Críticas

El Amigo de mi Hermana

Consagrada en la edición de 2009 del Festival de Sundance con Humpday, Lynn Shelton regresa con su cuarto largometraje tras las cámaras, una comedia romántica puramente independiente en lo que a medios se refiere, pero con una puesta en escena bastante cotidiana y poco inclinada a subrayar el carácter independiente de la propuesta. Es decir, una película donde la pose brilla por su ausencia, algo raro dentro de este tipo de cine cada vez más dado a “ir de”.


Es una película donde la pose brilla por su ausencia, algo raro dentro de este tipo de cine cada vez más dado a “ir de”.


La historia que nos cuenta Shelton, que ejerce también como guionista, tampoco se recrea en desarrollar temas “profundos”. Estamos ante un inesperado triángulo amoroso entre un tipo, su mejor amiga y la hermana de ésta, en lo que pretendía ser un retiro para la reflexión del primero. La virtud está en la sencillez con la que aborda la historia, sin nada que la haga especialmente original, eso es cierto, pero con la tremenda eficacia de manejar a la perfección sus pocos elementos con los que cuenta.

Shelton se centra sobre todo en construir unos personajes entrañables y reconocibles. Tres personas con un mismo objetivo, volver a encontrar la senda de la felicidad, un objetivo que sin embargo se complica innecesariamente por un cúmulo de pequeños errores que inicialmente no parecían serlo. A través de un guión muy orgánico donde una misma localización ejerce de detonante y catalizador del desenlace, Shelton deja libertad a sus actores para que esa naturalidad fluya sin problemas en unos diálogos improvisados en más de una ocasión. Un riesgo que, junto a una planificación muy sencilla que en gran cantidad de escenas opta por el plano fijo y dejar hacer a los actores, se resuelve estupendamente gracias a unas pautas muy bien dadas que ayudan a que los diálogos no resulten redundantes ni los personajes cargantes.

Y es que  hay cierto aroma a rollo “pequeñoburgues” que podría haber resultado contraproducente si los actores y el guión no hubiesen trabajado lo suficiente para crear tres personajes que se relacionan y chocan sin que ninguno parezca un capullo. Lo fácil habría sido optar por una clarar figura antagonista que liase el percal, pero Shelton decide dar una oportunidad a sus tres personajes para que queden justificados, cada uno a su manera, sin que eso sea reflejo de egoismo o hijoputez alguna. De hecho es la intención de hacer las cosas de la forma más correcta lo que causa el problema.

El resultado es una película muy ligera, entrañable y muy bien interpretada, haciendo olvidar una puesta en escena en ocasiones demasiado austera y una cámara claramente digital que no ayuda a que la película tenga cierto interés visual.


Lynn Shelton | Lynn Shelton | Emily Blunt, Mark Duplass, Rosemarie DeWitt, Mike Birbiglia, Mel Eslyn | Vinny Smith | Benjamin Kasulke | Benjamin Kasulke | Nat Sanders | John Lavin | Steven Schardt | Mark Duplass, Dashiell Gantner, Vallejo Gantner, Jennifer Roth | Ada Films | Avalon |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Lo he revisado y es que había un votante que había votado insistentemente un “1”, he borrado todos los votos del mismo menos uno.

  • danielsatueotin

    Realmente no puedo entender que una pequeña joya como esta solo tenga un 3,8 de nota de los lectores.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Tampoco diría que el cine indie que cumple ciertos tópicos sea malo o peor, pero es cierto que ultimamente había mucho de pose en detrimento de mejores historias. Aquí se agradece mucho lo que dices, que te cuenten una situación en vez de señalarte constantemente que estas viendo una película independiente.

    Como diría Rafa, es pan blanco, pero muy agradable y entrañable, con personajes que no necesitan subrayar constantemente sus características para que te resulten interesantes.

  • http://twitter.com/srzenocosini Zeno Cosini

    Parece que todos los comments se han gastado en TDKR, Prometheus y Los Mercenarios 2… Acabo de leer la crítica después de verla, y coincido plenamente. Lo primero que me vino a la cabeza al salir del cine fue la satisfacción de no haberme tragado a los típicos personajes de cine indie yanqui, sabelotodos neuróticos y, oh, ENCANTADORAMENTE CONTRADICTORIOS. No necesitan abrumarte con verborreacultureta para entender que son caracteres inteligentes, desarrollados y adultos. No hay villano, ni tonto ni listo ni amigo mordaz. Hay una situación que explota porque “estas cosas pasan”, resuelta quizás con demasiada sencillez, pero no ofende. Buena película. Comparada con el 99% de la filmografía de este tipo de género en los últimos lustros, el puto Ciudadano Kane: así están las cosas.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast