Críticas

La Vida de Pi

La Vida de Pi es una parábola y ahí residen su virtud y su debilidad. Una película religiosa en forma de cine de aventuras, en la que su protagonista razona que adoptar firmemente una creencia no implica evadirse de la realidad, y que profesar un credo no excluye aceptar ideas contradictorias que nos parezcan igualmente válidas. Se puede argumentar que es un film sin profundidad: Ang Lee, su director, mantiene esta premisa hasta el final y nunca examina las grietas que subyacen bajo sus ideas (porque nuestro héroe, bien podría ser un iluminado, y sin embargo el film jamás nos deja la opción de pensar en esa posibilidad). Es aceptable. Pero entendería menos que no se apreciara la metódica hora de entretenimiento puro y duro que nos presenta esta película y que involucra a una balsa, un niño, la mar, un tigre, peces voladores, conciencia del mundo, mucho azúcar y a un señor director como la copa de un pino.

© Fox 2000 Pictures

Ang Lee vuelve a ser el Ang Lee de 2003. Pone fin a un paréntesis realista de nueve años (Deseo, Peligro; Brokeback Mountain) y recupera el “modelo Hulk” –donde el color es predominante y la narración, su patio de juegos– para contarnos la historia de Pi Patel, hijo de un zoólogo indio, a la deriva tras un naufragio que se ha cobrado la vida de su familia. El incidente afecta gravemente a Pi como hijo que ha perdido a sus padres, y le afecta como ser humano que ha intentado comprender desde la razón el mundo que le rodea, las emociones de quienes viven en él, y las diversas creencias que lo acompañan. Su vida está en peligro, porque el otro habitante de la barca es un peligroso y hambriento tigre de Bengala, y no sabe muy bien por qué. No estaba previsto. Y sin embargo, no deja de asombrarse ante la belleza de su alrededor: en el mar, en los peces, en el cielo, en las ecuaciones de su infancia, en la crueldad de la naturaleza y en los pequeños detalles de su pasado familiar. Y concluye que Dios (porque, que a nadie le quepa duda, en La Vida de Pi existe un Dios) puede aliviar sus sentidos y fortalecer su espíritu, pero el único capacitado para salir de ese brete de cojones en el que está metido es él, y solo él. Nadie más le va a echar un cable.


‘La Vida de Pi’ no opera muy bien en las zonas grises, ni disfruta con el trabajo sucio. Su zona de seguridad consiste en brillar. Y lo hace.


El tercio entero de film de aventuras sirve de columna vertebral del film y lo caracteriza, permite poner sus ideas en juego desde el entretenimiento y desata las capacidades visuales de Lee, ayudado por la fotografía el chileno Claudio Miranda (Benjamin Button, Tron: Legacy), una estrella en ciernes. Sus descripciones del mar son tan pictóricas como el desierto de Hulk, y los efectos visuales CGI se justifican tanto desde un punto de vista estético –la aparición de la ballena, el reflejo del cielo nocturno en el agua– como utilitario –el uso de un tigre de Bengala generado por ordenador permite al director escenas tan complejas como en la que el joven tiene que trasladar alimentos desde la barca a una balsa improvisada, esquivando los movimientos del animal en una larga toma–. Es una parte narrada por el gran director taiwanés con ojo, fluidez y energía, en la que Pi se enfrenta con ingenio tanto a las amenazas naturales como al peligro constante de cuatro patas sobre el que tiene que establecer dominio. Hay sensación de asombro pero también hay tensión sobre el desenlace del joven. Shuraj Sharma realiza una interpretación cándida, esforzada y ajustada al hombre pacífico, racional y ascético que será en un futuro (Irrfan Khan).

© Fox 2000 Pictures

Lee, en definitiva, ha trabajado sobre un lienzo inmenso: naturaleza, conocimiento y Dios. Quizás son demasiadas ideas demasiado grandes como para perfilarlas por separado. La Vida de Pi canjea expansión por profundidad. Lee parece estar muy contento con su propuesta de alcanzar un punto de equilibrio entre razón y fe, sin hacer especial hincapié en los conflictos que pudiera representar. Esta comodidad y la habilidad natural de Lee para el lirismo sirven bien a la película durante muchos momentos, pero en su último tercio se convierten en un obstáculo, cuando la película introduce la figura del narrador dudoso –sin profundizar mucho en los spoilers, cabe la posibilidad de que la historia de Pi en la balsa no sea ajustada a lo que sucedió en realidad–. Ese momento está tratado desde un sencillo plano fijo, dominado por Sharma y rematado por una conclusión que en un film más matizado habría demolido la película: “Si los efectos son los mismos, qué más da el modo y manera del relato”.

Un espectador podría argumentar que los modos y maneras afectan, y mucho: al fin y al cabo pertenecen a la misma realidad que los personajes del film intentan domar a través de su inteligencia y su fe, pero Lee no escucha, porque en cierto modo las dudas están fuera de su propuesta. La escena termina y nuestros protagonistas agotan los últimos momentos del film en una incómoda incertidumbre. Como yo. El film nos muestra a dos manos aspectos hermosos de la vida y pasa de puntillas sobre el dolor, bien eludiéndolo en su totalidad, bien ocultándolo a través de simbolismos, bien aliviándolo con sentido de aventura y belleza. Y si esa es su intención, no puedo poner ninguna pega más al respecto.


Ang Lee | David Magee, basado en la novela homónima de Yann Martel | Claudio Miranda | Tim Squyres | David Gropman | Mychael Danna | David Womark, Gil Netter, David Lee, Ang Lee | Dean Georgaris | Fox 2000 Pictures, Haishang Films, Rhythm and Hues | Hispano Foxfilm | Suraj Sharma, Irrfan Khan, Ayush Tandon, Gautam Belur, Adil Hussain, Tabu, Ayan Khan, Rafe Spall, Gerard Depardieu, James Saito, Jun Naito |
  • Poli Polito

    Todos vuestros comentarios son los míos (salvo el de la defensora de animales; si va en serio es un poco ignorante, pero en fin….).
    Podemos criticar la belleza visual por el mero hecho de no ser sustentado por un buen planteamiento metafórico por debajo, y así nos parece una belleza hueca.
    ¿Y si fuese la propia belleza, el propio aderezo, el que crea las columnas metáforicas que lo sostienen? Está claro que un ser creyente de cualquier Dios está más dispuesto a disfrutar de todo esto.
    A mí esa grisura de intuir (de certificar) que la historia de Pi es la historia de la maldad y sufrimientos humanos, re-interpretada y contada con animales, me deja sin armas.
    Y me deja sin armas porque da una imagen de Dios superior, incluso del Dios de los ateos, del dios indemostrable, o mejor aún, del dios creado por las necesidades y fantasías, como producto exclusivamente humano.
    Claro, así visto, es un mensaje ateo: PI inventa una historia más acorde a la sensibilidad y prefiere creer en ese escenario.
    Me imagino que un ser humano (o de otro tipo) puede jugar a pensar en un DIos que posibilita una perspectiva múltiple, que maneja unas normas en las que cualquier historia es posible y que lo que cuenta es el sabor de boca del final, seas un tigre en alta mar o un huérfano sediento.
    Ese es el Dios en el que yo creo (y que yo creo!!!) ese al que amo y odio a partes iguales, ese que existe tanto que no necesita ni existir, y al que le importan un carajo las definiciones de si mismo, ese Dios que todas las religiones intentan describir en alguna faceta de sus escuelas místicas, y que llegan a diluir en concepto hasta quedarse de nuevo con una pregunta vaga ante el espejo.
    Ignoro si la Vida de Pi es buena o no, ni siquiera sé como medirla. Puede que sea una basura coheliana que da dinero, si se mira así, o un alarde de poesía visual, o una pregunta mal llevada. Quizá hubiese sentido lo mismo ( me refiero a esta retahíla de palabras) mirando una pared desconchada.
    Llevamos aquí desde el principio, preguntándonos sobre Dios. Ese es el mensaje, y esa es mi opinión: quizá yo sea más jarto aún que la Defensora de Animales Maltratados.

  • Jesus Doval

    La verdad es que los comentarios soeces podíais guardároslos o que pongan un filtro…
    La película es excelente, una obra de arte. Tiene profundidad para quien sabe verla con profundidad; hace reflexionar y mucho. No sabía apenas del director, pero tiene mucho mérito este trabajo, que aborda tantas cuestiones, y te mantiene en vilo todo el rato, sin saber por donde va a romper.
    En un época de superproducciones violentas y superficiales, es muy gratificante ver y escuchar una historia como esta.

  • Peluchin Vao

    la pelicula se va mas al lado de la fe….el libro es mucho mas realista

    lee el libro en el pi si habla de su pobreza en la india ,,no tiene una estupida novia ni es un sabelotodo, tambien habla de ser amigo de los ateos porque cada quien tiene derecho a creer lo que sea…explican todo e incluzo el comportamiento del tigre es distinto…en el libro nunca lo toca….

    a su lado la pelicula no es nada…..

    ademas la segunda historia esta para hacernos ver que las personas siempre buscamos a un dios y nos lo inventamos ,,,no para demostrar su existencia

  • Youssef

    Estas hablando en serio?????? por favor, que son hecho a ordenador….tomate una tila

  • TIGRESA

    y para eso hay que torturar y matar animales?? chino tenia q ser..hijo
    de puta, los que se comen los perros y despellejan a los gatos vivos
    para hacer cachivaches para los todo a cien…la vi ayer y he tenido
    pesadillas….espero que cuando mire su oscar…se le llene el alma y
    los ojos de todo el sufrimiento que causó..cada vez quer lo mire, pàra
    siempre…HIJO DE PÙTA¡¡¡¡ ,ME GUSTARIA QUE TU SUFRIESES LO MISMOOO

    HIJOS DE PUTA DESALMADOS, MIERDA DE HOLYWOOD, OS PUDRIREIS EN VUESTRA MIERDA CABRONES , DESGRACIADOS

    me ha llenado de rabia…mierda de pelicula¡¡¡
    simple hijode puta..sino es por los tigres que salen y matan en la peli….tu peli va a la basuraaa¡¡¡

    o sino imaginad esa peli sin animales….una basura…le keda el paisaje…
    dios que rabia a él si q lo naufragaba yo…pero pa siempre, muerete tu antes de matar mas , CABRON¡¡ TORTURADOR¡¡¡

    MENUDA
    MIERDA HAY EN ESA PELI…INFORMAOS…LOS PROTECTORES DE LOS TIGRES???
    UNTADOS, SE LE PILLO A LA TIA…Y RENUNCIO AL PÙESTO….PASA COMO EN
    INDIA….PROYECTO TIGRE??? JA¡ SON LOS QUE SE LOS VENDEN A LOS CAZADORES
    ILEGALES..POBRES CALRO…ELLOS LOS ESTAN EXTINGUIENDO¡¡¡¡

    LA TAPADERA PERFECTA….PODRIDOS¡¡¡¡

  • daniel jordan

    Al final de la peli lo aclara todo:
    Relaciona la idea de la religión con la historia del tigre (que es la en teoría falsa) y la historia que le cuenta a los japoneses con la realidad.

    Yo creo, por lo tanto, que se trata de una crítica a todas y cada una de las religiones que aparecen en la película.

Críticas

apocalipsis

Hay un nuevo poder mutante: LA DESIDIA.

cabro

Superstición destructora.

high-rise-poster-pic1

Rebelión en el planeta del señor Gutiérrez.

sino

Ramificaciones de una historia.

civil war

Rozando el ideal de Marvel con la yema de los dedos.

Twitter

Podcast