Noticias

UNA MIRADA AL DISEÑO DE UN CLÁSICO

GQ publica este mes un artículo a cuatro páginas de Rafa sobre el diseño de Blade Runner aprovechando que se cumplen 30 años del estreno de la película en España. Un artículo en el que podréis ver la importancia vital que para Ridley Scott tuvo el aspecto visual de la película por encima, incluso, de los actores. Enamorado de los diseños de Syd Mead, Scott decidió, antes que cualquier otra cosa, crear un mundo tan hostil como humano.

Podéis leerlo en la edición impresa y también online en este enlace. Os dejamos un extracto para ir abriendo boca.

Es el último día de rodaje y Harrison Ford pasea por el set completamente borracho mientras ofrece una botella de Johnny Walker Red vacía en sus tres cuartas partes a cualquiera que le mire de frente. Mejor para todos, porque es de dominio público que Ford quiere matar a Ridley Scott y le prefieren vagabundeando entre bambalinas como prácticamente ha hecho durante la mayor parte de la producción del filme. Si Ford hubiera decidido estrangular a Scott, nadie habría hecho gran cosa para impedirlo, hastiados tras 15 meses de producción, turnos de 20 horas al día, seis días a la semana y una escalada de tensión que culminó en un frustrado motín con marcados tintes xenófobos declarado por el equipo estadounidense contra el director británico. Y Scott lo sabía, pero no le importaba, porque en esos momentos tenía otras prioridades en la cabeza. La primera de ellas era crear un mundo.

Scott llega a la producción de ‘Blade Runner’ en 1980 en una etapa personal marcada por la tristeza y la frustración: su hermano Frank acaba de fallecer por un cáncer de piel y se ha visto obligado a abandonar su proyecto anterior, ‘Dune’, por las inmensas dificultades de producción. No obstante, su desinterés por repetir una incursión en el género de la ciencia ficción queda rápidamente olvidado porque el guión que tiene entre sus manos, ‘Mechanismo’, de Hampton Fancher, es una cuidada trama futurista que no sólo le permite quitarse la espina de las únicas críticas recibidas por ‘Alien’ (1979) y desarrollar personajes –”por qué necesitas personajes cuando tienes a semejante bicho en la pantalla…”, comentaría después Scott en una entrevista conWired–, sino que la estructura claustrofóbica del libreto, prácticamente limitado a una serie de habitaciones, le sugiere un millón de posibilidades sobre el mundo exterior en el que viven los personajes.

Seguir leyendo.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • BLADERUNNER77

     La pelicula.

  • New_Rodro

    “Ridley Scott decidió tratar de trabajar más con actores extranjeros ”
     
    Son tus palabras, no las mias.
     
    que tengan una gran experiencia previa fruto de alguna prestigiosa escuela de actuación o muchos años de entrenamiento en el teatro. 
     
    Repito:
     
    ¿De que puñetas estás hablando?

  • Pierre V. Wilson

    No leíste mi mensaje o CLARAMENTE NO lo entendiste. Expliqué que Sir Ridley Scott dijó que casi siempre trata de trabajr con actores que tengan una gran experiencia previa fruto de alguna prestigiosa escuela de actuación o muchos años de entrenamiento en el teatro.

    Ridley Scott prefiero los actores más independientes y que no lo molesten constantemente con preguntas que él considera tontas. Por eso alababa tanto a  Russell Crowe en “Gladiator” por ser alguien con ideas propias y que improvisaba sobre la marcha. Michael Fassbender es igual. A comienzos de los 80s, Harrison Ford dependía mucho del cineasta y le preguntaba tonterías todo el tiempo. Russell Crowe es neozelandés. Michael Fassbender es alemán e irlandés.

    Te has quedado con un tecnicismo sin la menor importancia y según tú “me has humillado”.

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast