Las Horas Perdidas

Buscar


Breves



Podcast



Tráilers


Críticas




Diamond Flash

Escrita por: Javier Ruiz de Arcaute | 10 junio | 11:40 PM

Carlos Vermut | Carlos Vermut | Ángela Boix, Javier Botet, María Cuéllar, Petra del Rey, Alba Guerrero, Miguel Insua, Klaus, Rocío León, Eva Llorach, Santiago Meléndez, Miguel Noguera, Micaela Quesada, María Victoria Radonic, Teresa Soria Ruano, Ángela Villar | Carlos Vermut | Carlos Vermut | | | Carlos Vermut | | Psicosoda Films |


Nota de los lectores:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (31 votes cast)

5

Internet es un entorno muy dado al hype. Hollywood lo sabe y lo explota con películas como Prometheus o el Batman de Nolan. Pero el hype se da también en el cine más autoral e independiente cuando en ciertos círculos se encumbra una película. Diamond Flash es uno de esos casos. La ópera prima del dibujante de cómics y cortometrajista Carlos Vermut ha generado una gran corriente de apoyos que no he podido ignorar al estrenarse en Filmin este pasado Viernes. El hype convierte las películas en eventos necesarios. Debes verla para poder comprobar de primera mano si tanta expectativa y tanta alabanza estaba justificada.

Es complicado hablar de una película como Diamond Flash sin destripar su mayor virtud, que consiste, sin dar muchos detalles, en romper sus propios esquemas con cada nueva escena. Quienes ya hayan visto el trabajo más popular de Carlos Vermut, Maquetas, ganador de Notodofilmfest en 2009, sabrán a lo que me refiero. Esta película, precisamente por el mayor margen que da una mayor duración, realiza el mismo ejercicio, pero a lo bestia.

Imagen de previsualización de YouTube

Me resulta también complicado decir, como con películas más convencionales, si me ha gustado o no, la película no se rige por ideas simples y absolutas y, por tanto, juzgarla de esa manera sería pecar de simplista. También lo sería dejarme llevar por el entusiasmo que ha levantado en gran parte de su público, que muchas veces da la sensación de perdonarle todos los problemas que tiene por el hecho de ofrecer algo distinto. Ojo, que ese mero atrevimiento merece el aplauso, pero como en casi todas las ocasiones en que uno arriesga a dar la vuelta a códigos más que asentados y a experimentar en lo narrativo, a veces se patina. Y es que el juego de Vermut es a la vez la mayor virtud y el mayor problema de la película.

Para no destripar mucho del juego, aunque algo debo hacerlo, digamos que la película coge códigos del cine de género y el cómic y los aborda desde un modelo narrativo y de puesta en escena radicalmente opuesto. Y del mismo modo, no hay un único protagonista ni una única línea argumental, aunque todo, en mayor o menor medida, está interconectado por un hilo conductor que tarda en clarificarse, por lo que hasta mitad de película la sensación de “pero esto qué es” es la predominante. Parecen una serie de cortos, unos más acertados que otros, unidos de forma arbitraria. Esa confusión juega muy en contra cuando va unida a una puesta en escena y una planificación tan austeras, con cantidad de planos fijos y acciones fuera de campo, que es fácil que hasta produzcan auténtico rechazo si no acabas de entrar en la peli. Una decisión claramente autoral que también viene marcada por el hecho de que estamos ante una película de presupuesto muy reducido y un equipo técnico que se reduce únicamente al propio Vermut. Él escribe, dirige, monta, filma y hasta hace los efectos visuales. La cosa es que, consciente de sus limitaciones, decide apostar plenamente por él mismo como único valedor de su idea. Es SU película a todos los efectos.

Ahora bien, todos esos problemas y esa confusión cobran sentido a mitad de película, donde Vermut deja entrever sus cartas y te da un buen manojo de nuevas expectativas cuando ya casi todas habían desaparecido por puro desconcierto. A partir de ese momento te obliga a analizar todo lo ya visto y a estar muy atento a qué papel juega lo que queda por venir. La película gana muchos enteros en esta fase y honestamente creo que sin la confusión previa la cosa no funcionaría del mismo modo. Vermut juega a mantener el equilibrio en el límite entre la curiosidad y la paciencia del espectador, y dependerá mucho de cada uno que el juego le funcione o no. No diré que hace falta ser especial para disfrutar la película, que tampoco vamos a ponernos intelectual o culturalmente clasistas, pero desde luego exige al espectador mucho más que la mayoría del cine actual. Exige paciencia, exige apertura de miras, exige dejarse sorprender y exige perdonar los problemas que se derivan de una apuesta tan personal.

Debo decir también que hay un reparto, esencialmente femenino, estupendo y muy bien dirigido, seguramente su mejor herramienta para enganchar al espectador más escéptico, gracias a que lo extraño de la propuesta se compensa en gran medida con unas interpretaciones muy naturalistas y creíbles. Ellos son el vínculo con esa siempre necesaria porción de verosimilitud y empatía, y cumplen estupendamente. Algo muy meritorio cuando, como decía antes, la planificación es una clara apuesta por la sencillez más absoluta y sin una banda sonora que te refuerce qué sensaciones quiere transmitirte el director.

Por todo ello no puedo deciros si estamos ante una buena o una mala película, depende mucho desde el prisma del que la observemos. Hay ratos en los que me ha aburrido considerablemente, otros en los que estaba pegado como una lapa. Ideas que me han parecido recargadas y forzadas, y otras geniales y únicas. Digamos que si el cine convencional trata de cumplir las expectativas de su público potencial, es decir, un cine acomodado y que acomoda al público, esta película pertenece al otro grupo, al que lo que quiere es sorprender y esquivar los caminos previamente andados. Cine que, pese a sus imperfecciones (no olvidemos además que es una ópera prima), es el que muchas veces ayuda a desatascar la evolución en la forma de contar las cosas. Si buscáis un cine valiente, distinto, con un par de huevos, aún a riesgo de que no os guste, de que resulte pelín pretencioso, pero que os aporte una experiencia única, ésta es vuestra película. Si buscáis un cine más lúdico, probablemente no. Hay que dejarse llevar.


Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,


Articulos Relacionados:


  • http://profile.yahoo.com/ZCRD3K5K2R5UI5LUASEB4KBS2Q Eric

    La acabo de ver y me ha encantado. Leí el primer párrafo de esta crítica y vi el corto, y decidí no leer más hasta haberla visto. Sí que es cierto que tiene partes coñazo y partes que te absorben totalmente. No es una película fácil de digerir, ya que hay cosas a las que no se les da importancia hasta que hay que dársela, pero estoy convencido de que ganará enteros con cada visionado. En cuanto he visto que en los créditos figuraba Miguel Noguera he dicho “esto no puede ser malo”, así que depende muchísimo de las expectativas de cada uno.

  • lagamba

    Te engancha, cuida la forma, dirección de actores espectacular. 
    He visto un buen trabajo ( i esto siempre da gusto ), pero me ha dejado un vacio al final. Querer saber más i no poder. 
    No he entendido donde llega al final, i eso jode ( por mucho que deje cabos sueltos, se me escapa una parte del contenido) 

  • http://www.facebook.com/ruben.dossantos.96 Rubén Dos Santos

    Recomendada. Me parece una apuesta de las auténticas. Bravo por Carlos Vermut.

  • wronky

     Quizás algo exagerado el análisis, si es un poco desconcertante en cuanto al hilo argumental hacia la mitad. Sin embargo hay que verla tiene destellos excepcionales y no te dejará indiferente. Recomendada.

  • Ignacio Jesus Asensio Lavilla

    Demasiado pretenciosa para mi gusto… No compro.