Opinión

Tetas por la paz

El pasado 25-S salieron, según Delegación de Gobierno, cerca de 6.000 personas a la calle para dirigirse al Congreso de los Diputados y protestar por los recortes sociales que hemos visto concretarse cuatro días después en los presupuestos generales del estado (22,6% menos en sanidad, 19,6% menos en cultura, 23% menos en cooperación al desarrollo… eso sí, al Rey por lo menos no le bajan más de un 4%). Aquí las 6.000 personas:

Las 6.000 personas supusieron por lo visto un tremendo problema de orden público, por lo que hubo que movilizar a 27 Unidades de Intervención policial con 50 agentes cada una, es decir, 1.350 policías antidisturbios, de los que 800 venían de fuera de Madrid, que había movilizado a todas sus Unidades. Como muchas veces, la cosa acabo con los típicos 10 garrulos que se esmeran en joder una manifestación pacífica, a lo que sigue la típica actuación policial pasada de rosca. Entre esos 10 garrulos casi siempre hay algún policía infiltrado que calienta el ambiente para dar excusas a los antidisturbios para sacar la porra y disparar pelotas de goma. La consecuencia… que a veces detienen a su propio compañero:

Pero en medio de este panorama de protesta social y tenso ambiente policial surgió una ninfa de entre los manifestantes, que preocupada por cómo iban apareciendo nubarrones con previsión de lluvia de porras, decidió sacar a pasear sus domingas y rezar a su diosa, Isis, con el fin de aplacar los ánimos.

Vía Madriz.com

Buscada o no, lo que consiguió era la atención que nadie le había dedicado hasta ahora. La chica en cuestión era Jill Love (actriz/modelo/performer) y también era Love Jordina (directora/guionista/productora), es decir, una ARTISTA, que casualmente tiene en su haber una película pendiente de estreno, Saving Isis.

Ahora todo el mundo sabe quién es, y esto de Internet, que es tan viral como peligroso, la ha puesto en el candelero y también en la diana. Las acusaciones de utilizar la manifestación para llamar la atención y darse bombo no tardaron en aparecer. La han puesto de vuelta y media y la mujer se lamenta en su cuenta de Facebook por los ataques que le han propiciado a ella y a su película, y se defiende diciendo que ha hecho lo mismo muchas otras veces en otras manifestaciones y que no ha sido motivado por su película… aunque es curioso que el tráiler español de la misma se estrenase el día después en YouTube.

Intencionado o no, siempre me ha parecido curioso eso de protestar en pelotas contra algo. El efecto habitual de un acto de ese tipo es llamar la atención y, ya de paso, que se hable del motivo de la protesta casi como anécdota. Es maná de los dioses para el informativo de Pedro Piqueras, vale… pero ¿sirve? Quizás Jill Love consiguiese por unos minutos hipnotizar a algún antidisturbios garrulo durante unos minutos y evitar algún porrazo o empujón, pero a día de hoy creo que es más una frikada que un gérmen de paz y armonía.

Durante varios años trabajé en una empresa del ámbito de la museografía y la gestión cultural, y allí me encargaba con otros compañeros de gestionar varios certámenes artísticos. Desde el 2000 a 2009, vi pasar cada año obras con ese rollo de “soy mujer y esta es mi vagina”. Fotos de mujeres que acababan de dar a luz y posaban en su estudio con su bebé sanguinoliento en brazos y la placenta esparcida por el suelo, que dibujaban mariposas con su regla, videoartes que simulaban un parto en el hall de la facultad de Bellas Artes con un tipo disfrazado de cirujano haciendo ruido con una guitarra eléctrica o que en los que se ponían en bolas y emitían gemidos absurdos bajo la luz de un proyector de diapositivas. Puro Lebowski. Todas tenían en común reivindicar la feminidad, en ocasiones como protesta contra el machismo, y en otras… pues no sé por qué. Es como esas madres que siguen dando el pecho a sus hijos de cuatro años. Si habéis visto Juego de Tronos sabéis la grima que da eso.

La cosa es que esas son imágenes de artistetas que asocio inevitablemente a los 60 y 70, cuando mis padres eran jóvenes, cuando ese tipo de cosas realmente eran revolucionarias, cuando la gente quedaba impactada porque hacer eso era inimaginable en esos momentos y te jugabas que te metieran en una celda por escándalo público. Ahora muchos somos nacidos después de que esas cosas pasaran y vivimos en una época en la que el desnudo es algo aceptado por casi todos, donde no impacta más allá de un “¡Mira! ¡Una tía en tetas!” o “¿Serán naturales u operadas?”. Es más, llega un punto en el que casi parece una salida de tono porque hoy no se protesta así, y acaba pareciendo más una bufonada que otra cosa.

Pero volviendo al personaje, lo que más me flipa es esa mística new-age pasada de rosca de la que hace gala en la entrevista publicada en Madriz.org. Aquí unos extractos como muestra:

P – ¿Palos o flores?

R – Meditación y rezos.

P – ¿Por dónde hay que recortar?

R – Recortamos una P al PP, para que nos quede Paz.

P – ¿Cómo ves el mundo dentro de 100 años?

R – Con mucha luz (tendremos dos soles), amor (estaremos mucho más evolucionados) y paz (seremos mucho más inteligentes, con un mayor cerebro).

P – ¿Quién fuiste antes de reencarnarte?

R – Fui una bruja. Isis fue una bruja antes de convertirse en Diosa.

P – ¿Qué le pides a la vida?

R – Una Love Revolution.

¿En serio? ¿Sigue habiendo gente así? Su campaña en Kickstarter hace un año para financiar su película nos da pistas de dos cosas: Primero, que su cine es muy surrealista, teniendo como clara referencia a Lynch. Segundo, los hippies existen.

Desde luego no soy público objetivo. Este tipo de cine no me llama y su rollo de artista pro-Gaia “todos somos hermanos y hermanas” me quema mucho. Han sido muchos años viendo cosas de este palo en el trabajo y me superan. Pero oye, ojalá encuentre su público, que por mucho que a mi me hierva la sangre con estas cosas y que más de uno se haya cabreado porque estos actos a veces trivializan el problema de fondo, la mujer sólo ha compartido sus tetas con toda España. Para lo bueno y para lo malo no es más que una frikada anecdótica.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

Críticas

fantastic_beasts_and_where_to_find_them_4k-wide-jpg-6000x3750

La franquicia Warner de calidad (por Doctor Diablo).

la-et-mn-arrival-amy-adams-20160904-snap

Todo se deshace, pero el centro se sostiene.

sullyport

La integridad como norma. Por Nauzet Melián

doctor-strange

Marvel recurre a la habitual fórmula de origen de personaje.

inferno

El acertijo es la excusa.

Twitter

Podcast