias, hasta una fotografía que tiene en el claroscuro su razón de ser, pasando por un apoteósico plantel de secundarios (Hardy, Hurt, Strong, Cumberbach, Tobey Jones, Firth) que componen el mejor reparto masculino desde Sin Perdón.

Esta panda de bastardos alcanzan el zénit de lo que un plantel de actores puede lograr durante los flashbacks de la fiesta navideña.

Pero el camino a la gloria que TTSS recorre hasta la meta y más allá, no habría sido posible sin el engranaje mágico que componen estas cuatro piezas:

LE CARRÉ- BRIDGET O’CONNOR/PETER STRAUGHAN- ALFREDSON- OLDMAN

El primero ha estado implicado en la confección del film desde el primer día, y además de facilitar un pedazo de novela de primer nivel como base, ha actuado como consultor durante todo el proceso creativo de la película.

El matrimonio de guionistas O’Connor & Straughan consiguen llevar a cabo una portentosa adaptación del mastodóntico, en calidad y extensión, libro de Le Carré, partiendo de la acertadísima elección de minimizar  y condensar la parte referente a los entresijos  del espionaje durante la Guerra  Fría,  para poner en primer plano los estragos de este mundo en el alma de aquellos que lo pueblan y viceversa, es decir, cómo las pasiones, sueños, miedos y debilidades que nos afectan a todos y cada uno de nosotros condicionan,  y en muchos casos hasta determinan,  el resultado de planes y juegos de poder concebidos en un principio con una frialdad y un racionalismo extremos. Y eso señores, es lo que de verdad interesa en la obra de este escritor.

Este matrimonio de guionistas ingleses no había producido ningún material especialmente reseñable hasta la fecha,  y me escalofría pensar como el cáncer que se ha llevado a O’Connor a la tumba, haciendo de TTSS su trabajo póstumo,  ha podido influir en el terriblemente bello tono de despedida y elegía que destila el film.

Cabe reseñar también la elaborada y casi hipnótica estructura del guión que avanza y retrocede en el tiempo, ofreciéndonos retazos de información vitales para el pleno disfrute de escenas tanto anteriores como posteriores.

Cómo soluciona esta intrincada estructura el director sueco con dos simples, pero importantísimos , pares de gafas nos lleva al siguiente punto.

Lo de Alfredson es de traca. Además de comprender perfectamente el tono y el ritmo del universo de Le Carré, hace gala de una inteligencia  extrema  en la puesta en escena y de andar más que sobrado para esto del cine. Sus elecciones son siempre naturales y llenas de clase y dan a la película una apariencia absolutamente orgánica (y orgásmica). No tengo suficientes elementos de juicio, sólo dos  películas son pocas para asegurarlo, pero me parece que nos encontramos ante uno de esos escasos directores sin ninguna ansia de protagonismo, capaz de mutar su estilo de película en película, en función de las necesidades de la historia y , aún así,  no caer nunca en lo genérico ni presentar síntomas de falta de identidad.

Sin el brillante trabajo de guionistas y director este film se hubiera ido tan ricamente a las tres horas largas para contar exactamente lo mismo.

Y  llegamos a Gary “el puto amo” Oldman.

Su interpretación del gris tecnócrata (pelo gris, traje gris, vida gris) George Smiley, que deberá volver de su retiro para desenmascarar al topo que filtra información a los rusos desde las más altas esferas del MI6 británico, o The Circus como ellos lo llaman, escapa a cualquier adjetivo.

Oldman trabaja desde una ausencia casi absoluta de inflexión vocal, que únicamente altera en su careo final con el Topo, y unos ojos que la sustituyen y cuentan párrafos enteros de guión en una fracción de segundo.

Su tránsito desde ese hombre transparente hacia  ese plano final donde se convierte en el King of the Fucking World  pasa, a mi parecer,  directamente a los anales de la historia del cine al mismo nivel del Atticus Finch de Peck  o el Mastronniani de Ojos Negros.

Esa clase de interpretación tan fina, tan inteligente, tan sutil que a primera vista puede no parecer tanto, pero que en realidad se funde a cualquier gritón laureado y a su batido, por bueno que éste sea.

Para terminar, dos apuntes.

Mención de honor a la pluscuamperfecta dirección artística que hace que hasta el jodido humo de los cigarrillos que se consumen vorazmente durante el metraje parezca humo de 1973.

Y atención especial  a dos escenas y un plano/contraplano que resumen esta maravilla de película.

Las escenas: el encadenado inicial durante los créditos y tras estos, que nos resume al personaje central sin necesidad de una sola palabra, y su paralelo al final del film, dónde al ritmo de “La Mer” se nos descubre el destino de cada personaje al mismo tiempo que se captura su esencia en una Polaroid de nitidez  y precisión extraterrestres.

Y el plano:  Mark Strong y Colin Firth y dos lagrimas de sustancias distintas cayendo de sus ojos. ORO PURO.


Tomas Alfredson | Bridget O'Connor & Peter Straughan, basado en la novela homónima de John le Carré | Gary Oldman, Colin Firth, Mark Strong, Tom Hardy, Toby Jones, Benedict Cumberbacht, John Hurt, Kathy Burke, David Dencik, Ciaran Hinds, Svetlana Khodchenkova, Konstantin Khabenskiy | Alberto Iglesias | Hoyte Van Hoytema | Dino Jonsäter | Maria Djurkovic | John le Carré, Debra Hayward, Ron Halpern, Liza Chasin, Douglas Urbanski | Tim Bevan, Eric Fellner, Alexandra Ferguson | Studio Canal, Working Title Films | DeAPlaneta |
  • http://www.facebook.com/people/Ianthe-Delgado-Blázquez/100001904896736 Ianthe Delgado Blázquez

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, la película me a parecido genial técnica y artísticamente pero no me he enterado de ná, tengo un montón de preguntas referentes a la trama. Además estuve a punto de dormirme al principio….

  • http://www.facebook.com/people/Konata-Izumi/100000493321190 Konata Izumi

    Es entretenida, tiene un buen reparto y requiere algo de atención por parte del espectador, No se puede pedir mas. Un buen producto sin adornos.

  • Anónimo

    Obra maestra. Pero no se me fue de la cabeza El Buen Pastor mientras la veía. Y la película de De Niro no le tiene nada que envidiar a esta.

  • http://twitter.com/pabliter Pablo Casado

    Acabo de verla y tengo dudas de qué sensación me ha dejado. Creo que es una gran película: fotografía, actuaciones, guión y música están muy bien pero el ritmo me ha parecido un poco excesivamente lento (se ha dormido alguna que otra persona en la sala) y la película esconde demasiado los detalles que desenmascaran la trama. Algunos creo haberlos entendido pero otros tantos se me han escapado.

    Estoy seguro que gente que haya visto más de una vez la película habrá disfrutado bastante del segundo visionado con más tiempo de centrarte en ciertos detalles y en ciertas escenas que en general. O gente que se haya leído el libro – cosa que yo no he hecho – podrá encontrar pistas y detalles que los simples espectadores no somos capaces de cazar al vuelo.

    Por lo tanto me deja un sabor agridulce: tiene detalles para ser una película de 10 pero , aunque no me gusta usar este término, su densidad argumental y su ritmo en mi caso me han frustrado como espectador. Puede que no estuviera yo preparado para verla, que estuviera “achorrado” o que simplemente no sea lo suficientemente listo o perspicaz pero el no haberme quedado con ciertos detalles lo ha dejado en un coitus interruptus.

  • Anónimo

    Buenas Gerardo:

    Puede que sea un problema de sensibilidades, y puede que el equivocado, o el de la sensibilidad minoritaria sea yo. Reconozco que estoy en minoría, y que si esto del cine se basara en criterios objetivos, yo sería el equivocado. Pero ya sabes lo de las opiniones y los culos, cada uno tiene el suyo.

    Tú ves personajes vivos, a mi me parece que guardan su alma en la nevera. A ti los flashbacks te gustan, a mi me parecen demasiado largos, mal ubicados y redundantes. Creo que la peli está mal narrada, que incluso hay hachazos de montaje, y esta opinión, para muchos querrá decir que tengo problemas de atención o de comprensión, pero hay personajes que apenas aparecen y que me da la impresión de que se han quedado en la sala de montaje.

    ¿Por qué me parece mediocre? Porque todo el mundo piensa que es genial, y eso me hace ser más duro en la crítica. Si todo el mundo echara pestes de la peli yo podría sacar tres o cuatro puntos buenos de la misma. Ojalá la hubiera disfrutado como vosotros, pero es que no he podido.

  • http://twitter.com/darkavm Ángel Vidal

    Vista de nuevo. La primera vez me había encantado, pero me dejó una
    sensación extraña en algunos puntos; ahora suscribo todo lo dicho por
    Doctor Diablo punto por punto. Obra maestra y la mejor película del año.

  • http://www.facebook.com/people/Gerardo-Medina-Pérez/1108401785 Gerardo Medina Pérez

    Ejem, 
    no es necesario acudir al detalle de las gafas para entender que estamos ante un flashback, y ni de lejos es el único detalle que te avisa de estar ant eun flashback como apuntas tú. De ser así, a muchos nos costaría habernos dado cuenta. Es mucho más sencillo que todo eso. Son flashbacks porque aparecen personajes que o ya sabes que están muertos o sencillamente jubilados. Vamos, flipar con lo de las gafas me parece similar a “he flipado porque los personajes tenían un peinado distinto en los flashbacks, y así he sabido que eran flashbacks…” En ese sentido, lo que es pedante es tu comentario en sí, alardeando de que has notado que eran flashbacks por el detallito de las gafas, y de que es el único modo de reconocerlo. Cuando hay detalles más simples, como los que te he comentado, que te ayudan a diferenciarlos perfectamente.

  • http://www.facebook.com/people/Gerardo-Medina-Pérez/1108401785 Gerardo Medina Pérez

    Estoy de acuerdo en una cosa contigo: me ha dejado frío. Pero ojo, que esto me pasó también cuando vi El árbol de la vida, El caballero oscuro, La delgada línea roja, El dilema (la de Michael Mann)… filmes que, en su segundo visionado, me maravillaron, filmes que cuando los estaba viendo, aunque me perdí por el camino y me dejaron frío, sabía que eran buenísimos artísticamente, pero que no sabía apreciar en su momento. La he visto hoy y mañana mismo me la pongo de nuevo, porque estoy convencido de que estoy ante una joya. Que sea mejor o peor que otras de 2011 es ya gusto de cada cual (yo vibré con Drive), pero estoy convencido de que me gustará más la segunda vez.

    Sin embargo, no estoy nada de acuerdo con el resto de tu disertación. Es fría en apariencia, pero los personajes están totalmente vivos por dentro (fíjate, eso sí lo capté la primera vez). Transmiten más con silencios, miradas, gestos, e incluso traicionándose entre sí que con llantos, gemidos, etc. Cuestión de gustos, como lo de La mer, que para ti es una versión horrible, y a mí me parece deliciosa. Los flashbacks están perfectamente insertados y ayudan precisamente a entender a unos personajes anclados en el pasado.

    Pero volviendo a ti, te contradices al final. Dices que no es mala, ¿pero sí mediocre? No te veo argumentos de peso para defender tu posición, salvo que dices que te ha dejado frío.

  • http://twitter.com/Agus_Sanchez Agustín Sánchez

    Por fin la pude ver… dónde dicen que hay que poner pasta para que puedan rodar las 2 siguientes novelas de la “trilogía de Karla”? Esta peli es LA LECHE, salí del cine con los ojos rojos, no podía (no quería!) parpadear por si me perdía algo, está llena de detalles. Qué ganas tenía de ver una peli así. Oldman cuando cuenta su historia con Karla… esa mirada… 

  • http://twitter.com/jesusrubio Jesús Rubio

    Hola!

    Tengo que deciros que he ido por segunda vez al cine a verla, y con la calma, he comprendido toda la peli… o al menos lo suficiente para dejarme satisfecho.

    Más que críptica, me ha parecido que está hecha con una economía narrativa enorme, con tantas cosas que cuenta.

    Dadle otro visionado, que seguro que la saborearéis más.

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast