Las Horas Perdidas Las Horas Perdidas
Menú
Buscar
Ghetto Film School

La escuela de cine Ghetto Film School, del South Bronx, atraviesa un buen momento. Doce años después de su fundación, cuenta con el respaldo de mecenas como la HBO, Sony, Saatchi & Saatchi, JP Morgan & Chase, CNN, Google, y la propia Academia de Hollywood. A su gala anual de beneficencia acuden De Niro, Julia Stiles, Blake Lively, Tracy Morgan, Chazz Palminteri o Melissa Leo, con Questlove de pinchadiscos. Cuenta con más de un centenar de alumnos quienes tienen la oportunidad de culminar su paso por el centro con un film “final de carrera” que realizan en el extranjero, y en colaboración con otros estudiantes de cine de todo el mundo, para ampliar sus miras.

No siempre fue así.

© Ghetto Film School

El director David O. Russell (Tres Reyes, The Fighter, The Silver Linings Playbook) fue uno de los primeros profesionales (Mark Wahlberg y Steve Nash –sí, ese Steve Nash–) que se incorporaron a la junta de dirección, presidida por el fundador de la escuela, Joe Hill, un trabajador social de South Bronx. Russell consiguió incrementar sustancialmente los fondos recibidos –unos 40.000 dólares anuales durante los primeros años de existencia– y atraer a otros nombres del cine para que se interesaran por el proyecto, cuyo nombre fue elegido por sus creadores en un intento de jugar con los clichés, aunque no le guste a todos.

“En cierto modo, el nombre de Ghetto Film School es bastante delimitador”, reconoció el director Jim Jarmusch durante un seminario celebrado en la escuela en 2007. “No me atrajo el nombre. Me atrajo el hecho de que este es otro lugar para encontrar sangre nueva”.

Entre estas aportaciones y la ayuda local de la ciudad, la GFS dispone de un presupuesto operativo anual en torno a un millón de euros para la educación de unos 130 alumnos, desde los 19 con los que contaba hace cinco años. Es encomiable y más si repasamos la historia reciente del barrio. Van a necesitar hasta el último centavo.

SOUTH BRONX

En el período de 2003-2005, se registraron 391 homicidios en el área de South Bronx (norte de la ciudad de Nueva York). Desde enero a noviembre de este año, se han denunciado 38 homicidos y un total de 7.074 actos delictivos (podéis ver las cifras de la Policía de NY aquí –distritos 40, 41, 42, 44 y 48–). Es la zona con menor capacidad adquisitiva del país, donde un 38 por ciento de sus residentes viven por debajo del umbral de la pobreza. Hablamos de 256.000 personas.

via Museum of City of New York

Con todo, se trata de un avance respecto del antro que era en los años 70. El Bronx tocó fondo en 1975, cuando la administración del entonces presidente Gerald Ford se negó a rescatar a la ciudad de la bancarrota (una decisión acompañada de la mítica portada del Daily News: ‘Ford a la Ciudad: Muérete’). Dos años después, el incendio de las Series Mundiales terminó de arrasar el boro: un 97 por ciento de sus edificios fueron destruidos durante la década de 1970 a 1980. La realidad del barrio fue captada en films como Death Wish, Summer of Sam y Distrito Apache: El Bronx; así como en innumerables fotografías.

Fotografía de Stephen Shames

Hoy en día, y gracias en parte a una inversión inicial de 1.500 millones de dólares durante la administración Reagan, el barrio parece haber iniciado un proceso de gentrificación, con la incorporación masiva de residentes de clase media que buscan una vivienda a un precio razonable. Otros disputan esta afirmación, y aseguran que este tipo de declaraciones suelen aparecer de cuando en cuando, como ya sucedió a principios de 2000, y no se ajustan a la realidad.

EDUCACIÓN

“Robamos planos”, declara el antiguo estudiante del GPS, Alvy Johnson. “Ese estilo guerrilla realmente te pone las pilas”. Johnson es sigue ahora el programa de posgrado cinematográfico de la Universidad de Columbia. El alumnado de la GPS no está restringido a los límites del barrio, pero los creadores del proyecto sí están particulamente centrados en la población juvenil de la zona. “Tenemos a gente de todas partes”, explica Hill, “pero nuestro compromiso se centra al Bronx en particular y a la ciudad en general. Todo el mundo que entra por la puerta quiere ser Spike Lee”.

Entre los estudiantes se encuentran víctimas del Katrina, como Ashante’ Parker, o inmigrantes como Josué Loayza, de padre ecuatoriano y madre hondureña. Hay hermanos como Darrell y Amber Vanterpool que tienen el deseo de iniciar juntos una carrera profesional, “al estilo de los Coen y de los hermanos Wayans”.

© The New York Times (Christian Hansen)

Loayza se especializa en el aspecto tecnológico. “Hay demasiado para elegir, demasiados instrumentos que se traducen en diferentes estilos de rodaje. Me fascina todo lo relacionado con cámaras, montaje y corección de color”, afirma. Las enseñanzas de la escuela perviven en la rutina doméstica de los jóvenes. “No puedo ver la televisión sin darme cuenta de los planos”, explica Parker. “Sé que arruino la experiencia al resto de mi familia, pero no puedo evitarlo. Ahora me doy cuenta de todo”.

Los estudiantes terminan su andadura en la GPS con la realización de un corto de fin de curso. Seis minutos, sin diálogos. Aquí os dejamos 200 Mgs. of Normality, de Elías Luna. Podéis ver el resto aquí.

EXPANDIENDO HORIZONTES

2012 ha sido el gran año de la Ghetto Film School, con la puesta en marcha de GPS Masterclass, unas tertulias online con directores como Spike Jonze, Edward Burns, Adam Shankman, Lee Daniels o Catherine Hardwicke en las que los estudiantes tienen la oportunidad de preguntar sobre los aspectos fundamentales de la industria y de la creación cinematográfica, tema este último que se trata aquí con el responsable de Adaptation.

La labor de los estudiantes se ha expandido también al ámbito de la publicidad. Colaboraciones como la desarrollada con Wieden + Kennedy posibilitan que los alumnos de la GFS hayan proporcionado ideas para campañas publicitarias de bajo prespuesto, como la desarrollada por Target.

La serie de conferencias GFS Masterclass se ha expandido a los alumnos de otros países, entre ellos España. En este sentido, os dejamos aquí el corto Pool, de Juan del Río, integrante del seminario dado por Hardwicke.

Y finalmente, los proyectos en el extranjero desarrollados por los propios alumnos, que viajaron en 2008 a Uganda con Live, Joseph!, de Alma Osorio y Teresa Dilworth: la historia de un hombre mordido por una serpiente al que le quedan 24 horas de vida para cumplir sus deseos.

La iniciativa prosiguió en 2011 con Caraca!, de Gloria Alvarez y Nozaire Dolce, rodado en Río de Janeiro…

…y tuvo su continuación este año con Prank, de Kirsten Tanjutco y Jared Ray, rodado en Shanghái (China).

Más:

- Página web oficial de la GFS y presskit (.pdf)

- Canal oficial de la GFS en YouTube

- Coming of Age on the Streets of Bronx, una colección de imágenes de Stephen Shames.

Art Beat

  • http://www.facebook.com/people/Konata-Izumi/100000493321190 Konata Izumi

    Callejeros Bronxeros. Multinacionales haciendo de progres como un vulgar anuncio de Freixenet “aficionado”.

  • Nagual79

    Los buenos de JP Morgan, más de cien años creando miseria en el mundo y de cara a la foto soltando unas limosnas en las manos de aquellos mismos a los que ha contribuido a empobrecer.

  • grupo tres

    Porno de la miseria, así de claro. Si monstruos corporativos como HBO, Sony, Saatchi & Saatchi, JP Morgan & Chase, CNN o Google se meten a patrocinar un fregado de estos no es por la bondad innata en los corazones de sus ejecutivos, sino para dar una pátina de respetabilidad a lo ONG a su maltrecha imagen, (lo étnico mola, chaval, y si es étnico y pobre mola todavía más; Bautista, dale dos dólares a ese indigente y que deje de limpiar el parabrisas de mi Bentley con ese trapo sucio, y dale caña al acelerador, joder, que no me gusta cómo miran esos negratas los tapacubos de mi coche). Y tiene gracia, porque ahora los habitantes del Bronx se ven obligados a abandonar sus hogares desde que la invasión yuppie del barrio ha disparado los precios de la propiedad inmobiliaria.