Críticas

El Legado de Bourne

A día de hoy podría decirse que la saga de Jason Bourne ha sido la que ha modernizado en cierta manera el cine de acción, o al menos lo ha llevado hacia un terreno “más realista” que ha creado cierta escuela, en buena medida, gracias al trabajo de Paul Greengrass, un abanderado de un cinéma vérité evolucionado que aplicó su narrativa casi documental a un género tan poco dado al verismo como el cine de acción fabricado en Hollywood. La saga consiguió, al menos temporalmente, aunar al público que amaba el cine de acción puro y duro, y por otro, al cinéfilo de cine de autor que difícilmente hubiese visto con buenos ojos estas películas si no hubiese sido de la mano del autor de Bloody Sunday. Con todo, hay que reconocer que, ya en la tercera entrega, la saga comenzaba a mostrar síntomas de agotamiento con un guión que replicaba mucho de lo visto en la segunda parte.

 

Esta cuarta parte, se desliga en cierta medida de la trilogía anterior, deja aparcado al personaje protagonista de la saga, y nos pone en la piel de Aaron Cross, otro agente de élite perteneciente a un programa similar a Treadstone. Uno de los tantos desarrollos ocultos y amorales del gobierno que sus responsables deciden zanjar a causa de la información hecha pública por Jason Bourne en la anterior película. Es, por decirlo así, la réplica del terremoto causado por Bourne, pero como casi toda réplica, las consecuencias y el resultado son previsibles.


Es la réplica del terremoto causado por Bourne, pero como casi toda réplica, las consecuencias y el resultado son previsibles.


Tony Gilroy, guionista de toda la saga, estira el chicle de la misma y mete unos cuantos ingredientes nuevos, empezando por el propio protagonista, para, en el fondo, contar lo mismo una vez más. El problema es que Aaron Cross, por muy solvente que sea el trabajo de Jeremy Renner, no tiene ni la cuarta parte de interés que tenía el personaje de Bourne. A parte de la pérdida de memoria que sufría aquel, la carga dramática que tenía y la perfecta conciencia de ser un personaje desterrado del mundo, lo hacía especialmente atractivo. Cross sustituye esos matices por cierta socarronería que no compensa en absoluto, y se convierte en un protagonista del montón que evidencia que el gran fuerte de la saga era el de tener a un personaje de peso como columna vertebral de la misma. A eso hay que añadir una subtrama pastillera que pretende dar chicha a la película y justificar de algún modo el carácter “viajero” de la serie, pero sólo consigue ralentizar el ritmo con sobreexplicaciones muy poco interesantes. Una pena, porque si la película se hubiese esforzado en desarrollar de verdad una trama sobre el uso de drogas y fármacos para mejorar el rendimiento de los soldados, la historia hubiese tenido mucho más interés y personalidad propia dentro de la saga.

El Gilroy director tampoco consigue que nos olvidemos de Greengrass, mucho más vigoroso. No se defiende mal, pero siendo la estructura de la película muy similar a las dos anteriores, es inevitable establecer comparaciones en las que el director inglés sale claramente victorioso. La obligada persecución final es lo mejor de la película y Gilroy cumple dignamente, aunque se nota que ha recurrido en este ámbito a repetir lo que ya funcionaba en las pelis anteriores. Para ello se ha valido del mismo director de segunda unidad, Dan Bradley, que en cierta manera se homenajea a si mismo, resultando fácil reconocer ciertos recursos ya vistos anteriormente.

 

No es una mala película, que quede claro, funciona como entretenimiento digno, pero que nadie vaya con la idea de ver una historia que enriquezca el universo Bourne. Digamos que se limita a cumplir con lo que el estudio y el público menos exigente pueden pedir a la cuarta parte de una saga: el seguro y gris mundo de la repetición.

Al final la sensación es la de estar viendo el anexo o los apéndices de un universo, que añaden cierta información, pero que distan mucho de ser lo más interesante del mismo. Se nota que este proyecto ha sido iniciativa del estudio, y lo peor es que, siendo la primera historia 100% original de la saga (las anteriores estaban basadas en mayor o menor medida en el trabajo de Robert Ludlum) y tener ingredientes con tanto potencial como las drogas para la mejora del rendimiento, no ha habido narices de crear una trama realmente original y novedosa. Se sigue repitiendo el esquema del hombre contra el sistema, y se siguen dejando de lado posibilidades más atractivas para la saga como un enfrentamiento a mayor nivel entre el agente de élite y un enemigo a su altura.


Tony Gilroy | Tony Gilroy, Dan Gilroy | Jeremy Renner, Rachel Weisz, Edward Norton, Stacy Keach, Oscar Isaac, Joan Allen, Albert Finney, David Strathairn, Scott Glenn, Dennis Boutsikaris, Donna Murphy, Louis Ozawa Changchien | Frank Marshall, Patrick Crowley, Jeffrey M. Weiner, Ben Smith | Henry Morrison, Jennifer Fox | Robert Elswit | Robert Elswit | Kevin Thompson | John Gilroy | James Newton Howard | Universal Pictures | Universal Pictures, Relativity Media, Kennedy/Marshall, Captivate Entertainment |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • rafaelgarciagonzalez01

      Me parece que uno de los puntos más flacos de la película está en los enemigos o antagonistas.
      El personaje de Norton es una versión más esquemática y reducida de los villanos jefes de los anteriores.
      No hay un sicario en el que se personalice la amenaza que acechan al protagonista y que de la replica al heroe, ya que el superasesino que se sacan de la manga es un visto y no visto que solo sirve para ponerlo detrás de Renner en la persecución de la moto.

  • Ivan Casajus

    Me ha gustado bastante, la verdad. A mí, que no me gustó nada la tercera, me apetecía un nuevo comienzo como éste: creo que Renner está magnífico, el guión es saludablemente más complejo que la anterior, y el estilo de Gilroy es de notable alto [es el director de ‘Michael Clayton’ y en, un par de -brutales- escenas, se nota. Se nota mucho.]
    El desmarcarse tanto de lo anterior con la realización, protagonista y banda sonora, hace que esto sea de por sí un spin-off con una gran autonomía. De verdad que me ha gustado mucho.
    Sólo un gran ‘pero’: ese clímax de ‘fórmula reclamo’ -hasta con el mismo director de segunda unidad que las anteriores, como bien indica el que escribe- , que contrasta un poco-bastante con el resto de la película.
    y es que esta película debería haber acabado 

    SPOILERS
    en una oficina con Norton -qué bien está sembrado y llevado su conflicto con el protagonista- y no en esa persecución -chula,por qué no- en moto.
    FIN SPOILERS

    Y de la Weisz no digo nada. Eso me lo quedo para mí.

  • M Sastre

    ___OFFTOPIC__

    Eric Bana se une al equipo de “Lone survivor” 
    !

    http://www.hollywoodreporter.com/heat-vision/eric-bana-enlists-peter-bergs-lone-survivor-361360 

  • Chete

    Saliéndo del cine. Peli correcta, entretenida. La trama es sosilla. Me faltan cosas (Greengrass, Damon, Powell) pero sobre todo, me falta Europa.

  • Leto83

     Totalmente, pero bien hecha, teniendo claro que lo que se está haciendo es una película, currándose un guión para la pantalla y dejarse de zarandajas videojueguiles para darle un buen empaque cinematográfico. No sé, quisás sea complicadete, o quizás es que todavía nadie dentro de la industria le ha echado huevos de verdad. Lo que tengo más que claro es que el “Metal Gear Solid”, el de PSone, tiene uno de los mejores discursos antibelicistas que he visto en el ocio electrónico en general.

  • http://twitter.com/AlexSM10000ft Alejandro Suárez

    A mi esta me ha dejado muy a medias. Es entretenida, y mientras la veía me estaba gustando. Abre bastantes tramas interesantes y durante más o menos tres cuartos de la pelicula me tenía bastante intrigado, pero luego no cierra bien casi nada. El tramo final sabe a poco tanto a nivel argumental (apenas hay resolución de nada) como a nivel de intensidad. Parece que va preparandose para un climax, que no acaba llegando. Todo el tramo final es muy anodino. 

    Cuando salió la música y se acabó a mi me dejó pensando “¿Pero se acaba ya? ¡Si faltan muchas cosas!”

    No duele pagar por verla, pero es bastante olvidable. 

  • http://twitter.com/soundofmywalter Carlos Díaz

    Por Dios, pero si Greengrass es lo peor que le ha pasado a la saga! (y, probablemente, al cine) No entiendo como puede llegar a admirar alguien lo que a mi me da dolor de cabeza. Luego dicen de Michael Bay, eso si que me jode, que le atribuyan tan a la ligera los problemas mentales de otro, en este caso Greengrass.

    Para mi con que ese tio haya dejado la saga, ésta ha subido ya varios puntos.

  • New_Rodro

    Aqui tienes un adelanto. Jamás se habia visto tanta testosterona junta:

    http://www.youtube.com/watch?v=KOP-_X6N9B4

  • rolo_tomachi

    A quien le importa esta cuarta parte sin Matt Damon. Solo espero con ansias la gran pelicula de accion para culminar el verano, LOS MERCENARIOS 2, no aguanto mas, quedan menos de 10 dias, me lo voy a pasar pipa el dia del estreno.

    http://www.youtube.com/watch?v=kRzyPZt5uCY

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Cierto, ni me acordaba de lo del cociente de inteligencia, fíjate lo que me caló la trama en cuestión. Si es que al final lo de los agentes transgénicos es una excusa para que Renner mueva el culo, porque necesita pirulas, porque su motivación se acaba ahí.

    Por eso digo, quizás de forma menos exagerada que lo de volver inteligente a un bobo, que me hubiese gustado que ya que la película plantea los experimentos genéticos con soldados, lo explotase en condiciones. Quizás lo hagan en una posible secuela, el tema es que tras ver ésta, no sé si tendré muchas ganas de engancharme a la saga.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast