Críticas

Total Recall

Seguro que no soy objetivo cuando hablo de lo grande que me parece Desafío Total, la película de Paul Verhoeven. Es grande porque la película tiene el equilibrio justo entre la diversión pura y dura y sus momentos “con mensaje”, más obvia en lo primero y sutil en lo segundo, pero, sobre todo, porque nos contaba la historia de un tipo que por fin vive esa gran aventura que lleva años deseando vivir. Es una película donde el objetivo del héroe no es tanto salvar a los pobres y oprimidos colonos de Marte, sino sentirse vivo y salir de su mierda de monotonía. Y es justo ese aspecto, el que daba alma a aquella película, el que brilla por su ausencia en la nueva versión de Len Wiseman.

Colin Farrell da vida al personaje que en su día encarnó Arnold Schwarzenegger, pero como en casi todas las películas de género actuales que se toman demasiado en serio a sí mismas,  el personaje es poco menos que un llorica sin sal, es más… ni siquiera es un llorica, simplemente es un tío soso que vive con pesar. El motivo por el que decide ir a Rekall (la antigua Memory Call) y meterse un chute de falsa realidad y adrenalina en su cabeza parece más fruto de alguien que, al borde del suicidio anímico, decide darse una última oportunidad, que de una persona vitalista y que sabe que hay algo mejor esperándole.

© Sony Pictures Releasing

Pero seguir lamentándonos porque esta película no sea como la de Verhoeven es absurdo. No es la peli de Verhoeven. Es más, al menos no hace como otros remakes que fotocopian películas anteriores con la mera excusa del paso de los años, y eso que buena parte de las situaciones son casi idénticas, incluidos algunos guiños a la del tito holandés. La película de Len Wiseman es hija de su nuevo padre, se nota en ese tono lúgubre, gris y descorazonador que inunda sus películas. No es casualidad que hasta su Jungla de Cristal 4.0 resultase increíblemente fría respecto al resto de la saga, más allá de que el guión fuese mejor o peor. Su visión de la historia de Philip K. Dick es, una vez más, la de un futuro ultratecnológico donde la gente vive apollardada… es como el presente actual. Cómprate un iPhone 5 y cállate.

Quizás por eso, esta nueva película, escrita por otros dos de los de su camada, Kurt Wimmer y Mark Bomback, elimina casi todos los elementos extravagantes de la versión de Verhoeven (mutantes con poderes, viajes espaciales, tecnología alienígena) y se ciñe a la mera huída de lo tecnológico, que representa el poder de las corporaciones, para abrazar cierta humanidad, la de la resistencia que se resguarda alejada de la fachada digital y electrónica que todo lo controla. Por ello la película es bastante coherente en el hecho de que sus perseguidores sean una versión programada y fiel al sistema de su gente de confianza, acompañados por una legión de robots.

© Sony Pictures Releasing

Wiseman refuerza a nivel visual su visión de la historia en una película bien rodada, menos excesiva de lo que imaginaba e incluso con alguna secuencia más que lograda como la de los ascensores (cuyas similitudes con Cube seguramente no sean casuales). Pero llegamos al final y es inevitable que la sensación principal sea la de no haber salido de ese mundo opresivo porque su protagonista es el primero que no cambia el chip en su cabeza. Es un tío soso al comienzo y lo sigue siendo al final. Cambia su realidad anodina por otra cuyas dosis de adrenalina parecen meros placebos, es decir, otra falsa ilusión de bienestar. Su aventura no surte efecto, ni en él ni en nosotros.

¿Qué quería contarnos Wiseman? Quizás nada especial, y puede que ahí radique el problema de esta película, como en el grueso de su filmografía. El mensaje que puedan contener sus historias se inutiliza a sí mismo por obvio, innecesariamente serio, y en el fondo, poco profundo. Todo lo contrario que Verhoeven.


Len WIseman | Kurt Wimmer, Mark Bomback | Colin Farrell, Kate Beckinsale, Bryan Cranston, Bokeem Woodbine, Bill Nighy, John Cho, Will Yun Lee | Toby Jaffe, Neal H. Moritz | Ric Kidney, Len Wiseman | Paul Cameron | Paul Cameron | Christian Wagner | Harry Gregson-Williams | Patrick Tatopoulos | Original Film, Total Recall, Rekall Productions | Sony Pictures Releasing |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Suki Tiene Truki

    Le ocurre como a La Jungla 5, si consigues olvidarte por completo de sus referentes obtienes 2 películas la mar de entretenidas y muy vistosas. Muy disfrutables para una tarde ligerita, pero no les pidas más.

    Si dedicas un instante a compararlas pues apaga y vámonos.

    Quizás a Wiseman le vaya mejor con un guión original, nada de secuelas ni adaptaciones.

  • elexGordodelVideoclub

    Entretenida. Y salen dos perras de buen ver. Suficiente para una tarde domingo.

Críticas

hombrecaras

“El cielo pertenecía a unos pocos”.

tardeira

Cuando un actor nace para dirigir.

no respires

De Audrey Hepburn al slasher en un paso.

maxresdefault

Somos la suma de todos nuestros cuentos.

star trek mas alla

La sombra de Abrams.

Twitter

Podcast