Noticias

Sitges: Día 3

Por Fernando Polanco.

Si hay algo terrorífico en este festival es ver desfilar a los “walking press”, periodistas que tintinean con ritmo sus acreditaciones en una marcha silenciosa, lenta pero segura, por la cuesta que conduce al Auditori del Meliá mientras el sol de oriente nace. Es irrefutable: van al “primer pase del día”.

Pero el somnoliento estado en el que la mayoría entramos a la proyección esta mañana se vio interrumpido por un terremoto, concretamente el de Aftershock, dirigida por un conocido de la casa: Nicolás López, chileno y puro carisma en carne tal y como ha demostrado en todas sus ruedas de prensa. Una vez más, nos trae su película en premiere europea.

Aftershock nace de la colaboración entre su director y Eli Roth, que ejerce como productor y como protagonista. Pero cuidado, no encontraréis al Sargento Donny Donowitz de Malditos Bastardos, el personaje que interpreta el padre del “Goretorium” se acerca más a cualquiera de los “gringos” de chanclas con calcetines que se pasean haciendo fotos por las siete maravillas del mundo.

La historia arranca con éste guiri pelmazo pasándolo bien por Chile junto a un par de colegas autóctonos, después de conocer a un par de tías se van de discotecas y un terremoto les pone a prueba en condiciones extremas.

© Sobras Producciones

La película ha causado división de opiniones, y si por algo destaca es por su hibridación de géneros (durante un primer acto dilatadísimo es una comedia juvenil y luego se convierte en una “survival movie”); unos señalan esto como una virtud, otros como un defecto. Pero si algo no se le puede negar a Nicolás López es que ha puesto toda la carne (y la sangre) en el asador para intentar dar un salto en su madurez como director después del gran fracaso que supuso Santos.

En mi opinión, Aftershock es una peli la mar de entretenida con agujeros y desvaríos de guión no perdonables pero, sobre todo, un producto muy vendible en el mercado americano.

Más tarde pudimos ver Blood C: The Last Dark, una cinta de animación japonesa que adapta una serie homónima. Monstruos libidinosos, mucha sangre y una estética urbano-gótica (¡toma palabrejo modernillo!) que dejó al público del Auditori pegado al asiento hasta la alucinante aparición final del “furukimono”. Un auténtico goce para los ojos.

Uno de los males necesarios de las últimas ediciones es el “evento crepúsculo” (consiste básicamente en proyectar un tráiler, un avance de tráiler, un teaser, un avance de teaser, un pedo, un avance de pedo, o lo que haga falta, para traer a todas las “crepusculocas” de 500 km. a la redonda a Sitges). Además, siempre se deja caer algún secundario que desata el fenómeno fan.

El “privilegiado” de este año ha sido Chaske Spencer, jefe de una manada licántropos y presidente de la “Asociación Astor Cosmetics para metrosexuales del siglo XXI”. Total, lo de siempre, colas para recoger las entradas dos días antes, niñas y madres durmiendo a la intemperie, locura, desmayos, exceso de hormonas y alguna que otra compresa por el suelo. Pero, sobre todo, una cobertura de la hostia en los medios nacionales.

Por mi parte, procuré huir intentando encontrar algo mejor pero cometí el error de entrar en la proyección de Motorway, la primera película coreana protagonizada por un policía CoReKaNy. ¿Para cuándo un remake “apañol” con Mario Casas y Ballesta de protagonistas?

Este largometraje también es pionero en tener el mayor número de persecuciones de coches en párkings subterráneos.

Lo mejor aún estaba por llegar.

Primero fue la “máquina del temps” a William Lustig (Maniac la original, Maniac Cop) y a Elijah Wood y luego la proyección del remake de Maniac.

© La Vanguardia

Si tuviera que definir Maniac de una manera sencilla diría que, a día de hoy, es la película del festival, sobre todo por la manera con la que conectó con el público.
Su escena inicial marca ya de una forma tajante la dirección que va a seguir el tono (violento), la (malsana) atmósfera y la forma (casi el 90% de la película es en cámara subjetiva). Y es que, como señaló el director de la original, esto no puede considerarse un remake sino una nueva película que parte de un personaje común.

Ha habido unanimidad también entre la crítica: todos destacan su atmósfera (apoyada en una banda sonora brutal), el inteligente tratamiento del psicópata por parte del guión (en el que colabora Alexander Aja), las dos caras de Elijah Wood (Joe Spinell, protagonista de la original, acojonaba, pero no era capaz de transmitir la bondad como señuelo para sus víctimas) y la difícil distribución que encontrará debido a su gore farrullero.

El director del remake señaló en el post-screening que se planteó el proyecto desde el respeto absoluto al clásico y, sobre todo, desde la seriedad de la temática. En la charla, Elijah comentó que se está planteando dirigir su primera película y que está esperando que le llegue un guión que le convenza.

Un momento divertido de la tertulia lo protagonizó uno de los periodistas que se refirió a la primera película de Elijah (El Buen Hijo); comparó la trayectoria de él y su compañero de reparto Macaulay Culkin y le preguntó dónde estaba la diferencia entre el rumbo de uno y otro. Elijah, entre risas, contestó que él lo había tenido más fácil al no haber aparecido en una película icónica durante su infancia, además, presumió de tener una madre que siempre le ha puesto los pies en el suelo.

Otra curiosidad. El director de la Maniac original confirmó que se está desarrollando otro remake de Maniac Cop 2, lo dirigirá Nicolas Winding Ref (Drive) y postuló con orgullo que Hollywood debería apostar más por las ideas originales, o al menos después de que el público hubiera visto (y pagado por) los remakes de Maniac y Maniac Cop 2. Un tipo con sentido del humor.

Para acabar el día emigré al cine El Prado para ver la producción argentina La araña vampiro, una cinta con ínfulas de cine de autor europeo que abusa de un subtexto que no existe y que dilata hasta el aburrimiento su sencilla premisa (una araña con veneno mortal muerde a un chaval y, hasta que no le pique otra araña de la misma especie, no se curará). Para ser sincero, esperaba algo más “serie B” con ése título.

Pues aquí otra crónica de esta maravillosa experiencia que está resultando Sitges. Agradezco vuestros comentarios y cualquier tema/película que me olvide o que maltrate perdonadme, son muchas horas y la cafeína es muy cara por estos lares. No lo olvidéis, twitter os permite insultarme o ayudarme en el minuto a minuto del festival a través de mi cuenta Twitter.

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=1409910548 Fernando Polanco Muñoz

    Yo fue lo que entendí. Creo que se ha ido ya.

  • http://www.facebook.com/oscarolivaactor Oscar Oliva

    Ayer ví lo Imposible por la noche en Sitges, por momentos me recordó al Spielberg de El Imperio del Sol. 

  • http://twitter.com/DocCastellari Julio C. Sánchez

    Lustig dijo que Nicolas Winding Ref iba a dirigir el remake de “Maniac Cop”? Hasta donde puedo leer, es solo el productor y la dirección se la han ofrecido a otro bien diferente… ¿No sabras si William Lustig va a estar el fin de semana siguiente todavia por Sitges?

  • Pingback: Sitges 2012: Día 3. Maniac, Aftershock | sustoymuerte.com, blog de cine de terror()

  • Meitantei_Holmes

    Joder esa pregunta sobre Macauly es un ataque gratuito que no necesita ni respuesta por parte de Elijah. Venga vamos a reirnos de un chaval que a sido un titere por parte de los padres toda su infancia….la verdad que la gente muchas veces es idiota.

  • http://twitter.com/dabitjg David Jiménez

    Por ahora, y sin duda, Maniac lo mejor del festival junto a The Cabin in the Woods. Espléndido Elijah y esa atmósfera malsana tan ochentera (aunque no lo sea).

  • hunk31

     A la de Blood C poca fe le tengo , ya de por si todo lo relacionado con Blood en general es flojo , incluso la anterior serie Blood + me parece floja de cojones , tengo la primera pelicula animada que se hizo tan solo porque tecnicamente esta de puta madre pero la trama esta muy mal llevada…y eso que era una pelicula muy corta.A la serie nueva de Blood C (llamada asi porque esta hecha por las autoras de manga conocidas como Clamp…que desde X todo lo demas les ha salido como el culo) se le veia a Km que seria una mierda y encima con la censura de la version Tv , por eso no es de extrañar que la pelicula buscando ser el final definitivo de esta serie , sea otra mierda igual por muy buen apartado visual que tenga

Críticas

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

mi6

Pillad palomítas.

ant-man-y-la-avispa

Aquí hemos venido por las risas.

Twitter

Podcast