Críticas

Total Recall

Seguro que no soy objetivo cuando hablo de lo grande que me parece Desafío Total, la película de Paul Verhoeven. Es grande porque la película tiene el equilibrio justo entre la diversión pura y dura y sus momentos “con mensaje”, más obvia en lo primero y sutil en lo segundo, pero, sobre todo, porque nos contaba la historia de un tipo que por fin vive esa gran aventura que lleva años deseando vivir. Es una película donde el objetivo del héroe no es tanto salvar a los pobres y oprimidos colonos de Marte, sino sentirse vivo y salir de su mierda de monotonía. Y es justo ese aspecto, el que daba alma a aquella película, el que brilla por su ausencia en la nueva versión de Len Wiseman.

Colin Farrell da vida al personaje que en su día encarnó Arnold Schwarzenegger, pero como en casi todas las películas de género actuales que se toman demasiado en serio a sí mismas,  el personaje es poco menos que un llorica sin sal, es más… ni siquiera es un llorica, simplemente es un tío soso que vive con pesar. El motivo por el que decide ir a Rekall (la antigua Memory Call) y meterse un chute de falsa realidad y adrenalina en su cabeza parece más fruto de alguien que, al borde del suicidio anímico, decide darse una última oportunidad, que de una persona vitalista y que sabe que hay algo mejor esperándole.

© Sony Pictures Releasing

Pero seguir lamentándonos porque esta película no sea como la de Verhoeven es absurdo. No es la peli de Verhoeven. Es más, al menos no hace como otros remakes que fotocopian películas anteriores con la mera excusa del paso de los años, y eso que buena parte de las situaciones son casi idénticas, incluidos algunos guiños a la del tito holandés. La película de Len Wiseman es hija de su nuevo padre, se nota en ese tono lúgubre, gris y descorazonador que inunda sus películas. No es casualidad que hasta su Jungla de Cristal 4.0 resultase increíblemente fría respecto al resto de la saga, más allá de que el guión fuese mejor o peor. Su visión de la historia de Philip K. Dick es, una vez más, la de un futuro ultratecnológico donde la gente vive apollardada… es como el presente actual. Cómprate un iPhone 5 y cállate.

Quizás por eso, esta nueva película, escrita por otros dos de los de su camada, Kurt Wimmer y Mark Bomback, elimina casi todos los elementos extravagantes de la versión de Verhoeven (mutantes con poderes, viajes espaciales, tecnología alienígena) y se ciñe a la mera huída de lo tecnológico, que representa el poder de las corporaciones, para abrazar cierta humanidad, la de la resistencia que se resguarda alejada de la fachada digital y electrónica que todo lo controla. Por ello la película es bastante coherente en el hecho de que sus perseguidores sean una versión programada y fiel al sistema de su gente de confianza, acompañados por una legión de robots.

© Sony Pictures Releasing

Wiseman refuerza a nivel visual su visión de la historia en una película bien rodada, menos excesiva de lo que imaginaba e incluso con alguna secuencia más que lograda como la de los ascensores (cuyas similitudes con Cube seguramente no sean casuales). Pero llegamos al final y es inevitable que la sensación principal sea la de no haber salido de ese mundo opresivo porque su protagonista es el primero que no cambia el chip en su cabeza. Es un tío soso al comienzo y lo sigue siendo al final. Cambia su realidad anodina por otra cuyas dosis de adrenalina parecen meros placebos, es decir, otra falsa ilusión de bienestar. Su aventura no surte efecto, ni en él ni en nosotros.

¿Qué quería contarnos Wiseman? Quizás nada especial, y puede que ahí radique el problema de esta película, como en el grueso de su filmografía. El mensaje que puedan contener sus historias se inutiliza a sí mismo por obvio, innecesariamente serio, y en el fondo, poco profundo. Todo lo contrario que Verhoeven.


Len WIseman | Kurt Wimmer, Mark Bomback | Colin Farrell, Kate Beckinsale, Bryan Cranston, Bokeem Woodbine, Bill Nighy, John Cho, Will Yun Lee | Toby Jaffe, Neal H. Moritz | Ric Kidney, Len Wiseman | Paul Cameron | Paul Cameron | Christian Wagner | Harry Gregson-Williams | Patrick Tatopoulos | Original Film, Total Recall, Rekall Productions | Sony Pictures Releasing |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Alfonso Francés

    Pero no es un remake, son dos pelis basadas en un libro y que lo han interpretado de manera diferente.

  • http://www.facebook.com/people/Juan-de-la-Paz/100001663922260 Juan de la Paz

    Es un remake pesimo, ya que al no ir a Marte pierde toda su esencia (no solo por no ir a marte, hay mas…).

    En mi opinion este remake si se le puede llamar asi, (ya que en mi opinión seria un reboot) a sido una deformación de lo que en su día fue Desafio Total.

  • http://www.facebook.com/flopy.demurillo Flopy de Murillo

    El tema de Kate es desesperante, era como si estuvieras viendo Underworld la rebelión de los ácaros de polvo .  Y bueno cosas que dan risa, cuidado es la zona prohibida, todos a ponerse caretas antigas… pero que te tapan solo boca y nariz, los ojos al aire, el pelo al aire, brazos al aire… Y  lo de las tres tetas, ¿si no hay mutantes a santo de qué?.

  • Naxeteeee

    Ya que la nombras he visto hace poco “Old Boy” y me parece una chorrada, muy bien rodada eso sí, pero chorrada. Gafapasters ya podéis venir a por mí.

  • Pierre V. Wilson

    Pero Spike Lee es un genio. Yo creo que el remake de Spike Lee sobre “Old Boy” puede salir hasta excelente.

    Y es que Spike Lee es DIOS si lo comparas con Len Wiseman.

  • rafaelgg

       Esto……los policias robots “tropas de asalto” son blancos, pero el robot “comandante” jefe de dicha tropa es negro…….creo que no hay que ser demasiado inteligente para saber que es un homenaje y a cual película se homenajea.

  • rafaelgg

       Recien vista yo también me apunto junto  a efialtes76 de abogado del diablo.
       Personalmente no entiendo las críticas al tono serio de la película, cuando al mismo tiempo se halaga de “Dredd” que se aparte de los toque típicos de comedia ligera que siempre suelen ir unidos al género de acción palomitera y/o de “serie B”.
       Tampoco entiendo las críticas al retrato que hace Farrell como alguién vitalmente anémico en su rutina, eso añade inteligentes matices a aquellos momentos en que el personaje, puesto que aporta la posibilidad de que tal vez su personaje si crea realmente, o al menos no descarte totalmente que sus vivencias sí  son frutos de los injertos de Memory Kall, pero aún así ante la perspectiva de volver a la infelicidad  existencial de su rutina, decide seguir con su identidad de Hauser. Además a un nivel meramente interpretativo Farrell le da sopas con ondas al Chuache.
         Eso sí, a pesar de la esforzada Beckinsale, que como he dicho antes me gusta más que la Stone en el papel, el bando de villanos queda algo soso, ya que Cramston no tiene demasiado material para competir con Ronny Cox y Michael Ironside, aún cuando su papel sea una mezcla del de estos 2 últimos.

  • rafaelgg

       Pues la zorrupia de la Beckinsale, mucho más cañera y flexiblemente felina en las escenas de acción(por no hablar de como le sienta la rpita ajustada) me ha molado más que la de la Stone.

  • javiKnight

    Si tío yo también lo vi,  en cuanto apareció Chuache con el “He Vuelto”.

  • hunk31

     LOL esto se esta conviertiendo en un meme que se usa para comparar , me pregunto si solo lo usan los de España XDDDD , en serio insisto en que me gustaria saber si el final se parece al del relato original de Dick

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast