Opinión

MAMÁ, QUIERO SER COMO BARDEM

Cuando James Dean se inició en el mundo de la interpretación y se estaba formando en el Actor’s Studio quería ser el nuevo Marlon Brando, antiguo alumno de la escuela, y que como actor consagrado, gracias al éxito de Un Tranvía llamado Deseo, primero sobre las tablas y posteriormente en el cine, dio una charla sobre sus experiencias como intérprete. Su obsesión por Brando no se limitó solo a imitarle en todo, era insolente y convertía los rodajes en un verdadero martirio, sino que su relación con el oscarizado intérprete de La Ley del Silencio y El Padrino fue mucho más allá de la simple admiración, y Marlon Brando era tan narcisista que simplemente se dejó querer.

James Dean falleció en un accidente de coche el 30 de septiembre de 1955, tenía tan solo 24 años y era uno de los actores más prometedores de Hollywood, aunque su actitud probablemente habría arruinado su carrera antes de lo previsto. Su repentina muerte, un mes antes del estreno de Rebelde sin Causa en los Estados Unidos, le convirtió en una leyenda.

Aunque James Dean fuese uno de tantos imitadores de Brando se convirtió en un modelo a seguir para una infinidad de actores. La verdad es que hay ejemplos para aburrir de intérpretes que pretenden emular a Dean o a Brando. Y se han pervertido tanto los conceptos de “nuevo Marlon Brando” o “nuevo James Dean” que a cualquiera se le cuelga una de las dos etiquetas. Normalmente no se suele ver más allá de las icónicas imágenes que han forrado paredes y carpetas.

En España tuvimos que esperar cuarenta años para que surgiese nuestro Marlon Brando, Javier Bardem. En el año 1992 se estrena Jamón, Jamón de Bigas Luna que supone el gran lanzamiento del actor y de Penélope Cruz. El éxito del film les convirtió de manera cuasi automática en iconos celtíberos. Ambos optaron a un Goya a las mejores interpretaciones principales y no ganaron por aquello de ser muy jóvenes y sin apenas experiencia en el mundo del cine. Fue en ese momento cuando surgió la idea de crear el Goya revelación, porque se pensó que Bardem y Cruz iban a ser los primeros de una larguísima lista de grandes estrellas del cine español. Estrellas como Ruth Gabriel o Saturnino García, los primeros ganadores del galardón, o como Liberto Rabal y Silke, algunos de los aspirantes al premio.

La trayectoria de Javier Bardem ha sido intachable. Gracias a Días Contados de Imanol Uribe y El Detective y la Muerte de Gonzalo Suárez logró huir de la imagen de macho español y comenzaron a llegar los premios. Por ambas interpretaciones fue galardonado con la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián. Y desde entonces ha cosechado un palmarés envidiable para cualquier actor, aquí no vale la expresión cualquier actor español. Cinco Goyas como actor por sus trabajos en Días Contados, Boca a Boca, Los Lunes al Sol, Mar Adentro y Biutiful, más otro por el documental Invisibles del que es productor. Dos Copas Volpi del Festival de Venecia por Antes que Anochezca y Mar Adentro, el premio al mejor actor del Festival Cannes por Biutiful, un Oscar al mejor actor de reparto por No Es País para Viejos y otras dos nominaciones en la categoría de mejor actor por Antes que Anochezca y Biutiful. Por No es País para Viejos tiene también un BAFTA, un Globo de Oro y multitud de premios de la crítica norteamericana.

Es por esto que Javier Bardem se ha convertido en el espejo en el que se miran los actores jóvenes. A finales de la década de los noventa, con la emisión de la serie Al Salir de Clase, comenzamos a ver a los primeros alumnos de la escuela Mamá, quiero ser como Bardem. El primer representante fue Sergio Peris Mencheta, que no solo posee un físico similar al de Bardem sino que también procedía del mismo equipo de rugby y ha estudiado con el mismo profesor de interpretación, Juan Carlos Corazza. A diferencia de Bardem, Peris Mencheta no ha logrado tener una carrera cinematográfica espectacular, ha contado con algún éxito aislado como Los Borgia de Antonio Hernández, ha trabajado a las órdenes de José Luis Garci en Tiovivo c. 1950 y El Capitán Trueno quedó como quedó así que para qué nombrarlo. Fuera de nuestras fronteras ha trabajado en Love Ranch del oscarizado Taylor Hackford, tiene uno por un corto, junto a los también premiados por la Academia Helen Mirren y Joe Pesci, que fue peor que mal, y también ha intervenido en Resident Evil: Ultratumba. No se puede decir que haya conseguido un carrerón y se ha quedado muy lejos de ser marca blanca oficial de Bardem.

Obviando a otros intérpretes intensos de tan exitosa serie juvenil, como Rubén Ochandiano, ¿la reencarnación de Charles Laughton?, ¿el representante de Jack Lemmon en La Tierra? ¿la Aurora Bautista del siglo XXI? Iván Hermés, que en cine no ha hecho prácticamente nada, o Hugo Silva, que por mucho que se esfuerce lleva más de una década siendo solamente un carpetero, pasamos a Oscar Jaenada. Este actor recibió el apelativo de nuevo Bardem poco antes de que se estrenase Noviembre de Achero Mañas por la que fue nominado al Goya al mejor actor revelación. El film no funcionó como se esperaba pero ayudó a situar a Jaenada en el mapa y destacaba además por tener una personalidad bastante marcada, hasta el punto de decir en plena promoción de una de sus películas, XXL, que la había hecho para pagarse el piso. Por su interpretación/reencarnación de Camarón a las órdenes de Jaime Chávarri se hizo con toda justicia con el Goya al mejor actor en el 2006 y ¿después de eso?. Prácticamente nada destacable que le permita situarse en apreciada opción B de nuestro cine, es decir, a la altura de Luis Tosar.

En los últimos años hemos asistido a la gran explosión del star system televisivo gracias a series como El Internado, Los Hombres de Paco, Física o Química o Sin Tetas no Hay Paraíso. Los protagonistas de dichas series se han convertido en objetos de veneración carpetil ya que directores de casting y ejecutivos de televisión han decidido apostar por intérpretes tremendamente atractivos pero carentes de talento y carisma, el Bardem más animal de Jamón, Jamón se los habría zampado sin pestañear, más de una vez he pensado en que los rechazados para determinadas series acaban en este programa. El éxito de Sin Tetas no hay Paraíso emitida por Telecinco catapultó a Miguel Ángel Silvestre, hacía tiempo que no se veía un fenómeno de fans similar en nuestra piel de toro. La fama adquirida gracias a su interpretación de El Duque le llevó a firmar un contrato de larga duración con Telecinco Cinema, la filial cinematográfica de la conocida cadena de televisión. Pero nada está cuajando. Alakrana, que nació como proyecto cinematográfico acabó siendo desarrollado para la pequeña pantalla, Verbo, la esperada ópera prima del cortometrajista de éxito Eduardo Chapero Jackson fue un desastre y Lo Mejor de Eva, un thriller destinado para el lucimiento de Silvestre y dirigido por Mariano Barroso no funcionó bien, algo mejor fue The Pelayos de Eduard Cortés, no dependiente de Telecinco Cinema, pero siguió estando muy por debajo de lo esperado.

Si a Silvestre le cuesta horrores cosechar un éxito cinematográfico a Mario Casas le sucede lo contrario. Después de pasar por la poco exitosa serie SMS fue dirigido por Antonio Banderas en El Camino de los Ingleses. Comenzó a convertirse en un ídolo televisivo gracias a Los Hombres de Paco y El Barco y fue uno de los miembros del reparto de Mentiras y Gordas de Alfonso Albacete y David Menkes, uno de los título más vapuleados de la historia reciente del cine español aunque no fue mal en taquilla. Con Fuga de Cerebros, 3 Metros sobre el Cielo y la recientemente estrenada Tengo Ganas de Ti, las tres de Fernando González Molina, ha llevado a los espectadores jóvenes a los cines, aunque Carne de Neón de Paco Cabezas, que no iba destinado a ese público, pasó más desapercibida. Grupo 7 de Antonio Rodríguez no ha ido mal en la taquilla, y ha cosechado muy buenas críticas, aunque Casas sale perdiendo frente a sus tres compañeros de reparto, Antonio de la Torre, Joaquín Núñez y José Manuel Poga. Su presencia en proyectos de más peso se debe a que es exigido por las cadenas de televisión financiadoras ya que su buen rendimiento en la taquilla le ha convertido en la esperanza blanca nuestro cine. Pero aunque sea muy voluntarioso y su presencia vuelva loca a las jovencitas aún no ha logrado demostrar garra interpretativa. Lo de heredero de Bardem le queda muy grande.

Como veis Javier Bardem ha tenido muchísimos imitadores aunque ninguno ha sido capaz de estar a su altura. Muchos se han quedado estancados en la intensidad de sus primeros trabajos o en la imagen del macho celtíbero que tan bien se explotó en Jamón, Jamón y Huevos de Oro. Pero la grandeza de Javier Bardem reside en un detalle que puede parecer mínimo, es capaz de desaparecer detrás de cada personaje, personalmente no veo a alguien con una enorme proyección pública sino que veo a Reinaldo Arenas, Santa, Ramón Sampedro o Anton Chigurh, eso se llama talento y no se puede copiar.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula, canallóloga y oscaróloga a mi pesar.

  • Saorise Maine

    No sé si después de varios meses alguién leerá esto pero allá voy.

    No creo que descubra el universo cuando diga que el fenómeno de Mario Casas solo funciona cuando el producto está dirigido a su público juvenil, el chaval puede salir en otras películas pero muy pocas de sus fans lo van a ir a ver. Yo cuestiono que el cierto éxito que tuvo de G7 sea por su presencia en la película, aunque no niego que le dió mayor visibilidad en los medios, pero ya ha habido varios casos de thrillers españoles que han funcionado después de tener una buena acogida por parte de la prensa. Aparte esta peli es de WB Spain y casi siempre que hacen una buena promo les suele funcionar bien la peli, creo que No habrá paz también era de ellos.

     En todo caso aunque como actor sea limitadito, el éxito comercial que ha tenido dentro del público juvenil trasladado al cine ha sido algo “inaudito” casi en el cine español. Y para hacer otras películas son necesarias estas. Aunque no estaría mal mejorar y cuidar los guiones un poco.

    Sobre el tema de Bardem no creo que pueda tener heredero porque aunque mucha gente lo encasille en el  papel de machote o de malo, es un actor muy versátil, y no solo a la hora de cambiar de peinado, yo me río cuando la gente dice que solo hace de malo (y creo que habrá hecho 2 ó 3 papeles como mucho incluyendo Skyfall) en fin es una forma de desacreditarlo, algo muy típico del país como deciá Fernan Gómez, y no solo en el mundo del cine.

    Hablando de Silvestre en una película que hizo con Roberto Álamo antes de ser “El Duque” lo vi bastante bien como interprete , es cierto que el muchacho no ha tenidoo éxito cinematográfico, el mayor creo que ha sido “The Pelayos” pero eso es solo un pastelito comparado con lo de Casas.

    Un actor que considero carismático y que creo que podría llevar público a las salas, aunque los datos de Pájaros de papel me contradigan, es Imanol Arias. Podría ser perfectamente un François Cluzet español, y al igual que el público juvenil puede dar taquillazos un público adulto lo puede dar también como pasó con Intocable, en el bus , en el metro, en todos los sitios las señoras iban hablando de la película francesa.

    Si me leéis saludos!

  • Vito85

    es deberia volver a la tele aquel programa “mama quiere ser estrella” pero esta vez se le llamara “operacion BARDEM” y de los casa que has comentado en gran REPORTAJE que has hecho MARY yo al que le ve futuro, pero si no hace mas peliculas, al estilo 3 msc o tengo ganas de ti, sino mas como grupo 7, podra tener futuro, si sigue con lo que hace ahora dentro de unos años, cuando llegue el nuevo dios para las niñas del ies, el casas sera olvidado http://www.youtube.com/watch?v=maby0JncxE8&feature=relmfu http://www.youtube.com/watch?v=MsITqXyHWbQ&feature=related http://www.youtube.com/watch?v=av7EjkjGfUE&feature=related 

  • rafaelgg

    No es tan descabelllado, Robert Howard imaginó a Conan como alguién atletico, no con el físico de un culturista de los 70, sobre todo porque esos físicos de Mister Olimpia no existían en los años 30. A Conan se le describe como “agil” y eso es algo que no se puede ser cuando se es una montaña de musculo(Fijaros lo lento que se mueve el Chuache en las secuencias de espadas, cualquier tio medianamente habil le podría meter unos cuantos centímetros de acero en el cuerpo).
       Sí es cierto, también se le califica como “grande”, pero “grande” es perfectamente aplicable a un tío que mida más de 1,85 y esté atletico, sin necesidad de tener una espalda de la anchura de un ropero, Bardem creo que es más bajito, pero eso es algo que se puede disimular con la cámara.

  • gort32

    Llamadme loco, pero después de ver la foto del Bardem he visto a mi Conan ideal.

    Vale que le faltaban unas sesiones en el gimnasio, pero le cambias el jamón por una espada y los vaqueros por un taparrabos y lo había clavado.

  • Elvira26

    Sí a mí también me encantó ese Corto están todos Geniales!

Críticas

hombrecaras

“El cielo pertenecía a unos pocos”.

tardeira

Cuando un actor nace para dirigir.

no respires

De Audrey Hepburn al slasher en un paso.

maxresdefault

Somos la suma de todos nuestros cuentos.

star trek mas alla

La sombra de Abrams.

Twitter

Podcast