Críticas

Efectos Secundarios

Steven Soderbergh sigue estrenando películas como quien estrena ropa, un par de veces al año, y en esa velocidad de crucero creativa, reforzada quizás por una necesidad de que el tiempo no se le escape de las manos sin ser productivo, no todos los trabajos del director consiguen llegar al excelente nivel que muchas veces nos ha mostrado. Da la sensación de que a veces prima más la cantidad que la calidad y no por falta de ambición, sino quizás de tiempo y calma para encontrar la voz de cada película y poder pulir cada historia hasta dejarla lo más libre de aristas e impurezas posible.

© eOne Films

© eOne Films

En el caso de Efectos Secundarios Soderbergh nos adentra en el mundo de la industria farmacéutica, pero a diferencia del enfoque dado en Contagio, escrita también por Scott Z. Burns, aquí se centra en el mercado de los antidepresivos a partir de una historia mucho más íntima que aquella película coral. Ese punto de vista no es nada desafortunado, ya que nada mejor para hablar de la depresión que tratar de introducirnos en la dinámica autodestructiva de una persona que la sufre.

La primera mitad del metraje se centra en la depresión y en los métodos utilizados para salir de ella, que pasan casi siempre por el obligado peaje de los fármacos. Unos fármacos cuyos efectos no son siempre los deseados y tras los que se ocultan muchos intereses económicos. De manera más o menos acertada y con una creciente calma chicha vamos siendo testigos del complicado proceso para superar una depresión y de la incomprensión generalizada del entorno del enfermo por mucha empatía que uno trate de tener.


Soderbergh apuesta alto por reflejar la realidad de un enfermo de depresión a sabiendas del brusco cambio de protagonismo, género y tono que da la película en su segunda mitad.


El problema de la película llega en la segunda mitad, que se convierte en una película radicalmente distinta. Hay cambio de protagonista, de género, de tono e incluso de argumento. El drama íntimo da paso a un enrevesado thriller que, quizás por el descoloque de un cambio tan brusco y palpable, resulta forzado, retorcido y donde se percibe una especie de urgencia por darle la vuelta a toda la película. Una vuelta que no sería posible sin haber recurrido al burdo truco de engañar al espectador de la forma más chusquera posible, es decir, poniéndonos en la piel de un protagonista cuyas motivaciones y acciones reales se nos ocultan premeditadamente para favorecer la sorpresa efectista de la trama.

De alguna manera esos efectos secundarios a los que hace referencia el título se convierten en parte de la estructura de la propia película, una película donde, viéndolo con cierta distancia, cada una de sus mitades funciona relativamente bien por separado, pero que en conjunto sólo consiguen la unión gracias a la trampa y al engaño. Un problema que surge esencialmente del guión de Scott Z. Burns que falla allí donde acertó en Contagio. En ambas películas hay más de un protagonista, pero si Contagio conseguía funcionar bien por ser una película coral, estructurada en torno a un eje central (la evolución y erradicación de una epidemia vírica mundial), donde cada personaje mostraba una faceta distinta del problema, en Efectos Secundarios es imposible encontrar el punto de unión de dos historias más allá de la intención última del guión, que no es hacer llegar una idea, sino metérsela doblada al espectador.

© eOne Films

© eOne Films

La labor del director trata de jugar todas las buenas bazas de la película a su favor, dando al personaje de Rooney Mara el peso que merece, construyendo entornos propios del personaje que nunca dejan de resultar fríos e incómodos para el mismo, haciendo de la depresión una sensación muy presente pese a ser algo tan complicado de reflejar y que casi siempre se ha mostrado en el cine por cómo reaccionan las personas del entorno, no haciendo reales las sensaciones del enfermo. Juega fuerte por esa puesta en escena a sabiendas de que los derroteros de la historia no van por ahí y que no mucho después deberá traicionar todo lo mostrado. Así que sólo nos queda preguntarnos si, con una filmografía tan prolífica, realmente Soderbergh tenía necesidad de rodar esta película tan poco cuidada en su aspecto más básico y esencial.


Steven Soderbergh | Scott Z. Burns | Rooney Mara, Jude Law, Chaning Tatum, Catherine Zeta-Jones, Vinessa Shaw, Mitchell Michaliszyn, David Costabile, Mamie Gummer, Peter Friedman, Laila Robins | Howard Cummings | Steven Soderbergh | Steven Soderbergh | Thomas Newman | Scott Z. Burns, Lorenzo Di Bonaventura, Gregory Jacobs | Douglas Hansen, Michael Polaire, James D. Stern | Di Bonaventura Pictures, Endgame Entertainment | eOne Films |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • http://www.facebook.com/people/Eduardo-Estévez-Valiñas/1353016709 Eduardo Estévez Valiñas

    A mi me gusta bastante más que Contagio y creo que es la mejor peli de Soderbergh en mucho tiempo.

  • Ignacio Jesus Asensio Lavilla

    Pues a mí me ha gustado, le doy un 8. Eso sí, la he visto en el cine y no merece pagar los 7’60 jeuros. Es la típica peli que no gana nada verla en el cine (y eso que no está nada mal rodada).
    Rooney Mara se sale y se come con patatas a Jude Law. Yo ahora mismo le daba un oscar.
    Por cierto ¿A la Catherine Zeta-Jones le ha crecido la nariz?

  • http://www.facebook.com/alberto.macasolirealizador.3 Alberto Macasoli Realizador

    Es la tv movie más estilizada que he visto

  • Drive4

    La peor película que he visto en el 2013. Es un horror en todos los sentidos. Solo salvo a Rooney Mara y por los pelos. Película tramposa y mal rodada.

  • efialtes76

    Efectos Secundarios tiene un 75 en Metacritic y un 85% en Rottentomatoes,pero resulta que es poco menos que un telefilme de Antena 3…

  • catcher in the rye

    La verdad es que Soderbergh lleva más de una década sin hacer nada decente (salvo su díptico Che) y últimamente se ve que no pone ningún entusiasmo en sus proyectos.

    Yo ya he asumido que nunca recuperaremos al director de Traffic.

  • Waltereborn

    No he visto “Magic Mike” ni “Indomable”, pero después de ver “Contagio”, casi que deseé que lo del retiro de Soderbergh fuera cierto…

  • High Roller

    Me molan Magic Mike e Indomable (en esta última se puede intuir como luciría Michael Fassbender de James Bond)

    Y desde la Millennium de Fincher me fascina Rooney Mara, creo que esta chica no tiene techo como actriz.

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=100000815193469 Agustin Lara

    He visto varias veces el trailer de esta peli en los cines que te cuenta más de media peli y me parecía el típico estrenos Tv. Totalmente de acuerdo que Sodenberg se debería de tomar unas vacaciones y ser más selectivo con sus proyectos y no hacer pelis como churros.

  • http://twitter.com/soundomywalther Carlos Díaz

    Al final se retira? Porque últimamente me estaba gustando mucho el rumbo de su carrera. Aunque me faltaría ver Magic Mike… sip, aún me cuesta hincarle el diente a tanto torso depilado. Spartacus debería haberme curado de espanto.

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast