Noticias

‘El Cosmonauta’ llega a la meta

Se ha hablado largo y tendido El Cosmonauta en cantidad de medios. Aquí lo hicimos desde sus inicios y en determinados momentos del proceso de producción hasta que empezaron a lanzarse los primeros materiales promocionales. Pero todo eso es la historia detrás del filme, una película que llega a su meta final esta próxima semana en la que se realiza el esperado gran estreno multiplataforma.

El martes se celebra el preestreno en Madrid, para el que aún pueden comprarse entradas, en Barcelona se hará el estreno a lo grande el sábado (entradas again), día en el que también podrá verse la película en Canal +, Yomvi, Filmin, DVD y gratis en la web oficial. ¿Qué aporta cada plataforma? Distintos modos de ver la película, ya que obviamente el pago debe tener algún aliciente extra. Pero sus creadores siguen fieles a la idea de que el producto final, esa película que ha costado tanto parir, y pese a varias ofertas de ditribución tradicional, se exhiba de forma gratuita en tantos lugares como sea posible, y si se cobra por la entrada, pues claro que habrá un beneficio para la película.

La prueba de fuego será la del público, que es, en definitiva, el juez final de cualquier trabajo cinematográfico. Es aquí donde la película se la juega, ya que los referentes más próximos que se manejan (Solaris de Tarkovski, sin ir más lejos) no han sido precisamente títulos de fácil digestión para el público más amplio. Es jugar en una liga en la que los límites entre lo sublime y lo pretencioso a veces son muy difusos, pero en la que también hay que tener el valor (o el descaro) de jugar.

Sea como sea, servidor tiene muchas ganas de hincarle el diente, al final Nicolás Alcalá y su equipo han conseguido que el estreno sea algo sonado y esperado, aunque sólo sea por ver qué pasa, por ver cuál ha sido el fruto de tanto esfuerzo colectivo, ya sea de trabajo o de dinero, y de tantos imprevistos y avatares surgidos de una mezcla de salto al vacío, infortunios y momentos de buena suerte. Una película que, como recuerda Gregorio Belinchón en El País, es la quinta más cara que se ha producido a nivel mundial a través de este método (un presupuesto aproximado de 850.000€ de los cuales, 450.000€ se han obtenido mediante crowdfunding).

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • http://www.facebook.com/people/Antonio-Jarreta-Blasco/100001692218005 Antonio Jarreta Blasco

    Si no hay nada que contar, los datos están todos en la propia página web del proyecto, y se han encargado de ponerlos online ellos mismos. Los trabajadores, o al menos la mayoría todavía no hemos cobrado, porque nuestro sueldo es diferido. Eso ya son unos 300.000 euros menos del presupuesto inicial. Luego, esta la subvención. 100.000 para el proyecto transmedia (ahí sí que se podría empezar a contar cositas al respecto, pero por respeto me voy a callar), si no ha habido más subvenciones desde el año y medio que no estoy con ellos. Luego están las inversiones privadas. Las inversiones privadas, en su propio plan de financiación, vienen separadas del crowdfunding en sí, que es la tienda donde venden merchandising y básicamente consiste en alguien que viene y compra un cacho de los beneficios de la película por tantasmil. Por ejemplo, patrocinio de Pepephone por 90.000 euros para finalizar la postpro. La gracia es que a la hora de presentar las noticias, ambos conceptos los mezclan según les conviene, porque por ejemplo hubo más de una inversión gorda durante la etapa de Save the Cosmonaut, esos tres días en los que recaudaron como 150.000 euros y se vendió como el jran exitazo del crowdfunding español (no se me entienda mal, fue un bombazo, y en aquel momento el crowdfunding todavía no lo había petado fuerte con Kickstarter y todo eso, lo cual lo convierte en un logro doble), cuando al mismo tiempo publicitaban a bombo y platillo en vídeos y artículos de la web cómo grupos y empresas potentes del medio habían contribuido con bastante pasta, lo que según su propia definición no contaba como crowdfunding. Esas inversiones privadas, como se puede deducir forman el grueso de lo recaudado hasta ahora. Y luego ya está el “crowdfunding”, esto es, el “dame argo”, que es comprar algo en su tienda para apoyar el proyecto (osea, los 5000 y pico productores, de los cuales muuuuuchos son inversores que han puesto pasta para conseguir un pedazo de beneficios, porque aparte de los inversores gordos, a mitad de desarrollo tuvieron una idea, bastante buena, a mi parecer, que era reducir los requisitos para ser inversor privado, y en vez de tener una participación mínima de 1000 euros por un 0’1% de la película, poder invertir sólo 100 euros, o hacerlo en grupos de 10 colegas, que cada uno tendría la décima parte de ese 0’1%). Cuando me fui (perdón: me echaron), la cosa estaba como entre 3000 y 4000 productores, con una media de gasto de entre 20 y 30 euros por cliente. Les dejo a ustedes sacar las cuentas. Así está la cosa.

    La gracia es que, en su propio plan de negocio, el “crowdfunding” cuenta como una parte nimia de la financiación (no sé si llegaba al 12%), así que pueden decir no solo que han cumplido objetivos sino que lo han petado MUY FUERTE y quedarse tan anchos. Y no estarían mintiendo estrictamente hablando. Pero lo cierto es que la mayor parte de pasta en este proyecto ha venido de múltiples inversores de nuevas tecnologías, que han invertido en base a un plan de negocio y a una estimación de beneficios supuestamente realizada por una agencia seria (que, por cierto, jamás he visto). Pero claro, para saber esto, hay que escarbar un poco, pasar del titular y zambullirse en la lectura de un plan de negocio, que por muy cool y maquetado hipstéricamente, es un PLAN DE NEGOCIO, osea, una mezcla de propaganda chunga, cifras, y datos aleatorios mezclados, no revueltos (aunque tengo que decir que las risas que me he echado con algunas de las partes más dementes de las diferentes versiones del plan no me las quita ni Dios). Y desde luego, no se ha recaudado 850.000 euros de los cuales 450.000 son a través del crowdfunding. Aunque claro, mi información está ligeramente obsoleta. Bien puedo haber dicho una tontería y se ha recaudado toooooodo el dinero del presupuesto, sin que yo lo supiera. Lo que me haría preguntarme por qué cojones ni yo ni nadie que conozca de la producción ha cobrado.

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=100005117760576 Keyser Söze

    Cuéntanos más.

  • http://www.facebook.com/people/Antonio-Jarreta-Blasco/100001692218005 Antonio Jarreta Blasco

    Espera, espera espera. ¿Un presupuesto aproximado de 850.000 euros, con 450.000 euros recaudados por crowdfunding? Y mis cojones treinta y tres.

  • http://www.facebook.com/people/Antonio-Jarreta-Blasco/100001692218005 Antonio Jarreta Blasco

    Para “Yo estuve allí”, el mío, que estuve tres años trabajando para ellos. 😛

  • guillermoferron

    Se de buena mano que los técnicos que rodaron la película no han cobrado un duro. Últimamente se está poniendo de moda ese modelo de “pon tu mano de obra gratis que ya si esto da beneficios algún día te damos porcentaje”. Porcentaje que además de ser bajo viene con un tope máximo, cosa que me parece terriblemente injusta.

    Por cierto, discrepo en esa mentalidad crowfunding que tienen algunos de que la gente que trabaja en esos proyectos debería no cobrar. Al contrario, creo que el crowfunding como modelo de negocio ha de ser un negocio tradicional en el que se ha usado el micromecenazgo como forma de conseguir el crédito. Pensar que porque 100 tipos han puesto 100 € luego todo el mundo que trabaje deba regalar su mano de obra me parece un error.
    Imaginemos que surge el crowfunding para construir una biblioteca pública. ¿Esperaríamos que los obreros que la construyeran lo hicieran por amor al arte?

    Vuelvo al tema de los técnicos -y perdonar la estructura farragosa del post-. Estamos hablando de técnicos que desempeñan puestos para los que se requiere experiencia. Técnicos que han podido regalar tranquilamente unas 500 horas de mano de obra, cada uno. Trabajan gratis -salvo dietas y alojamiento- a cambio de que en un futuro, y si la peli da muchos beneficios, reciban un porcentaje bajo de estos.

    Vamos, que el crowfunding puede ser parte del futuro de la industria, pero en este caso en particular parece más un vehículo del señor Alcalá para vendernos la moto.

  • http://twitter.com/carlosybarra2 carlos ybarra

    “Nicolás Alcalá es indiscutíblemente un visionario al igual que James Cameron, Georges Lucas o Steven Spielberg.”

    JUAS JUAS JUAS JUAS JUAS JUAS ME DES-CO-JO-NO XDDD

    Tío, si te vas a votar tu propia peli, al menos disimula un poco, ¿no? ¿Será posible que Tommy Wiseau ya tenga relevo? ¿Estamos ante el nuevo Amenábar, o es otro senhor Spielbergo cualquiera que busca sus quince minutos de fama? Recordad este día, para que cuando el nombre Nicolás Alcalá se convierta en un meme de Internet o en un gif animado que sustituya a los vídeos de gatitos en YouTube podáis decir: “Yo estuve allí, colegas. Yo estuve allí.”

  • Greboada

    Por cierto, la peli ya tiene su primera critica en filmaffinity. La critica la pone por la nubes, cito, cito “Nicolás Alcalá es indiscutíblemente un visionario al igual que James Cameron, Georges Lucas o Steven Spielberg”

    http://www.filmaffinity.com/es/userreviews/1/996489.html

    Un pequeño detalle: si uno mira quien ha hecho la critica, resulta que solo tiene una critica, y en este momento, UNA unica pelicula votada. Vamos, que me da a mi que el director se ha montado un perfil para la ocasion y para dejar clarito que es un visionario, por si el resto de la humanidad todavia no lo ha pillado. ¿Spielberg, Cameron, el guionista de Tiburon? Aficionados. XDDDD

  • catcher in the rye

    Vamos a ver si lo he entendido:
    – Primero, la película busca fianciación mediante crowdfunding.
    – Luego resulta que casi la mitad del presupuesto está subvencionado.
    – Y finalmente se promueve su distribución y exhibición a coste gratuito para todo el público.

    No se puede clamar que un proyecto así es la nueva evolución del medio cuando hay tanta subvención como en cualquier otra película española. Además, si tan gratuito querían hacerlo dentro del presupuesto seguro que los jefes de equipo han recibido su sueldo como si se tratase de una producción convencional. Esto no es ni más ni menos que una estafa favorecida por las instituciones.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast