Las Horas Perdidas

Buscar


Breves



Podcast



Tráilers


Críticas




Las Sesiones

Escrita por: Javier Ruiz de Arcaute | 21 diciembre | 5:35 PM

Ben Lewin | Ben Lewin | John Hawkes, Helen Hunt, William H. Macy, Moon Bloodgood, Annika Marks, Adam Arkin, Rhea Perlman, W. Earl Brown, Robin Weigert | Geoffrey Simpson | Lisa Bromwell | Marco Beltrami | John Mott | Judi Levine, Ben Lewin, Stephen Nemeth | Douglas Blake, Julius Colman, Maurice Silman, Darlene Winter | Such Much Films, Rhino Films | Hispano Foxfilm


Nota de los lectores:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.6/10 (21 votes cast)

3

Las Sesiones adapta la historia real de Mark O’Brien, poeta y periodista que, tras vivir la mayor parte de su vida postrado en una cama y con un pulmón de acero como indispensable compañero, decide explorar una sexualidad que ha permanecido latente por culpa de su enfermedad, una tetraplejia derivada de una Poliomielitis. Para ello se ayudará de una terapeuta sexual con la que entablará una relación muy especial.

Sin duda es una de esas películas con el combo de ingredientes necesarios para, en buenas manos, conmover a medio mundo y amasar una buena cantidad de premios. En esa línea de dramas amables y adscritos a cierto minimalismo argumental que tan bien han funcionado en los últimos años, como el caso de Los Descendientes, Pequeña Miss Sunshine, Entre Copas, la película alterna drama y comedia sin exagerar mucho ninguno de ambos aspectos, lo que evitará molestar a muchos culos sensibles que incluso se acercarán a ella con buenos ojos.

© Hispano Foxfilm

Aquellas películas no esquivaban la amargura más profunda, sino que anteponían a ésta una actitud positiva ante la vida. Las emociones eran intensas, con un aura de optimismo que envolvía la historia, pero estaban ahí. En esta película la intención parece ser similar, pero quizás el minimalismo con el que se describe tanto la necesidad de sexo del protagonista como su relación con la terapeuta o su cuidadora es de tal calibre que hay momentos en los que parece que se pasa por los problemas de puntillas.


La película tiene urgencia por compensar cualquier momento dramático con otro positivo.


Hay un valor tremendo en abordar un tabú como la sexualidad de una persona dependiente y en hacerlo sin lástima ni palmaditas en la espalda, pero hay momentos en los que la película se queda a medias, y ya no en el tema sexual, que en el fondo es un detonante para ir más allá, sino en el plano emocional. Como si la película, en vez de introducirte en la historia, te la contase de oídas, haciendo que los momentos álgidos pierdan intensidad. Quizás necesite revisitarla, pero han perdurado más en mi mente las escenas entre Mark y el cura interpretado por William H. Macy que algunas de las que involucran a Mark y su terapeuta. Pero el grado de vaselina para que lo amargo no lo parezca tanto es excesivo y quizás se deba a que hay una cierta urgencia en compensar los momentos tristes con un giro positivo justo tras ellos, especialmente al final de la película. No es tanto un problema de condescendencia, que en eso el director tiene muy claras las cosas, sino de establecer el poso emocional que debe generar la película, como si la necesidad de ser uno de esos dramas amables pesase más que la propia historia.

© Hispano Foxfilm

Sin embargo los actores no tienen pega alguna, todos están espléndidos y llenos de matices, algo que ayuda mucho a llenar una película como esta en la que a penas hay 5 personajes relevantes incluyendo a los protagonistas. Hawkes está estupendo, pero la que saca petróleo de su papel es Helen Hunt, que en el fondo, es un personaje mucho más contrañido por la vida que el protagonista de la película, y ella sabe transmitirlo estupendamente, sacando todo el provecho posible a un personaje lleno de contradicciones.

Sin duda va a tener tirón en buena parte del público y no dudo de que emocionará a mucha gente, porque la historia es lo suficientemente original y a la vez muy reconocible por todo el mundo. Pero al menos a mi me queda esa espinita de que, quizás con una dirección más atenta y vital y con menos temor a caer en el drama, podríamos haber estado ante una de las mejores historias de amor que podría haber dado el cine en mucho tiempo.


Tags: , , , , , , , , , ,


Articulos Relacionados:


  • Nein

    Estoy de acuerdo con la crítica. Me parece una película amable, con buenas interpretaciones, pero de un tono demasiado ligero en bastantes momentos. Creo que con el material de partida se podría haber conseguido algo mejor…

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=1134573292 Roberto Velasco

    Sin ser una maravilla tiene más cosas a tener en cuenta que la tontería esa de Intocables. Tira por la vía del humor, la narración de las sesiones tiene un montaje que las hace amenas y unas buenas interpretaciones… Cierto es que en manos de otro director podría dar más de sí (se recurre al sentimentalismo -parece inevitable- al final y además este es muy precipitado). Mención aparte merece lo que le han hecho a Helen Hunt en la cara (tiene una escena frente a un espejo que duele ver la carnicería que le han hecho). Es para coger al cirujano y echarlo a los leones.

  • George Kaplan

    Yo me la apunto. Igual soy el único por estos lares pero me la apunto. Y como ya he comentado en alguna ocasión, me congratulo de la resurrección artística de Helen Hunt.