Críticas

AL BORDE DEL ABISMO

Hace unos pocos meses Brett Ratner nos “deleitó” con Tower Heist, titulada en España Un Golpe de Altura, en teoría, una comedia de acción en torno a un gran robo que organizaban unos empleados desahuciados en su propia empresa. Es decir, promesas de diversión, risas y hasta cierta crítica social muy acorde con los tiempos que corren. El resultado, sin embargo, se quedaba sólo en esa fachada aparentemente atractiva que se desmoronaba rápido para ver una estructura carcomida de topicazos, pereza, escenas sin gracia y actores que pasaban por allí a cobrar su cheque… igual que el director. En Al Borde del Abismo pasa otro tanto de lo mismo, pero sustituyendo la premisa humorística por la intención de metértela doblada a mitad de película.

Todo comienza con un tipo, Nick Cassidy (Sam Worthington, el actor del mañana), que entra en un hotelazo, se aloja en su suite, sale por la ventana y amenaza con tirarse al vacío. Pronto el espectador ve que trata de llamar la atención, algo le perturba, le atormetna, le inquieta (como diría Esperanza Gracia), y a los veinte minutos de jugar a te digo o te dejo de decir uno empieza a oler el pescado en mal estado y lo que es peor, a aburrirse. Puedes empezar una peli así de fuerte, pero si en su primer tercio no sabes mantener la verdadera tensión de esa situación, mal vamos.

¡Vamos Sam, échale huevos!

Pasado el primer tercio llega el supergiro con intenciones de dejarte el culo torcido, el problema, como en muchas otras películas que buscan más el efectismo que la efectividad en estos giros argumentales, está en el punto de vista. Si acompañamos a un tipo a punto de suicidarse queda bastante feo de cara al espectador que no conozcamos sus verdaderas intenciones, las vamos descubriendo según avanza la trama, a medio camino entre su punto de vista y el de los policías que tratan de disuadirle.

Para colmo lo que empieza como un thriller tenso se va tornando en una comedia sin gracia, algo que sucede de la mano de personajes bastante tontorrones como los interpretados por Jamie Bell y Génesis Rodríguez, ésta última utilizada como reclamo publicitario en nuestro país por ser la hija de El Puma. Tócate las narices. Hasta en Torrente 4 había más coherencia al presentar a un secundario como Kiko Rivera como parte de la gran broma de sal gorda que es la saga.

La hija de El Puma, el debut más esperado del cine en 2012.

La película acumula temas, tramas y secundarios tratando de abarcar bastante más de lo que consigue desarrollar. Corrupción empresarial, crítica social, periodismo sensacionalista y suma y sigue, todo girando en torno al “carismático” Sam Worthington, un tipo que como dice Mary Carmen, ha hecho que Chris O’Donell nos parezca un tipo con presencia.

Vamos, una peli que como entretenimiento de sobremesa tiene un pase, pero que no aguanta dos visionados y tiene el dudoso mérito de hacer que Ed Harris, el nada disimulado malo malísimo, parezca Nicolas Cage hasta el culo de anfetas. Pura sobreactuación que, por contra, es lo más divertido de todo el percal.


Asger Leth | Pablo F. Fenjves | Sam Worthington, Elizabeth Banks, Edward Burns, Jamie Bell, Génesis Rodríguez, Ed Harris, Anthony Mackie, Patrick Collins, Titus Welliver, Kyra Sedgwick | Lorenzo di Bonaventura, Mark Vahradian | Jake Myers, David Ready | Paul Cameron | Paul Cameron | Henry Jackman | Kevin Stitt | Alec Hammond | Summit Entertainment, Di Bonaventura Pictures | Aurum |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • jgarciam4

    El largometraje comienza mostrándonos la ciudad de Nueva York desde las
    alturas, para ir metiéndonos el vértigo en el cuerpo. Inmediatamente
    después aparece Sam Worthington reservando una habitación con vistas y
    vemos como se prepara para intentar dar fin a su vida.

    Un largometraje en el que casi nada es lo que parece, original en su
    planteamiento, que consigue entretener (que eso es lo que buscamos de
    una película), con bastantes giros de guion sobre todo a partir de la
    media hora y con un Ed Harris con una caracterización de hombre mayor,
    demasiado exagerada y cutre para mi gusto. No es del tipo de
    largometrajes que cree reflexiones, ni discusiones trascendentales una
    vez haya sido visionado. Es del tipo de películas que te distraen
    mientras duran y consiguen que desconectes de la rutina. No es una obra
    maestra, pero tampoco es un bodrio.

    En resumen: cine para verlo tranquilamente una tarde en el sofá de tu casa.

  • Anónimo

    Vista y la peli es una chorradilla para pasar la tarde con el cerebro modo off. Hay demasiados personajes que no te llevan a nada y las “supuestas” sorpresas y giros te lo ves venir, me pregunto que narices hace Elisabeth Banks (En un papel que no le pega nada pero como sale tan guapa pues se le perdona) y que me decis de Eddie Burns (Supongo que para pagar las facturas y sacar dinero para sus proyectos como director). Lo de la hija del Puma, todo un descubrimiento. Dentro de poco Genesis Rodriguez la veremos en Casa de mi padre con Will Ferrell.

  • Anónimo

    Alquilaré no, descargaré.

  • Naxeteeee

    Idris Elba me parece ahora mismo el actor más desaprovechado del mundo. Su Stringer Bell en “The Wire” es un villano antológico. Y su interpretación es canela fina oiga. En “Prometheus” tiene pinta de ser el típico secundario que muera el primero. Una lástima.

  • Pierre V. Wilson

     
    Yo pienso que sin contar a Michael Fassbender, the next best thing será Idris Elba. Idris Elba se hará megafamoso gracias a la enorme “Pacific Rim” de Guillermo Del Toro que se estrenará en pleno Mayo del 2013. Además Hollywood necesita urgente otra superestrella negra pues Denzel Washington ya no está para los roles de heróe de acción que le siguen dando.

  • http://www.lashorasperdidas.com Mary Carmen Rodríguez

    Me encanta Benedict Cumberbatch. Me parece un actorazo y un tío con carisma, pero no le veo protagonizando cualquier cosa. El tiempo dirá. Y es una obviedad pero por fin Ryan Gosling se ha quitado la etiqueta de “marca blanca de Edward Norton”, le ha costado muchísimo, ahora sí que lo está petando de verdad. Iba a citar a Tom Hardy pero después de Esto es la guerra tengo mis dudas. Veremos qué sucede a raíz del estreno de TDKR. 

  • Corgan

     Y, sin contar Fuckbender, ¿quién sería tu next best thing Mary?

  • http://www.facebook.com/people/Juan-José-Zarzaparrilla-López/706182710 Juan José Zarzaparrilla López

     Aunque me ha hecho bastante gracia, a mi Sam Worthington me parece un tío con una presencia aplastante, y un carisma enorme. Y además, me lo follaría hasta quedarme sin prepucio…

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Es un destripe, sí. Por floja que sea la peli deberían respetar las pocas sorpresas que tiene. Pero al final las propias distribuidoras y productoras se limitan a que pases por taquilla, que luego disfrutes ya importa menos.

  • Anónimo

     P.P.D: Sí

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast