Noticias

Adiós a un maverick

Con la muerte de Jesús Franco, el cine español pierde a uno de esos señores de la esquina del baile, de los que parece que nunca hace nada, y en realidad solo por estar ahí imprime su sello personal a todo el evento. Quedan muy pocos, y lo triste, por la cuenta que me trae, es que solo recuerdo que existen cuando los pierdo.

.

Jesús Franco ha fallecido a los 82 años de edad, según ha informado en un primer momento Kike Mesa, director del documental Jess Franco: Way of Life (2007). Deja tras de sí la figura de un cineasta de culto, una que el realizador nunca aceptó del todo —Yo no, me consideran los demás. Quiero hacer películas que le gusten al mayor número de personas, pero me siento abocado a hacer un éxito limitado. Yo no pido más, porque si quisiera superproducciones estaría jodido porque me exigiría tener un público enorme.– pero a mi entender también la de un verdadero machaca del cine, director de pseudónimos (aquí una lista donde figura mi favorito: Betty Carter, en homenaje a una de las grandes figuras femeninas de la historia del jazz, quizás nunca bien ponderada) y torero de tijeretazos censores. Era un buscador de musas (Soledad Miranda primero, hasta que falleció en un trágico accidente de coche en 1970 y Lina Romay después.

Deja 200 trabajos “en general financiados, o así, por productores bien poco recomendables”, escribe Carlos Aguilar en su libro “Jesús Franco”.

“Hombre, es que hubo una etapa en mi vida en la que ya hacía demasiadas películas, una vorágine. Entonces decidí, para no saturar el mercado (esas películas estaban hechas en Francia, en Alemania…), para no saturarlo, digo, con 5 películas al año, usar unos pseudónimos. Entonces, como ya iban siendo muchos, escogí unos músicos de jazz que me gustaban mucho y que habían muerto. Pero vamos, eso fue ya algo pasajero. Ahora hago alguna vez una coña, “Basado en una novela de Clifford Brown”, pero bueno…”, declaró en una entrevista a Cine Fantástico.

Más declaraciones: ¿Burló a la censura? “A la actual ninguna, a las anteriores, todas las veces que he podido. Creíamos que eran más listos que ellos, pero no. Ellos sabían de sobra lo que hacían, eran muy listos. A lo mejor lo conseguí hacerlo en tres tonterias, pero lo más gordo fue irme de España, que fue como la burlé del todo”.

Y fundamentos varios: “El cine de terror ha sido aplastado por los ordenadores; han suplantado la imaginación por los medios informáticos y eso me parece muy mal. Yo creo que el cine, tanto de terror como de amor, debe ser con personas que son lo más importante de la película. Ahora resulta que los actores son muñequitos informáticos, que no existen. Una producción importante debería estar avalada por actores buenos”.

Y sin resquemor al cine social, con agradecida mala baba y revisionismo: “Que yo ame el cine de género no excluye que en algunas películas mías no haya una fuerte carga social. Cosas tan dispares como Exorcismes, Las chicas del tanga o Bahía Esmeralda yo creo que sí la tienen, lo que ocurre es que en mis películas muchas veces sólo ven lo que quieren ver, están muy ocupados buscando mis fallos de raccord. Desafío a cualquiera a hacer un estudio, que yo ya tengo hecho, sobre las faltas de raccord en las películas de Hitchcock, se llevarían una sorpresa”.

VIDEOS MEMORABLES

Women in Cellblock 9 (1977)

Count Dracula (1970)



Dracula contra Frankenstein


Las Vampiras (Trailer)

Entrevista con Jess Franco (2011)

Homenaje en la Cinémathèque Française (2008)



Jesus Franco, Homenaje Goya

Del blog de Jose Mª Clemente – Anécdotas de Jesus Franco.

Orson Welles llegó a España buscando un ayudante para el rodaje de Campanadas a medianoche. El productor, Emiliano Piedra, le mostró una lista de candidatos, entre los que se encontraba un joven Jesús Franco, pero sólo se lo mencionó de pasada, en plan “éste no, que es un cutre”. Pero Orson Welles insistió, vio Rififí en la ciudad y el Tío Jess fue el ganador de esta especie de Operación Triunfo de cine.
“Orson Welles hablaba castellano como tú y como yo”, dice Jesús. “Pero lo hacía con un terrible acento de Córdoba, que es donde lo aprendió”. Eso sí, con Jesús Franco hablaba en francés, primero porque era un idioma más distinguido y segundo, para que no se enterara el resto del equipo de lo que hablaban. Vaya dos.
Orson Welles se cabreó porque el montaje del último rollo de Campanadas a medianoche (que supervisaron Jesús y Emiliano Piedra) no le gustó nada. No quería que la película viera la luz. Pero los dos la presentaron de estrangis al Festival de Cannes, y allí ganó el Premio Especial. Entonces Orson dijo que qué era su opinión al lado de la de todo un jurado, y permitió que la película se estrenara. A todo esto, Jesús Franco habla de Orson Welles con tal admiración, que se emociona y se le humedecen los ojos. Y a mí, que soy medio idiota, también, pero de escucharle.
Un día estaba Jesús Franco tomando café con Miguel Mihura y Antonio de Lara “Tono”, dos de los más grandes genios del humor que ha dado el teatro en particular y la vida en general (como bien saben mi hermana Bea y Enrique y Sergio Catá, bueno, y mucha más gente, pero son ellos los que se me han venido a la cabeza). Unas mesas más para allá, se encontraba el actor José María Rodero charlando con un autor de teatro famoso por escribir obras con un solo personaje (Jesús no me supo decir su nombre ni yo deducirlo). Mihura les dijo: espera, que les voy a tocar un poco la moral. Se les acercó y les dijo: “Hola, cómo estáis. Qué, ¿planeando entre los dos una obra para medio personaje?”. Jesús Franco admira más a Mihura que a Tono. Pero sólo con mencionarlos le entra la risa, igual que a Neville y a Azcona. Qué envidia haberlos conocido.
Dice que le dan el Goya porque el año pasado, la Mediateca francesa le dedicó una retrospectiva parcial de su obra, compuesta por… ¡¡¡69 películas!!! ¡¡¡Parcial!!! Es que según la IMDB, Jesús Franco ha dirigido 189. Récord mundial. Yo creo que por eso le dan el Goya. No por la calidad, sino por la cantidad, que aquí se traduce en tesón y amor al cine. Cuando le digo que al final la Academia se ha rendido a su antiacademicismo, se ríe como un niño, hace un gesto con cierta y mano y cierto dedo y dice por lo bajinis: “Siiií… ¡¡¡¡Tooooooma!!!!”. Pero al momento aclara que le hace mucha ilusión.

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=1381542417 John Ed

    VIVA LA SERIE B

  • New_Rodro

    En Franco podia mas la cantidad que la calidad (Y desde los 90 esta última habia ido a compar tabaco para no volver) pero ¡Que demonios!. Lo que el consiguió no lo consigue cualquiera.
    RIP. Le hecharemos de menos.

  • catcher in the rye

    Probablemente el peor director de la historia del cine, que tiemble Ed Wood porque la más mínima muestra de Jess Franco deja por las nubes al director californiano. Era más un icono por su actitud que por su cine.

    Y en cuanto al récord absoluto del que habla el blog de J. M. Clemente si contamos toda película en vídeo estoy totalmente seguro de que no es el director con más obras dirigidas.

  • Waltereborn

    Tenía películas mejores y peores, pero de lo que no hay duda es de que era un enamorado del cine. Otra figura que, al igual que Paul Naschy, vio como era mucho más apreciado en el extranjero que en su propio país. Y digo esto, por que lo del Goya honorífico, hasta él mismo se lo tomó como una coña.

    D.E.P.

  • http://www.facebook.com/mickeyravelo Miguel Ravelo

    Tremenda la entrevista en Abadía de Berzano, divertidísima. No tiene desperdicio.

  • George Kaplan

    Mis más sinceros respetos para todo un cineasta.

    Me gusta mucho el primer párrafo del artículo, por cierto.

  • John Ryder

    No era fan de su cine, pero ahí queda su figura, su larga y extensa filmografía, su prestigio y reconocimiento internacional, su trabajo incansable en multiples facetas del mundo del cine y su cuota de importancia intentando dignificar el cine de género y hacer industria con él en este país. Casi nada. Que le quiten lo ‘bailao’. Descanse en paz.

    Gran reportaje, Rafa.

  • javiKnight

    Pedazo de reportaje pollo.

  • http://www.facebook.com/people/Antonio-Jarreta-Blasco/100001692218005 Antonio Jarreta Blasco

    Qué triste. Era todo un señor, y un enamorado del cine, además del artista más entrañable que teníamos en este país. Se va un mito. Adiós, Jess. :(

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast