Críticas

LOS DESCENDIENTES

Desde que dirigiera Election, la filmografía de Alexander Payne se ha convertido en toda una tesis sobre las catarsis personales, sobre personas que en sus vidas aparentemente estables se dan cuenta de la miseria acumulada y obviada durante años. Personas que se asoman a un abismo que les obliga a reaccionar. En A Propósito de Schmidt hablaba de ese abismo en la jubilación, en Entre Copas lo enmarcaba dentro de una amistad de dos carrozas a prueba de bombas y ahora, con Los Descendientes, en el seno de una familia. En todas ellas con un viaje físico como reflejo del viaje emocional, aunque, como en este caso, no estemos exactamente ante una road movie.

Los Descendientes se centra sobre todo en la figura de Matt King (George Clooney), un hombre de mediana edad que recibe la desagradable noticia de que su mujer se ha accidentado en un viaje en lancha y ha quedado en coma. Si el hecho es ya de por sí traumático, su gran encontronazo con la realidad se da al ser consciente de que ha sido un padre ausente, un marido poco atento y, para colmo, un cornudo. Un buen sopapo que llega en uno de los momentos más críticos entre sus familiares. Primos y primas que están pendientes de la venta de un gran trozo de una paradisíaca isla hawaiana, heredada de sus antepasados. King, sin embargo no puede evitar investigar con quién y por qué su mujer le ponía los cuernos.

Lo grande de Payne es que un argumento de este tipo, que podría ser un dramón chungolacrimógeno, se convierte simple y llanamente en un películón, porque no carga las tintas en las desgracias, pero tampoco las evita, la lágrima que genera es honesta, sin adornos, sin ponerte cebolla en los ojos, y compensa muy bien toda la odisea de King y sus dos hijas con buenas dosis de comedia. Todo fluye de forma natural, todo es reconocible, porque ante todo, es una película humana.

Esa humanidad que transmite la película es la que le permite a Payne, como quien no quiere la cosa, marcarse de paso una crítica a la especulación inmobiliaria y a la destrucción de paraísos naturales. La ceguera que el personaje de Clooney ha vivido durante años hacia su familia, es paralela a un estilo de vida que impide ver en un terreno virgen y puro otro valor que no sea el del dinero a percibir de una posible venta. En el fondo, esta película no deja de ser un despertar ante la vida y las emociones reales, un reseteo de prioridades en alguien que se ha pasado años oculto entre pilas de papeles, reuniones, trabajo, trabajo y más trabajo. El esfuerzo, entre heróico y patético, de un tipo por dejar de sentirse un extraño en su propia vida.

Nada de esto sería posible sin Geroge Clooney haciendo una de sus mejores interpretaciones, quizás la mejor de su carrera, desbordando carisma, emoción y una mirada sincera ante todo lo que le sucede. Mérito suyo y supongo que de Payne, que es capaz de sacar petróleo de las dos hijas del protagonista y de un actor como Matthew Lillard, que iba encaminado al olvido más absoluto a base de papeles de mierda y caras de pastillero chungo independientemente de la película en la que le colocasen.

Quizás entre tanta peli elegante y tanto thriller hipercool que nos ha traido la cartelera en los últimos meses una película como esta despierte cierta indiferencia, pero es posiblemente la única que os permita salir del cine como si acabarais de salir de un gimnasio para trabajar sentimientos. Y con esta frase tan pedorra, os invito a que vayáis a ver este peliculón.


Alexander Payne | Alexander Payne, Nat Faxon, Jim Rash | Jim Burke, Alexander Payne, Jim Taylor | Phedon Papamichael | Phedon Papamichael | Kevin Tent | Jane Ann Stewart | Ad Hominem Enterprises | Hispano Foxfilm | George Clooney, Shailene Woodley, Amara Miller, Nick Krause, Patricia Hastie, Mathew Lillard, Judy Greer, Beau Bridges, Matt Corboy, Matt Esecson, Michael Ontkean, Stanton Johnson, Jon McManus, Hugh Foster, Tiare R. Finney, Tom McTigue |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • javier taboada garcia

    Clooney lo hace bastante bien, asi como el resto del reparto, pero la peli es soporífera y antepone sentimentalismo a sentimientos. Cuando pasan las dos largas horas te has dado cuenta de que nada es creíble. Muy floja. Los americanos no saben hacer peliculas de este tipo.

  • Emilio Pazo Núñez

    Yo solo digo que hay que verla porque es la mejor de todas las nominadas al Oscar (aunque estoy deseando que Scorsese me demuestre que estaba equivocado, o incluso Spielberg o Daldry, que no hay que fiarse de lo que se diga sin haber visto por uno mismo las películas).

  • http://www.facebook.com/people/Eduardo-Estévez-Valiñas/1353016709 Eduardo Estévez Valiñas

    Yo es que creo, directamente, que no hay subtrama ecologista.

  • Anónimo

    Un Clooney terrenal en plena catarsis personal en un paraíso de ukeleles y camisas horrorosas. Una película sencilla pero conmovedora. Las hijas muuy bien. La escena de la piscina Brutal.

  • http://twitter.com/Hickeystyle Jl Serrano

    Autenticamente conmovedor Clooney, fuerza y alma de la cinta. Me gustó más ‘Entrer Copas’, pero aplaudo a Payne por esta también

  • David Cotos

    Shailene Woodley me gusto su actuación. 

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast