Noticias

Sitges 2012: Día 7

Por Fernando Polanco.

Y el séptimo día, Dios descansó… pero el público del festival de Sitges tuvo droga dura desde primera hora con la proyección de Antiviral, la primera película de Brandon Cronenberg.

Y si a alguien se le escapó el nombre del director y entró en la proyección sin saber de quién era hijo seguramente no tardaría ni diez minutos en captar el espíritu de la “Nueva Carne” en la que, para mí, es a día de hoy LA PELÍCULA de esta edición.

Antiviral nos cuenta, enmarcada en un universo de ciencia ficción indie, la historia de un hombre que trabaja en la principal empresa del sector de venta de “enfermedades de famosos para gente corriente”. Bizarro, ¿no? El guión nos sitúa en una sociedad futurista en la que podemos comprar el último catarro de Belén Esteban para “sentirnos un poco más ella”.

© Rhombus Media

El protagonista de esta demente historia es Caleb Landry Jones (el pecoso violento de The Last Exorcism o el Banshee de X-Men: Primera Generación) y tengo que decir que su trabajo es el pilar básico sobre el que se sustenta la atmósfera pérfida y malsana de toda la película. La mirada de este chaval es un puñal en cada plano.

Brandon Cronenberg ha optado por una estética minimalista, de quirófano, con fondos monocromáticos, arquitecturas poligonales y composiciones simétricas. Seguramente estaría limitado por un presupuesto bajo, pero es inevitable comparar ésta con la estética de Stereo o de Crimes of the Future, dos de los primeros trabajos de su padre.

© Alliance Atlantis

Y ya que estamos comparando, me atrevería a decir que Antiviral sale mejor parada respecto a esos dos títulos en cuanto a madurez y a nitidez argumental, es mucho menos críptica, más accesible, y no por ello menos compleja. Va, apedreadme.

Antiviral sabe jugar muy bien a los contrastes. Enfrenta su limpieza visual a un barroquismo conceptual, a una tesis más cercana al juego de roles de Videodrome y, todavía más, a la premisa de Rabia, donde una mujer se sometía a un injerto de piel después de sufrir un accidente y enfermaba convirtiéndose en una especie de vampira sexual.

© Rhombus Media

En fin, que se supone que esto no es un análisis sino una crónica del día, que me emociono. Conclusiones de “Antiviral”: es digna sucesora de la filmografía de Cronenberg padre, ha gustado aunque se le acusa de un ritmo lento y no es apta para retinas sensibles.

Pascal Laugier revolucionó al personal hace algunos años con Martyrs. Aún se habla de la ambulancia que había en la puerta del Auditori recogiendo a gente desmayada que salía de la proyección. Este año nos presenta The Tall Man (El Hombre de las Sombras en Egshpanya).

La historia nos sitúa en un pueblo decadente en el que en poco tiempo desaparecen niños sin que nadie sepa la causa. Los supersticiosos del lugar lo tienen claro: es el hombre del saco.

© DeAPlaneta

La cinta arranca como película de terror y luego da el esquinazo para quedarse en el más puro thriller. Esto es un arma de doble filo, a unos les ha resultado original, otros se han sentido estafados esperando algo más cercano a la anterior producción de este director.

El director demuestra desenvolverse con maestría en el terreno del misterio, consigue dotar de suspense a todo el segundo acto y se luce en el clímax final dejando al descubierto su excelente dominio del lenguaje narrativo. La cámara fluye, y eso no sería posible sin el costoso diseño de producción que lleva detrás (es una coproducción EEUU/Canadá/Francia).

La jornada continuó con Grabbers, una simpática “monster comedy movie” (o como se diga) en la que unos monstruos alérgicos al alcohol se encuentran con un Jimmy McNulty de pueblo. Sigue la línea de las comedias británicas que están reciclando subgéneros fantásticos como Zombies Party, Paul o Attack the Block.

Situaciones, diálogos y personajes divertidos pero que no terminan de convencer, da la sensación de que se podrían haber explotado más los chistes y que el ritmo general es demasiado atropellado. A pesar de eso, hay quién la pone como favorita para el premio del público simplemente por continuidad (el año pasado fue Attack the Block, con la que tiene muchas similitudes, y el anterior Zombieland).

© Forward Films

Con la hora de comer llegó The Weight y, tengo que admitirlo, después de media hora me pudieron las ganas de bocata y me salí de la proyección, pero es que lo que estaba viendo era taaaan coñazo…

© Treefilm

La película se centra en un jorobado que trabaja en una morgue y en el desfile de muertos a los que maquilla, con los que habla, a los que deja que la gente viole, etc. Todo contado con un ritmo horrorosamente tedioso y sin ninguna voluntad de narrar.

Y atención a este descacharrante tráiler:

Es de Wrong, la nueva película de Quentin Dupieux aka Mr. Oizo aka el dire de Rubber, la película del neumático asesino. El guión empieza con su protagonista perdiendo a su perro y nos lleva a través de diferentes personajes absurdos a un viaje de surrealismo y esperpento que arrancó las risas continuas del Auditori.

El momentazo culmen lo protagoniza un excremento con conciencia, y no os digo más. El nivel de “ingenio gilipollas” desplegado por Dupieux es admirable, pura creatividad inconexa capaz de sorprender a las neuronas más dormidas del espectador en cada escena.
Una joya de la comedia desde ya.

© Drafthouse Films

La jornada acabó con la proyección de Frankenweenie en 3D y doblada al castellano (las críticas incendiaron twitter). A pesar de que el estreno era al día siguiente, las invitaciones volaron y me quedé sin disfrutar del regreso de Tim Burton a sus orígenes. Se oyen buenos comentarios por las redes sociales, esperaré a la crítica de mis compis para decidir si gastarme los eurillos o no.

Foto Frankenweenie

Mañana llegan Sinister, Invasor o A Fantastic Fear of Everything, la fiesta sigue y quedan pocos días para la gran clausura con “Looper”. ¡Seguimos hablando por twitter!

  • Ignacio Jesus Asensio Lavilla

    Yo es que justo la vi por la emoción que transmitían en estas crónicas con que iba a llegar, y el director del festival también la ponía muy bien.  Pero…

    SOPOILIAZOS, SIGUE LEYENDO POR TU PROPIA VOLUNTAD

    Lo que cambien los recuerdos tal como cambian el pasado pues bien, pero cosas como que las barras de plata del protagonista desparramadas de la furgoneta, siendo que la versión “Willis” nunca ha existido pues lo evita haciéndose sepuku y que se mantenga la herida en la cara del niño-akira… te sacan bastante de lo que es la peli. Que la versión “Willis” se haya creado al “cerrarse el circulo” pero luego se salve girándose puede tener su explicación en plan realidades alternativas y tal.Otra cosa es que parece que la mitad de las subtramas no le da tiempo de contarlas, si no te va a dar tiempo no las metas.  Como por ejemplo la mama que al principio se fuma un cigarro fantasma pero después del polvo si que se fuma uno de verdad… Por otra parte la escena del Willis cuando lo llevan ante el jefazo y se pone en plan Chow-yun-fat; o la versión que me bajé está cortada o no explican como se libera…
    Para mí (opinión personal por supuesto) va de más a menos la película, con demasiada escena “intimista” sin ninguna trascendencia, y no esto hablando de lo de machacar el tocón con el hacha habiendo tecnología para regar, eso indica algo de la personalidad de la “mama”, pero lo del cigarro fantasma como que no lo cojo…Para mí, en el sentido de continuidad temporal, está mucho más trabajada los cronocrímenes. Es que cosas como que ellos mismos sean los que se cierran el círculo y no tengan planeado que dentro de treinta años se tienen que dar el piro, o como saben que tienen que ir a por un tío que ya está muerto (en el caso del amigo) te fastidian un poco la suspensión de incredulidad.Por otra parte algún detalle bueno tiene, con escenas de gran impacto visual, como la forma de esperar a la víctima que venga del futuro y antes de que acabe de caer al suelo ya le han pegado el escopetazo. Pido disculpas por el rollazo ^^

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Yo la vi con Rafa la semana pasada y nos gustó bastante pero quizás nos dejó un poco fríos. Tiene detalles muy buenos y la premisa mola mucho. Tengo que repensarla un poco porque es de esas pelis con miga, pero reconozco que una semana después es un título que aunque me gustó mucho no me ha dejado especial huella. En cualquier caso la intentaré ver de nuevo cuando se estrene, a ver si con un 2º visionado se le saca más chicha.

  • Ignacio Jesus Asensio Lavilla

    No sé si habrás visto ya Looper, pero a mí me ha defraudado. Peli del montón que peca de querer meter demasiadas cosas y mucho menos cuidado el aspecto de la continuidad espacio-temporal que los cronocrímenes…
    Por otra parte a la de antiviral le tengo ganicas; ¡Larga vida a la nueva carne!

Críticas

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

Twitter

Podcast