Críticas

Anna Karenina

La novela de León Tolstói Anna Karenina ha tenido un sinfín de adaptaciones, ya sean teatrales, cinematográficas o televisivas. En la gran pantalla, las legendarias Greta Garbo y Vivien Leigh han dado vida a este personaje literario. El británico Joe Wright asume una ambiciosa adaptación que ha sido escrita por el dramaturgo y guionista Tom Stoppard, ganador del Oscar por Shakespeare in Love.

La acción de Anna Karenina se desarrolla en la Rusia imperial de 1874. Anna es una mujer casada con un hombre muchísimo mayor que ella y que es un alto funcionario del gobierno. Ella es muy apreciada por la alta sociedad rusa y lleva una vida recta, hasta que conoce a un joven y apuesto oficial, el conde Vronsky, por el que comenzará a sentirse atraída.

Anna Karenina crítica 1

© Universal Pictures International Spain

Joe Wright optó por rodar Anna Karenina en un teatro porque considera que la sociedad, la de la época y también la actual, es testigo de los escándalos de alcoba como si fuese el espectador de un espectáculo teatral. Toma como referentes a Lola Montès de Max Ophüls, El Arca Rusa de Aleksandr Sokurov, El Gatopardo de Luchino Visconti y la puesta en escena estilizada de Meyerhold. Wright se desata como nunca, tanto que se convierte en la versión 2.0 de Baz Luhrmann, pero consigue rodar escenas muy poderosas y hermosas, como por ejemplo el baile que se convierte en un juego de seducción entre Anna y Vronsky.


Joe Wright ha conseguido convertir a Anna Karenina en un gran espectáculo visual pero el film habría dado muchísimo más de sí si la pareja central hubiese estado encarnada por otros intérpretes a la altura de la historia.


Lo que menos me interesa de la Anna Karenina de Joe Wright es la relación entre Anna y el conde Vronsky por un error garrafal en el casting de la pareja, que tiene menos química que un par de lechugas mustias. El realizador confió una vez más en su musa, la actriz Keira Knightley, a quien dirigió en sus mayores éxitos cinematográficos como fueron las magníficas Orgullo y Prejuicio y Expiación, y por mucho que se esfuerce la intérprete británica en ningún momento llega a estar a la altura del personaje, es más, cada vez que tiene una escena con otro actor que no sea Aaron Taylor-Johnson, es devorada sin piedad. Pienso en otra actriz dotada de mayor talento, como puede ser Romola Garai, y probablemente el resultado habría sido más satisfactorio. Eso sí, la Knightley sigue demostrando que nadie mejor que ella para lucir vestidos de época, está guapísima.

En el pasado el personaje del conde Vronsky fue interpretado por John Gilbert, Sean Connery, Christopher Reeve o Sean Bean, actores con un gran talento y con un indiscutible físico de galán. Ver a Aaron Taylor-Johnson en Anna Karenina es como ver a un hipster en el cuerpo de baile de un antiguo espectáculo de Lina Morgan, no pega ni con cola. No creo que sea mal actor, en Nowhere Boy y Kick-Ass lo hace bastante bien, pero en el film de Joe Wright ni huele al personaje.

Anna Karenina crítica 2

© Universal Pictures International Spain

El resto de actores está muy por encima de la pareja protagonista. Jude Law que probablemente en la pasada década no habría desentonado nada si fuese seleccionado para encarnar a Vronsky, sobre todo si lo comparamos con Taylor-Johnson, asume a la perfección el rol de marido engañado. Viendo el film me dio la impresión de que Matthew Macfadyen se lo ha tenido que pasar bomba en la piel de Oblonsky, cada vez que aparece en pantalla la película sube. Cosa que también sucede con Alicia Vikander que interpreta a Kitty que junto a un magnífico Domhnall Gleeson protagoniza algunas de las escenas más bonitas que tiene el film. También están espléndidas Ruth Wilson, Kelly Macdonald, Michelle Dockery, Olivia Williams y Emily Watson, estas dos últimas funden a Knightley con un leve pestañeo.

Visualmente Anna Karenina es un espectáculo, los 35 millones de Euros que ha costado esta producción lucen el triple. El film se rodó en un solo set, en un teatro construido expresamente para la producción, y para simular los escenarios se utilizaron casas de muñecas y trenes de juguete. El diseño de producción de Sarah Greenwood es soberbio y tenía que haberse llevado el Oscar. Quien sí que se llevó la estatuilla fue Jacqueline Durran por su precioso diseño de vestuario. La fotografía de Seamus McGarvey es hermosa. Y el italiano Dario Marianelli vuelve a componer para Joe Wright y al igual que sucediese con Expiación, experimenta con la musicalidad de los sonidos, como por ejemplo el de un tren, y de nuevo consigue hacer un score con momentos bellísimos.

Anna Karenina crítica 3

© Universal Pictures International Spain

Reconozco que le tenía muchísimo miedo a la Anna Karenina de Joe Wright pero a pesar de no ser un film redondo me resultó una grata sorpresa. Aunque después de su visionado sufrí mareos, me vi afectada por el síndrome de Stendhal cinematográfico.


Joe Wright | Tom Stoppard, basándose en la novela de León Tolstói | Keira Knightley, Jude Law, Aaron Taylor-Johnson, Domhnall Gleeson, Kelly Macdonald, Olivia Williams, Ruth Wilson, Matthew Macfadyen, Emily Watson, Michelle Dockery, Jude Monk McGowan, Holliday Grainger, Luke Newberry, Alicia Vikander, Susanne Lothar | Melanie Oliver | Sarah Greenwood | Seamus McGarvey | Dario Marianelli | Tim Bevan, Paul Webster | Liza Chasin | Working Title Films | Universal Pictures International Spain |

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Elenadetroya

    Sigo diciendo que no creo que la crítica a Aaron Johnson sea justa, ya que en la novela Tolstoi sólo utitliza 3 lineas para describirlo…joven, rico, oficial, atractivo y MORENO…es lo único que el director ha cambiado el color de su pelo…Aaron da la talla a su manera, Tolstoi no lo presenta como un hombre de físico tan poderoso, como Christopher Reeve o Sean Connery, simplemente son elegidos por casting y después de grandes carreras tanto en el cine como en la vida (sobretodo la de Reeve), nos parecen adecuados, Aaron sólo tiene 23 años y una carrera que recorrer…ella es delgadita y guapa y él también,y tienen momentos de ojos cristalinos y vidriosos y escenas de pasión de pareja geniales….no creo que sean una pareja mal elegida….sin embargo los Titanic, y fue un exito de taquilla..un saludo.

  • Elenadetroya

    Yo ví Ana Karenina, y me gustó la película, los personajes vestuario, fotografía, actores, no creo que tenga sentido comparar el personaje de Vronsky con otros hechos por el mismo actor, yo sólo le había visto en “Savages de Oliver Stone” y, ni le reconocí hasta que no ví los títulos de credito al final, Keira siempre trabaja con Joe Wright y, está espléndida en el papel, nadie duda de Jude Law ya que con su carrera a sus espaldas ya ha demostrado mucho, pero claro de un chico de 23 años, que hacía películas para adolescentes en Inglaterra, es muy fácil poner la crítica sobre él y, decir que no da la talla para ser Vrosnky, yo he leído la novela, y lo único que no concuerda es que sea rubio ya que Tolstoi, claramente le describe moreno y, no da másde tres lineas para su descripción….cada uno que se imagine a Vronsky como quiera, describe mejor a Oblonsky del que dice hasta su edad 33 años, que a Vronsky, a mí me parece que Aaron Johson demuestra y demostrará con el tiempo que nunca fue un error de casting, que esos ojos azules del color de mar en primavera no lo consiguen ni Frederick March, ni Christopher Reeves(en paz descanse), ni Sean Bean, ni los otros Vronskys….sólo que ellos no estaban empezando, todo ellos tuvieron tiempo de crecer en sus carreras y demostrar….lo que con el tiempo quedará demostrado también con este Vronsky y si no al tiempo…

  • Elenadetroya

    Yo, había visto algunas versiones anteriores de Anna Karenina, la
    recuerdo como una gran novela de la literatura clásica del siglo XIX, en
    un época en que vemos películas dónde se matan, se asesinan, con
    escenas de sexo desagradablemente brutales…se agradece el buen gusto
    en la narración de ésta película, dos horas de un espectáculo visual de
    colores, fotografía de premio, vestuario estupendo, ambientación
    esmerada y, excelentes actuaciones por parte de TODOS los actores….el
    juego de ver la vida o la historia como un teatro, está muy bien
    llevado….¿Porqué no?…¿No es así la vida?…al final y al cabo un
    teatro con principio y fin….¿Qué tienen de malo los bailes, las
    posturas, como dice un comentario abajo?….Llamarlo despróposito a un
    paseo por el buen gusto y, a simplemente otra forma de contar una
    historia de amor…algo que cada día vemos menos, ya que lo más probable
    es ver una película donde sólo el egoísmo reina, la violencia impera,
    el desamor y lujuría crecen con fuertes raices, NO no es un despróposito…es un acierto…!!Un bello acierto¡¡…Sobre
    los actores discrepo, con la cabecera de este foro, es cierto que Keira
    Knightly tiene más demostrado en su carrera que Aaron Johnson y, no te
    cuento lo demostrado que lo tiene Jude Law, Aaron Jonhson sólo le
    juzgamos por su juventud y, por su falta de experiencia en este tipo de
    novelas míticas, los demás actores británicos como él, ya han trabajado
    en producción de novelas decimonoícas…..él está tan soberbio con sus
    compañeros, acompañandoles en el paseo por la belleza de las imágenes de
    una bella película que es un placer para los sentidos, vista por sus
    imágenes de la campiña rusa o por la belleza de la música de Marianelli….no
    hay error de casting en ésta película…..hay que dar oportunidades a
    los actores jovenes, y en esta película, Aaron Johnson no desmerece a
    ninguno de sus compañeros, aunque sólo sea por lo bello de su ojos
    azules, o lo vidrioso de su mirada, (eso no lo consigue Federick March
    ni aunque su pelicula hubiera sido en color),,,,cuando desesperado llora
    por Anna..y ¡¡Sino al tiempo!! le queda mucho tiempo para demostrar lo
    que otros ya han tenido tiempo de hacer…..Sólo que en la novela el
    Conde Vronsky es de cabello oscuro no sé porque ahí Wright le cambia el
    color del pelo es mi única pega….El tiempo me dará la razón y dirá que su personaje nunca fue un error de casting…Un saludo

  • Elenadetroya

    Yo, había visto algunas versiones anteriores de Anna Karenina, la
    recuerdo como una gran novela de la literatura clásica del siglo XIX, en
    un época en que vemos películas dónde se matan, se asesinan, con
    escenas de sexo desagradablemente brutales…se agradece el buen gusto
    en la narración de ésta película, dos horas de un espectáculo visual de
    colores, fotografía de premio, vestuario estupendo, ambientación
    esmerada y, excelentes actuaciones por parte de TODOS los actores….el
    juego de ver la vida o la historia como un teatro, está muy bien
    llevado….¿Porqué no?…¿No es así la vida?…al final y al cabo un
    teatro con principio y fin….¿Qué tienen de malo los bailes, las
    posturas, como dice un comentario abajo?….Llamarlo despróposito a un
    paseo por el buen gusto y, a simplemente otra forma de contar una
    historia de amor…algo que cada día vemos menos, ya que lo más probable
    es ver una película donde sólo el egoísmo reina, la violencia impera,
    el desamor y lujuría crecen con fuertes raices, NO no es un despróposito…es un acierto…!!Un bello acierto¡¡…Sobre
    los actores discrepo, con la cabecera de este foro, es cierto que Keira
    Knightly tiene más demostrado en su carrera que Aaron Johnson y, no te
    cuento lo demostrado que lo tiene Jude Law, Aaron Jonhson sólo le
    juzgamos por su juventud y, por su falta de experiencia en este tipo de
    novelas míticas, los demás actores británicos como él, ya han trabajado
    en producción de novelas decimonoícas…..él está tan soberbio con sus
    compañeros, acompañandoles en el paseo por la belleza de las imágenes de
    una bella película que es un placer para los sentidos, vista por sus
    imágenes de la campiña rusa o por la belleza de la música de Marianelli….no
    hay error de casting en ésta película…..hay que dar oportunidades a
    los actores jovenes, y en esta película, Aaron Johnson no desmerece a
    ninguno de sus compañeros, aunque sólo sea por lo bello de su ojos
    azules, o lo vidrioso de su mirada, (eso no lo consigue Federick March
    ni aunque su pelicula hubiera sido en color),,,,cuando desesperado llora
    por Anna..y ¡¡Sino al tiempo!! le queda mucho tiempo para demostrar lo
    que otros ya han tenido tiempo de hacer…..Sólo que en la novela el
    Conde Vronsky es de cabello oscuro no sé porque ahí Wright le cambia el
    color del pelo es mi única pega….El tiempo me dará la razón y dirá que su personaje nunca fue un error de casting…Un saludo

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast