Las Horas Perdidas

Buscar


Breves



Podcast



Tráilers


Críticas




Nameless Gangster

Escrita por: Javier Ruiz de Arcaute | 15 enero | 7:00 PM

Yun Jong-bin | Yun Jong-bin | Choi Min-sik, Ha Jung-woo, Kim Yun-seok, Jo Jin-woong, Ma Dong-seok, Kwak Do-won, Kim Sung-kyun, Kim Jong-soo, Kim Jong-gu, Kim Jong-gu | Ko Rak-Sun | Kim Sang-Bum, Kim Jae-Bum | Cho Young-Wuk | | Han Jae-duk, Park Shin-kyu, Kim Do-soo, Yoo Jung-hoon | | Showbox/Mediaplex | Mediatres Estudio


Nota de los lectores:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.5/10 (13 votes cast)

10

El cine sobre el crimen organizado casi siempre ha contado historias violentas. Ascenso y caída de grandes nombres del crimen organizado que a base de poder, cuya expresión definitiva es la capacidad para decidir sobre la vida de los demás, y por abuso del mismo conseguían vivir la vida con intensidad, pero también la consumían con excesiva rapidez. Si nos centramos en el cine surcoreano, que en los últimos años se ha rendido al cine negro, encontramos una versión más sórdida y violenta si cabe a lo que los grandes clásicos del cine americano nos había acostumbrado. Por eso resulta aún más curiosa la llegada de un título como Nameless Gangster.

En esta película el protagonista no es un tipo particularmente violento, tampoco un visionario o un tipo con un talento especial para hacer dinero, es un mero trepa y un bocazas cuyo morro, junto a una dosis considerable de suerte, acaban otorgándole un estatus muy importante en el clan al que decide unirse. Lo único que le da cierto valor real es una agenda con contactos importantes de su época como funcionario del gobierno y es aquí donde el contexto juega un papel fundamental.

© Mediatres Estudio

Estamos en la Corea del Sur posterior a las olimpiadas de Seul, a principios de los noventa, una época en la que la burbuja generada por el evento, como aquí con el ladrillo, dio lugar a una gran cantidad de corruptelas. Un país que había multiplicado en poco tiempo su cuerpo funcionarial, parte del cual no dudó en sucumbir a chantajes, sobornos y demás beneficios a cambio de hacer la vista gorda u otorgar un oportuno permiso.


El mejor apoyo que tiene Jong-bin para contar la peli y hacer atractivo un personaje despreciable, incluso como delincuente, es el siempre grandioso Choi Min-sik.


Así que Yun Jong-bin nos da una visión muy alejada de glamour o del punto épico que tienen otros relatos sobre el crímen organizado, historias que pese a tener a personajes esencialmente negativos si que destacaban alguna virtud de los mismos aunque sólo fuese para ejercer de criminal. Así vemos pasar el ascenso y caída, no de un gran criminal, sino de un mero superviviente, Ik-hyun, de alguien que en otra época no hubiese pasado de un esbirro de poca monta pero que en la era donde ser mediocre y trepa es casi una virtud, acaba por forjarse un puesto relevante. Algo para lo que siempre hace falta alguien de quien aprovecharse y que sea bueno en lo suyo, Hyung-bae, que funciona como contrapunto y que resulta mucho más empático que el protagonista.

© Mediatres Estudio

El mejor apoyo que tiene Jong-bin para contar una película así y hacer atractivo un personaje despreciable, incluso como delincuente, es su protagonista, el siempre grandioso Choi Min-sik (Encontré al Diablo, Oldboy), un tipo capaz de dar empaque y personalidad a alguien que no aspira a ser más que una garrapata de aquel estamento del que forme parte. Alguien que hasta cuando intenta mostrarse fuere y autoritario lo hace de forma patética y con mucho alcohol de por medio. Hay un escaso margen para salvar al personaje que la película no desaprovecha, porque pese a todo, hasta el tío más cutre tiene su corazoncito.

Más allá de una dirección competente, una ambientación genial, unas interpretaciones de lujo, y a pesar de una duración pelín larga, lo que hace más interesante esta película es lo bien que funciona para entender la crísis actual y el por qué de cómo estamos en España. Ser un mierda compensa, incluso más que ser simplemente malo.


Tags: , , , , , , , , , ,


Articulos Relacionados:


  • jose francisco almela rojo

    Afortunados los que podeis verla en cines; yo tendré que esperar más tiempo porque no se estrena por estas regiones de España; si es que la distribución en este país es una ******.

  • paterdixit

    tengo que ver “A Bittersweet Life” entonces!

  • javiKnight

    Joder pues yo recicle hace poco el dvd por la copia en BluRay, creo que en la Fnac.

  • javiKnight

    Pues menudo paquete de Jodidos Peliculones te llevas colega, Thirst es una maravilla y Yellow Sea es de lo mejor que vi el año pasado. Con respecto a la trilogía, mejor deja para el final Old Boy.

    Hace unos meses me compre “A Bittersweet Life”, otra obra genial, con un tercio final orgasmico. Kim Ji-woon es un Puto Maquina.

  • paterdixit

    en su día, en el Corte Inglés

  • Grigori

    Dónde encontraste la trilogía? Amazon? Manda huevos que Old Boy esté descatalogada en España…

  • paterdixit

    No hace mucho me compré ‘La trilogía de la venganza’, me regalaron ‘Encontré al diablo’ y esta semana compré ‘Thirst’ y ‘The yellow sea’… soy FELIZ! en cuanto vea ésta, seguramente la añada a la lista

  • http://www.facebook.com/alberto.g.rubio.7 Alberto Gonzalez Rubio

    offtopic: no hay CRÍTICA DE JACK REACHER?

  • Suki Tiene Truki

    De un tiempo a esta parte el cine coreano es prácticamente el único que consigue sorprenderme. Tienen una generación de cineastas realmente potentes.

  • http://twitter.com/nowseed Nowseed

    La he visto esta mañana, y me ha encantado. La dirección, las interpretaciones de Min-sik y Jung-woo, la ambientación….todo fantástico. Siendo una película de 2 horas y cuarto, me sorprende que no sufra bajones de ritmo y que todas las escenas cuenten algo. Siento que nada sobra, que todo funciona como un mecanismo expositivo. La trama avanza, evoluciona a través de cada escena. Una cinta más que digna del género. Muy recomendable.