Reportajes

HACER CINE CON EL MÓVIL

El otro día vi que uno de nuestros asiduos lectores, Edgar Burgos, iba a dar un workshop sobre hacer cine con iPhone (para los interesados, días 29 y 30 de Junio en Escuela Evolutiva, en Córdoba), y es que es cierto que a día de hoy ya podemos hablar seriamente de los móviles como una herramienta de trabajo profesional en el mundo audiovisual. Yo mismo he hecho recientemente mis primeros pinitos como profesor para una importante empresa del mundo de la comunicación donde muchos de sus periodistas utilizan cada vez más los móviles para sacar adelante grabaciones que luego se publican en la red.

¿A dónde quiero llegar? A que chicos, hacer cortos es ahora más fácil que nunca, al menos a nivel técnico. Hace ya tiempo que estamos en esa etapa que Coppola auguró hace años en la que gracias al abaratamiento de la tecnología y a su versatilidad, los próximos genios del cine podrían salir de cualquier rincón, y no necesariamente de “hacer carrera” dentro de la industria. Es cierto que hay móviles y móviles, y que hasta el mejor de ellos tiene sus limitaciones (de momento), pero conociendo sus pros y sus contras se puede sacar gran provecho a este tipo de dispositivos, que tienen ventajas como un peso ligerísimo, gran facilidad de uso, un precio económico en comparación con cualquier cámara de vídeo profesional, y muchos dan una calidad de imagen nada desdeñable.

Hace unos pocos años que se pusieron de moda las cámaras DSLR para filmar por su excelente relación calidad/precio, y sobre todo, por contar con unas ópticas estupendas, luminosas, con poca profundidad de campo, algo que a nivel narrativo y visual es estupendo. Hoy ya encontramos accesorios para iPhone como ópticas de todo tipo, por no decir que el teléfono ya cuenta con opciones de edición básicas y es cuestión de tiempo que todo ese tipo de accesorios y software sean muy cercanos a las necesidades de una producción básica y bien resuelta. Por ejemplo ya hay trípodes, steadicams o sliders pensados para smartphones. Y hay gente que con un poco de ingenio se hace sus propios soportes y ruedan cosas como ésta, que me recomendó el amiguete Alonso Trenado:

Quizás para hacer cine aún haya ciertas limitaciones que alejen estos terminales para según qué cosas, pero desde luego son ideales para medios periodísticos, por ejemplo, donde actualmente se pide a redactores que ejerzan también de cámaras y/o reporteros. ¿Qué mejor para eso que un aparato minúsculo, fácil de utilizar y que llevas siempre encima? ¿Acaso no te permite improvisar ante cualquier posible noticia que te encuentres cuando vas por la calle? ¿o bien grabar recursos para tus piezas audiovisuales cuando encuentras algo interesante?.

Seguro que varios de vosotros habéis hecho cortos o habéis colaborado en alguno y conocéis esa sensación típica en montaje de “¡me falta un plano!”. Sí, ese típico planito de transición o ese recurso que debiste haber grabado y dejaste sin hacer por falta de tiempo. Si en ese momento hubiese habido alguien con un equipo auxiliar grabando “cositas” quizás hubieras podido solventar ese problema, o ahorrar tiempo en la producción a modo de segunda unidad para determinados planos.

Aquí os indico un surtido de herramientas para iPhone y otros móviles ordenadas según el tipo de accesorio. Pongo sólo algunas, pero si buscáis bien hay gran bastantes más, sobre todo en tiendas online, desde Amazon a tiendas chinas como DealExtreme:

ÓPTICAS:

EnCinema (adaptador para ópticas de foto)

iPro Lens (sistema propio de ópticas)

Eye Scope (optica zoom muy baratica)

Ésta es compatible con más móviles, pero obviamente menos cómoda.

iPhone Lens Dial (tres lentes en una carcasa con un dial, como las antiguas cámaras de televisión)

STEADICAMS:

The Smoothee

SLIDERS:

Mobislider (para travellings cortos)

Y todo esto sin hablar de la cantidad de tutoriales que podéis encontrar con las siglas DIY (Do It Yourself) en el que mucha gente enseña como hacer artilugios caseros bastante apañados y por cuatro perras. Una opción interesante si se os dan bien las manualidades.

Si aún así seguís dudando de las posibilidades de estos dispositivos, aquí os dejamos Paranmanjang, corto rodado por Park Chan-wook (Old-Boy) con un iPhone 4:

Al final, lo que realmente marca la diferencia en un corto o una pieza audiovisual es el talento y el trabajo de quien está detrás de la misma.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • http://twitter.com/LeandreMarti Leandre Duran Tapia

    Y más cuando ahora mismo la originalidad es mucho más importante que todo lo demás. Hay mucha gente, mucha gente buena y mucha tecnologia al alcanze de todos, hay que ser original.

    Por cierto, ¿es mi PC más bien echo polvo o el vídeo se ve un poco como con poca definición?

  • Alvaro Talavera

    Está claro que ya que no hace falta que te preocupes por la cámara, puedes centrarte en otras cosas, como tú dices: el ritmo, la dirección de actores y, efectivamente, el sonido. Hice un cortometraje con una cámara de fotos (no reflex) para la universidad y el resultado visual es estándar pero el sonido es deficiente, aunque lo arreglé como pude. Y gracias a tener esa cámara, que ya digo que era algo sencillo, pude centrarme en muchas otras cosas que son más superficiales pero también importantes. Sin ir más lejos, los chicos de Solocomedia usarán seguramente una cámara normalita y sobra, porque lo importante es lo que enseñas, no cómo lo enseñas.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Claro, claro. Totalmente de acuerdo, por eso digo al final del artículo que lo importante es el talento y el trabajo, no la cámara. Es decir buenas ideas y saber llevarlas bien a término a base de mucho currar sobre ellas.

    Yo por ejemplo tengo una 550D, que está muy bien para hacer cortos, publis o videoclips, pero la complemento con una grabadora digital y un micro de cañón en condiciones si tengo que grabar voces en directo. Del mismo modo, tengo una Sony AX2000 para trabajos de batalla como reportajillos, making ofs o entrevistas donde necesitas ir rápido y controlar vídeo y audio tú solo. Que las de fotos molan mucho, pero si el entrevistado se mueve se va de foco, si haces zoom, te vas de foco, a los 10 minutos la grabación se corta sin avisar porque el procesador y el sistema de archivos te dejan tirado y eso, en una entrevista, puede ser la muerte. Es decir, que tengo herramientas para distintos trabajos y me cuido muy mucho de llevar la más adecuada en cada caso, y luego, obviamente, tratas de iluminar bien, de que el audio esté cuidado, etc. Y si haces algo narrativo o guionizado de algún modo, te preparas la estructura, priorizas los contenidos, buscas los planos más adecuados para cada instante, etc.

    Si la idea base del post es que si quieres lanzarte a contar algo, tienes herramientas a tu alrededor, pero obviamente, tengas una cámara de primera o un móvil apañao, lo que te salva un corto, un reportaje o cualquier trabajo audiovisual, es saber contar bien lo que quieres contar y ser consciente de qué te aporta a ello los recursos técnicos de los que dispones

  • Gunn

     Creo que se ha notado mi assssco en general por los productos (actuales) de apple, pero si, tienes razon en lo que dices. Tengo una camara de fotos que graba unos videos en HD que hace años me pareceria de ciencia ficcion, y siempre pienso que bien se podria intentar hacer algo con ella. Tambien es cierto que tengo un tomavistas y grabar una algo en 8mm me resulta mas romantico. Eso si, mi movil siguie siendo este, asi poco campo de accion me deja XD

    http://4.bp.blogspot.com/_SexM2iAXKtg/THqzrppVZ5I/AAAAAAAAA9k/cO3oUKYwdIU/s1600/V360.jpg

  • http://twitter.com/spunkmayer spunkmayer

    Ya, Javier, no iba por ahí. Estoy de acuerdo contigo, de hecho quien más quien menos, yo pispo por ejemplo, se ha liado un cortico con una miniDV, que eran GuarriCams, con las pretensiones de hacer otro Clerks y que el mundo se rinda a tu genio.

    Lo que quiero decir es que como medio de expresión, como entrenamiento, como primera opción, está OK; se hacen cosas muy chulas con la 5D y tal, pero como en todo pasan dos cosas chungas:

       1) Como la imagen es buena, parece que todo es bueno. Y no. El sonido, por ejemplo, ese gran olvidado, o la dirección de actores, o algo tan elemental como el ritmo, no lo dan las lentes ni la facilidad de uso del iPhone. Si la cámara te cuesta dos perras y la llevas en la mano, emplea más tiempo en ensayar, por ejemplo, no en hacer la misma escena desde 7 ángulos porque “total, es que muevo esto aquí ya ya está”.

       2) Lo más peligroso: querer hacer “300” con una sábana verde, un iPhone y un After pirata. Que si lo haces cuando tienes 18 años pues es normal, pero cuando un productor te dice que “oye, que en Los Vengadores grabaron con un iPhone” yo al menos me echo a temblar.

    Mira, una tontá: hace poco se ha puesto de moda usar un plugin llamado Twixtor para hacer cámaras ultra-lentas. Pues bien, el plugin complementa una cámara lenta que ya tengas hecha, y vale para algunas cosas, pero lo que la gente cree es que con éso te puedes hacer planos como los de “Immortals” grabado con una JVC de mano del Media Markt. Y luego se llevan unas hostias del copón. Quicir, que entiendo tu razonamiento, que los medios ya no son excusas para hacer algunas cosas, y añado: vale, pero tengamos los pies en el suelo; si lo importante son las historias y los actores, trabájate éso, que esa parte a veces se olvida. 

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Como digo abajo, no me refiero a que optes por un iPhone como herramienta de trabajo si lo que quieres comprar es una cámara de vídeo. Es que ni siquiera me compraría una de fotos chunga que grabe vídeo, porque hay handycams que dan FullHD por 200€. A lo que voy es que, si tienes un teléfono que graba vídeo bien, puede ser algo a lo que sacarle partido, puedes tener una segunda cámara que te de un buen resultado para determinadas cosas sin saberlo, o puede que nunca hayas rodado nada a la espera de ahorrar para ese camarón con el que sueñas, y mientras pasan los meses y los años no te lanzas con nada aún podiendo hacer cortos sencillos como el de arriba sin necesidad de gastarte un dineral, porque ya tienes con qué rodarlo.

    Es absurdo pensar que, al menos hoy por hoy, un móvil pueda reemplazar una cámara de toda la vida. No, pero sin duda es una herramienta válida para según qué cosas, y sabiendo esquivar sus problemas (rolling shutter, no tiene estabilizador, poca latitud, muchos automatismos que pueden fastidiar ciertas cosas), puede darte un resultado bastante profesional. En una entrevista mismamente, puedes tener una cámara en condiciones, pero puedes utilizar el teléfono para grabar un plano abierto del entrevistado que te permita ya jugar con dos cámaras en la edición, y que puedas cambiar de plano con tu cámara principal sin esperar a que el entrevistado termine de responder. A mí eso, por ejemplo, ya me parece una opción cojonuda.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Hombre, yo creo que en ningún momento digo que se pueda hacer cualquier cosa con un iPhone u otro móvil, sino que, conociendo las limitacions que tienen, pueden ser una herramienta muy práctica para hacer cortos, como segunda cámara, para que alguien ruede planos de recurso o, si eres periodista, captar la actualidad sin necesidad de llevar un equipo pesado. Insisto, siempre conociendo las limitaciones de estos terminales. Como en todo, uno debe saber qué herramienta tiene entre manos y qué partido le puede sacar, porque como bien dices, no se puede pretender abarcar la luna con las manos, pero nadie ha hablado de eso.

    Tampoco estoy diciendo que si quieres comprar una cámara, optes mejor por un iPhone. No, coño, cómprate la cámara. Otra cosa es que si piensas comprarte un móvil pero trabajas en el medio o simplemente te gusta el audiovisual, no está de más valorar la posibilidad de adquirir uno que te de ciertas prestaciones en temas de vídeo. O que si, simplemente, tienes un iPhone y nunca te has lanzado a rodar nada porque crees que no tienes con qué, quizás te equivoques, porque siendo honestos, estos móviles dan mejor resultado que las cámaras de cinta de 8mm que me prestaban a mi de crío cuando hacía mis pinitos con muñecajos, y con esas cámaras de vídeo caseras de calidad ínfima la gente se hacía cortos hace 15 o 20 años.

  • http://twitter.com/spunkmayer spunkmayer

    Hombre, igual que hay que asumir que lo importante es el talento y la historia, también hay que saber ponerle sentido común al proceso. El caso del iPhone 4 en Los Vengadores es paradigmático, porque igual esos famosos planos son imágenes que luego se insertan en un monitor en pospo, o que simulan una imagen que alguien toma precisamente con su móvil….

    Seamos serios. Es cierto que para hacer una buena peli no hace falta más que una cámara, la que sea, y una buena historia; pero no nos dejemos el cerebro en casa y pensemos qué tipo de peli podemos hacer con éso. Si precisamente lo que cuenta es la historia y los actores, no te inventes una movida con acción y FX para grabarlo con una GuarriCam. POr cada vez que alguien te dice “no hay que ser snob, con mi móvil te lo grabo”, tú le puedes responder “no hay que ser flipao, y lo que te ahorras en cámara gástatelo en un curso de guión, campeón”.

    POr otro lado, como tímido profesional del medio, también tengo que decir que mucho “cuidao” con el mensaje que se da con estas cosas. Lo que importa es el talento y tal, vale, pero que éso no sirva de excusa a los productores para que un tío sólo les ruede Avatar, porque no. Tengámoslo todos claro.

  • Alvaro Talavera

    Leí hace tiempo que una escena de Los Vengadores había sido grabada con un iPhone 4 (supongo que Apple puso pasta para ello) y que en el montaje final esa escena estaba incluida, incluso estaba en los trailers. Sinceramente, no conseguí detectarla en la película, ¿alguien sabe cuál es?
    Yo tengo una Cannon 600D (que me costó 599 pavos en internete, tirada de precio vamos) y con ella hago mis pinitos. Es increíble como con tan poco precio puedes conseguir resultados tan espectaculares. Si sabes manejarla bien y adaptarla a todas las circunstancias (como yo no tengo ni puta idea de hacer) consigues cosas increíbles. Ya que me pongo ¿Conocéis alguna página con tutoriales para usar la DSLR como cámara de vídeo? Da igual que sea en castellano o en el idioma de Chéspir, lo mismo me da.

Críticas

losultimosjedi

Ampliando horizontes en escala de grises.

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

Twitter

Podcast