Críticas

Mátalos Suavemente

Es muy curioso que una película como ésta, de mafiosos y ajustes de cuentas, sea, posiblemente, uno de los mejores retratos de la crisis económica y moral que vivimos en la actualidad. Mátalos Suavemente no oculta sus cartas en ese aspecto, es más, las subraya con una vehemencia fruto de la rabia contra la situación actual, y ya desde los créditos juega al contraste entre la realidad, las mentiras de Bush y las utópicas promesas electorales de Obama. Pero sobre todo, juega a establecer semejanzas entre la crisis económica, la situación política en Estados Unidos y su pequeña historia de ajuste de cuentas. El mismo título es ya una lectura totalmente intencionada de nuestro crudo presente, además del lema con el que Brad Pitt, un asesino a sueldo encargado de reinstaurar el equilibro en el submundo de la mafia, ejerce su trabajo.

La película comienza con dos mataos, que dirigidos por el listo de turno, están dispuestos a ganarse un dinero fácil atracando una partida de poker de mafiosos. El plan parece redondo porque ya hay alguien a quien con toda seguridad le lloverá toda la mierda encima. No hay fallo posible. Pero esto no es El Equipo A, no hay nadie que pueda decir “me encanta que los planes salgan bien”. Es más, este para de mindundis de los bajos fondos acaban de cometer un error de campeonato. El sistema mafiosil, por tanto, pone en marcha su plan de contingencia, encarnado en un Brad Pitt que bajo su apariencia metódica y fría esconde una parte más humana, que no es otra que mantener cierta distancia emocional con respecto a sus víctimas. Cualquier implicación supone riesgo e incomodidad para víctima y verdugo (“mátalos suavemente”).

© DeAPlaneta

La película tiene una estructura casi a modo de tesis de la teoría a la que sirve. En vez de presentar a su protagonista desde el principio, primero establece los antecedentes (el robo), luego la hipótesis (la avaricia rompe el saco, y una vez roto, la mafia y la política funcionan igual, preservando el culo de los poderosos y prescindiendo de quienes ya no sirvan a ese sistema), enfrenta dicha hipótesis con la realidad (el plan de contigencia se pone en marcha), y finalmente establece las conclusiones. Es por ello que el protagonismo de la película se centra en los ladrones al comienzo y pasa después al personaje de Brad Pitt.


“Mátalos suavemente” es el lema de la política del presente, la cual es imposible de separar del poder económico.


Pitt es, a todos los efectos, el ciudadano americano honrado. Un tipo que obedece sin rechistar, buscando la mejor solución posible para la crisis sistémica de su particular universo. Si eso le supone efectuar algún que otro sacrificio personal, aunque resulte incómodo, lo hará. Pero en realidad, como cualquiera de nosotros, sirve a otro fin más allá de la recuperación del equilibrio. El Fin con mayúsculas, mantener a los verdaderos peces gordos en su estatus, justifica cualquier medida por injusta o exagerada que ésta pueda parecer. Unos peces gordos que, como en la crisis actual, no tienen cara, únicamente un representante, Richard Jenkins, que podría ser el presidente del gobierno de turno, y como tal, te dirá con cara amable “que te folle un pez” si llega el momento de hacerlo. “Mátalos suavemente” es, en definitiva, el lema de la política del presente, la cual es imposible de separar del poder económico porque sirve al mismo.

© DeAPlaneta

Pero la película, aunque parta de esta idea de establecer constantes equivalencias, no es tan fría como pudiera parecer por mis palabras. Andrew Dominik, distanciándose del tono pausado y contemplativo de El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford, escribe un guión mucho más terrenal aunque sin prescindir del tiempo necesario para crear grandes escenas entre sus personajes. Especialmente conmovedor es el personaje de James Gandolfini, quizás el ejemplo perfecto del tipo que ha disfrutado de las mieles de las vacas gordas y ahora se las ve putas para mantener su modo de vida de forma mínimamente digna. También la pareja de chorizos inconscientes tienen su momento de gloria en una delirante charla bajo los efectos de la heroína que saca a relucir al Dominik más arriesgado como director. Los mano a mano entre Pitt y Richard Jenkins en el restringido espacio de la parte delantera de un coche son el contrapunto a esos momentos “humanos”, es donde Dominik mete todo su componente ideológico. Un discurso constantemente secundado, sin mucho disimulo, por los mencionados discursos de Bush y Obama que sonorizan la película desde los créditos iniciales, donde por cortes bruscos, sobre todo sonoros, nos presenta su intención de confrontar los bajos fondos con la política de altos vuelos.

Estoy seguro de que a más de uno le parecerá una película excesivamente machacona con su discurso, demasiado obvia, pero más que una decisión para manipular conciencias me da que hay una necesidad de vomitar la rabia y el asco más viscerales del director, como la que Pitt muestra en la última escena de la película. Un “¡basta ya!” que no tendría sentido sin que nos hubiesen calentado las tripas durante la hora y media larga que dura la película. Entendida así, es, por fin, la primera gran peli de la temporada otoñal y un paso adelante de un director nada acomodado estilísticamente y, sin embargo, fiel a temas como la relación entre delincuencia, poder, fama y medios de comunicación.


Andrew Dominik | Andrew Dominik | Dede Gardner, Anthony Katagas, Brad Pitt, Paula Mae Schwartz; Steve Schwartz | Marc Butan, Megan Ellison, Bill Johnson, Jim Seibel, Adi Shankar, Spencer Silma | Brad Pitt, Scoot McNairy, Ben Mendelsohn, James Gandolfini, Vincent Curatola, Richard Jenkins, Ray Liotta, Trevor Long, Max Casella, Sam Shepard, Slaine | Patricia Norris | Brian A. Kates, John Paul Horstmann | Greig Fraser | Greig Fraser | Plan b Entertainment, Chockstone Pictures, Inferno Entertainment, Anapurna Pictures, 1984 Private Defense Contractors | DeAPlaneta |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • http://www.facebook.com/arturo.gmaiso Arturo G Maiso
  • http://www.facebook.com/arturo.gmaiso Arturo G Maiso

    Pues siento diferir pero me pareció una peli interesante. Distinta y con personalidad. 

    Os dejo un enlace a mi crítica por si a alguno os interesa:
    http://www.elcineenlasombra.com/matalos-suavemente-la-politica-es-crimen-organizado/

  • http://twitter.com/AlejandroGodino Alejandro Godino

    Me ha encantado. Leo algunos algunos comentarios acusándola de poco sutil. Pero, teniendo en cuenta que está basada en un libro de Higgins, dudo que pretenda ni necesite serlo. Diálogos que van construyendo castillos de naipes para derrumbarlos de un solo tiro.

  • http://www.facebook.com/EnriqueBellon Juan Enrique Bellon Diz

    Es una pelicula interesante pero con un ritmo excesivamente lento y un argumento muy muy escaso… desaprovechada

  • http://www.facebook.com/enric.fernandezcarmona Enric Fernandez Carmona

    Yo también la vi doblada, y algunas voces tenían la credibilidad de un cactus pretendiendo ser cariñoso.

  • Leto83

    Vista anoche, lo cierto es que no me ha gustado. Tiene ciertas partes no solo destacables si no sobresalientes, pero el cómputo global se resiente en alargar ciertas escenas que no llevan a nada. Para muestra, un botón. SPOILER Cuando los dos mindundis y uno de ellos está entero colocado, se empeñan y empeñan y empeñan en hacernos ver que está colocado, pantallazo blanco, volvemos, pantallazo blanco, volvemos, así 4 o 5 veces. Dos veces funciona y queda chulo de cojones, 5 cansa. Me pasa un poquito también con la escena del hotel con Pitt y Gandolfini, en la que se da una conversación que aparentemente no tiene mucha miga. Define al personaje y demás, sí, pero se me hizo soporíferamente lenta. Y la cinta en general se resiente de ello. Una barbaridad además.

    En las partes positivas, varias, como la escena del atraco, el palizón a Liotta, cualquier escena donde el personaje de Pitt lleva la voz cantante (su presentación a ritmo de Jhonny Cash grandiosa) o el primer asesinato que le vemos cometer. Una cinta de claro-oscuros donde los oscuros brillan demasiado como para obviarlos.

    Aún así, queda apuntada para verla en un futuro en versión original, porque el doblaje es una puta mierda de las que hacen época.

  • Mariuma Badu

    La verdad es que me resultó aburrida, exasperante incluso en ocasiones. Más allá de los gestitos de Brad Pitt y su pinta, que pareciera que el 70% de su actuación siempre debe ser la caracterización, la historia es algo innovadora.Aunque estuve durante toda la sesión, esperando que se desarrollase de manera que no me hiciera pensar: ¿otra vez esto?; que no repitieran más los discursos políticos, no se, hasta que apareciera Tarantino haciendo un cameo, pero nada. Se ve que todo tanto en el cine como en los videojuegos actualmente, debe ser sencillo y reiterado para no dejarnos pensar/llegar a resolver ninguna trama de nada por nuestra cuenta. Y si a alguien no le gusta y le parece aburrido, es tachado de “ignorante” o tal vez de “que no sabe de que va”
    También vi la de Jesse James, supongo que me gustó más que esta. Pero obviamente, si hubiera sabido que son del mismo director, no hubiera ido al cine a verla. Como mucho alquiler.

  • M Sastre

    Lawless, también la recomiendo.

  • http://www.facebook.com/enric.fernandezcarmona Enric Fernandez Carmona

    ¡Cómo me hubiese gustado ver esta peli con Obama y Mccain en la misma sala!
    Larga vida a Dominik.

  • http://www.facebook.com/people/Eduardo-Estévez-Valiñas/1353016709 Eduardo Estévez Valiñas

    Si, es lo que contarían Martin Scorsese o Guy Ritchie en un jodido flashback.

    No me entendais mal, me gusta la premisa, pero la peli no va más allá de una buena idea (explicada con la sutileza de una patada en los huevos).

    De hecho creo que debe de estar hecha con cuatro perras ( o todo el dinero se lo llevó el peluquero de Brad Pitt), porque la cosa no va más allá de 3 o 4 escenarios (y la mitad de los mismos son coches).

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast