Críticas

Oblivion

Oblivion es una cabrona. Se trata una película fascinante escondida dentro un film convencional, que comienza con tres cuartos de hora de ciencia ficción personal, íntima y muy especial seguida de un espectáculo de acción y misterio a mayor gloria de una estrella que si sigue viva en Hollywood es porque tiene una reputación que mantener y es muy difícil que te entregue un truño. En un principio, Oblivion se dirige a tí, como persona, y después te retira el abrazo y comienza a hablarte como a un consumidor. Son conceptos opuestos y el mayor riesgo al que se exponen este tipo de películas es que nunca se alcanza un equilibrio: generalmente el film fascinante y marginal suele acabar derrotado, porque alguien en la escala de producción termina apretando el botón de PANICO porque el film ha costado su buen dinero, y hay que recuperar la inversión a través de explosiones, golpes de efecto y cosas que funcionaban en otros films del mismo tipo. En el caso de Oblivion, gana su versión palomitera y es una pena. No porque sea mala (aunque sus escenas de hostias son muy competentes todo lo más, y llevo un par de días intentando unir las piezas de su misterio sin demasiado éxito), sino porque cuando se pone especial, es muchísimo mejor película.


Curiosa propuesta dentro de la filmografía de Cruise: un film con una apreciable cantidad de marginalidad derrotado por sus convenciones comerciales. Sabiendo que, con todo, es un grandísimo espectáculo, la balanza (como siempre) es vuestra.


La mejor versión del film es una preciosa historia de amor en torno a un matrimonio (Jack y Vika –Tom Cruise y Andrea Risenborough–) de trabajadores que se ocupa de la reparación de robots centinela, custodios de una Tierra arrasada tras el conflicto con una civilización extraterrestre. Viven en una torre de cristal por encima de las nubes y la suya es una relación más cimentada en el cariño y en la costumbre que en la verdadera pasión. Ella es una pragmática, especialista técnica, y encargada de cubrir ante sus superiores ciertos amagos de rebeldía de su marido, un soñador impenitente, responsable de las reparaciones in situ con los peligros que ello conlleva. Son un equipo eficiente y son un “matrimonio viejo”, acostumbrado, convencional, que vive en una tierra agotada. Es una relación sorprendente por la forma en la que toleran sus diferencias, por lo costumbrista de su comportamiento –Cruise, maleta en mano, se toma su tostada, se despide antes de ir a currar– porque se mueve en distintos niveles de consciencia (los sueños y los recuerdos son un tema importante en sus conversaciones) y, ya a nivel de actores, por la espléndida dinámica entre Cruise y Risenborough, quien lleva el peso emocional de la historia con la interpretación más rica y esforzada del film: es a la vez inocente, disciplinada, manipuladora, enamoradiza e inteligente, siempre vivaz. Y Cruise lo ve (y qué bien lo ve, qué bien reconoce sus limitaciones, como hiciera con Morton en Minority) y deja que la chica se divierta con el papel en un gesto de clase, veteranía y sentido común, que va a beneficiar tanto a la carrera de la pujante acriz británica, como al desarrollo del film.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

Estos momentos están caracterizados también por el hecho de que Joseph Kosinski nos regala sus mejores minutos desde que dio el salto a la gran pantalla. Sé que todos tenemos en mente Tron Legacy, pero aquí la diferencia es que Kosinski no solo se limita a crear planos chulos (aquí hay como 13 o 14.000 porque es un especialista visual y le sale). Ahora estos planos tienen un sentido. Es un cineasta al que le gusta el orden, la simetría, los planos fijos y largos. Pocos filtros. Si hay CGI, prefiere que cumpla una función concreta (el interfaz que emplea Vika no es un conjunto de luces: te crees que funciona) Esa forma de contar las cosas se adapta como un guante a la hora de conocer a nuestra pareja. Crea un ritmo pausado, paciente, que sirve a las necesidades de la historia en ese momento. Y respaldado con la música de M83 (Fucking. Epic), consigue dar personalidad al mundo de Oblivion, cumpliendo una de las funciones básicas de la ciencia ficción: es posible que ese entorno exista. Entre Cruise, Risenborough, Kosinski y Rodriguez, Oblivion se revela durante 45 minutos como la mejor película que puede aspirar a ser: espectacular y, a la vez, completamente sorprendente.

El problema es que dura 120.

Cuando la película decide contarte de qué va, sus recursos son distintos, menos sutiles. De las miradas y los gestos entre personas pasamos a PIBÓN (Olga Kurylenko) y Joe el EXPLICADOR DE COSAS (Morgan Freeman). Funciona a un nivel mucho más simple, donde sus únicas ventajas son la profesionalidad técnica, ciertos giros de su guión para mantener tu interés, y las capacidades de su director y de su estrella protagonista. Aquí, francamente, acepto encantado cualquier diversidad de opiniones. Creo que, a pesar de todo, hay una escena de acción francamente buena (un combate aéreo visto parcialmente en el trailer y mola sobre todo porque el Tito Tom vuelve a coger un avión) y cierto sentido del suspense amparado en que la película renuncia a mostrarte todas sus cartas hasta el final. Oblivion llega a su minuto 110 sin que termines de comprender todo el plan, lo que es ciertamente admirable. El film se resiste a dejarse llevar del todo, e incluso tiene tiempo para cerrar el arco Cruise-Risenborough con el mismo aplomo con el que lo comenzó (una pregunta, una mirada, un silencio), aunque a esas alturas vaya de otra cosa.


Triunfos en su baraja: una caballerosa interpretación de Cruise, una maravillosa Risenborough, y un director que ha dado un ostensible salto de calidad


Pero eso no excusa que el film esconde tonterías de película de plantilla: dos personajes secundarios demasiado por debajo de la complejidad de su pareja protagonista inicial –lástima de Kurylenko, una actriz de mirada reflexiva, poco dada a esconderse tras su belleza– actores con cierto caché (¡Nikolaaaaaj!) que funcionan únicamente para que reconozcamos su rostro, un diseño de producción más convencional y vuelcos de trama que te impactan inicialmente a la espera de que los destroces en cuanto pienses el film dos veces. Como véis, no estoy diciendo nada particulamente malo –o al menos nada que no nos hayamos comido antes– sino que mi vinagrez procede de que me han bajado sustancialmente (y esta es la palabra clave) el listón.

© Universal Pictures

© Universal Pictures

Si atendemos, para terminar, a la fecha de estreno del film, nos encontramos que estamos ante un mes propio de sorpresas. Oblivion es peli de abril: sin la suficiente confianza para meterla en pleno verano, pero con la esperanza de que la ausencia de grandes estrenos permita que el film, merced a sus características, logre hacerse un hueco en la mente del espectador. Termino la reseña con una jodida inyustisia y vulgaridad, ya lo sé. Pero si al final Oblivion se entrega a las exigencias del estudio, es justo que parte de la reseña la valore como tal. Yo, como persona, la voy a recordar como un jodido espectáculo (LA PANTALLA, CUANTO MÁS GRANDE, MEJOR), y una película tremendamente incompleta, pero dueña de bastantes minutos que me recuerdan que todavía queda chispa en los grandes estudios, y frente a completas mierdas y sandeces, a veces una chispa es todo lo que se necesita.


Joseph Kosinski | Joseph Kosinski, Karl Gajdusek, Michael Arndt | Tom Cruise, Morgan Freeman, Olga Kurylenko, Andrea Riseborough, Nikolaj Coster-Waldau, Melissa Leo, Zoe Bell, Abigail Lowe, Isabelle Lowe, David Madison | Peter Cherning, Dylan Clark, Duncan Henderson, Joseph Kosinski, Barry Levine | Jesse Berger, Dave Morrison | M83 | Claudio Miranda | Richard Francis-Bruce | Darren Gilford | Universal Pictures, Chernin Entertainment, Ironhead Studios, Radical Pictures, Truenorth Productions | Universal Pictures |
  • Kerrigan

    Gente estúpida que no entendió nada.

  • Silvia

    Después de leer varias críticas penósamente redactadas o incoherentes, debo decirte que la tuya me ha encantado, es fantástica, perfectamente ajustada a la realidad del film y aún más perfectamente ajustada a la película que mi mente y mis ojos han visto. Ha pasado mucho tiempo, pero ¡Muchas gracias por compartirla!

  • Jose Javier Garcia Ros

    Para mi que esa es la cuestión, fuera aparte de muchas otras cosas, el guión en sí, habla desde mi punto de vista, de como unos señores de hacer puñetas espaciales, hacen uso de nuestros recursos después de hacernos creer que había una amenaza real, y la única amenaza somos nosotros mismos. O que raro, nuestro mayor enemigo. nosotros.

  • Victor Camprubí Telo

    SPOILER
    Una civilización errante de robots superchungos arrasa la Tierra para sodomizar sus recursos. Varias preguntas
    1/ Para que coño necesitan clones humanos en el proceso?
    2/ Por qué no arrasa con millones de drones la base de los cuatro guerrilleros y el cabo en cuanto descubre su localización?
    3/ El Tom que muere y deja descendencia es el 49. El Tom superviviente es el 56, que se supone vivirá una vida feliz con la Kurienko. Si me salen las cuentas, quedan por el mundo unos 50 Tomes más. El harén de la Kurienko va a ser interesante…
    Por lo demás, visualmente es un festín que permite perdonar lo tontuelo del argumento.

  • werqsdg

    menuda basura. esta película solo le gusta a la gente que es muy friqui, que le gustan los robotitos y armas, sonidos raros de disparos, en general los efectos especiales, …
    fricada 100%.

  • wanchoni

    una peli muy guapa en la que sale mi novio jajaja PERO TAMBIEN ESAS DOS PUTAS ZORRAS COMO LAS ODIO LAS DETESTO YO SOY LA QUE VALE ME QUIERE A MI SOY SU PRINSESA Y ELLA NO VALEN NI UNA PIPA Y SI QUIEREN PELEA ME ARREMANGO Y LE DOY UN PAR DE BOFETONES AQUI Y AYA ALANTE Y ATRAS Y SE MAREAAN COMO PAVOS JAJAJAJJJJAAJAJAJJJ

  • Grijaldo

    Llego tarde pero me dá igual. Una gozada de peli,con sus fallos pero una gozada.
    Lo mejor que he visto en lo que vá de año.

    Le casco un 8 y tan pancho. Y la musíca…ppffffff….que pasada.

  • http://www.facebook.com/IngDelgado Luis Delgado

    a mi me recordo a cowboy bebop desde q vi el trailer y ahora q la vi encontre mas similitudes (el sue?o criogenico de faye, el planeta titan, la nave, la chica de nombre julia, el a?o 2077)

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast