Críticas

Dolor y Dinero

Dolor y Dinero es un film dirigido por un hombre tan absolutamente enamorado del material que inevitablemente comienzo a olvidarme de sus defectos. Es uno de los films más apasionados procedentes de un director estadounidense que he visto en bastante tiempo. Y en el caso particular de Bay es además su película más interesante a nivel temático y la primera de toda su carrera en la que ha reorganizado sus prioridades, anteponiendo su persona privada por delante del animador. Los problemas del film se atribuyen sencillamente a que ese cambio de marchas es increíblemente difícil, tan difícil como es sobrepasar a Bay en su especialidad, de la que aquí vive alejado. Tampoco demasiado, pero sí lo suficiente como para no poner al film en el mismo saco que al resto.


Dolor y Dinero tiene defectos de “primera película” (y desde un extraño punto de vista, casi lo es) pero compensa con pasión y dos brillantes interpretaciones. El resto es este señor en estado destilado.


Y es extraño ver a Bay en estos términos. Sus mayores problemas tienen que ver a la hora de controlar el ritmo del film, porque por primera vez no tiene masivas escenas de acción que acudan a salvarle el culo. Por ello, quizás podría haber sido más corta y tiene tendencia a sobrecompensar las caídas de interés con exceso de carnicería en lugar de napalm (cosa que, por cierto, no me importó en absoluto). Esto nos da a entender que este Bay se mueve entre extremos y más que pulir defectos se dedica a equilibrarlos con virtudes: su maníaca forma de entender la realidad (sus protagonistas son atropellados, achicharrados, apaleados) y su apego por el carisma de los actores por encima de su técnica. Más que confiar en el talento interpretativo de Wahlberg y Johnson, confía en sus personalidades. Punto a favor para Don Cacharros.

dolordinero1

Por otro lado, otros defectos de fábrica siguen ahí: su desprecio total hacia secundarios que no se llamen Ed Harris. Y en un film donde los personajes femeninos juegan cierto papel, su habitual falta, ejem, de desafecto por la personalidad femenina canta bastante. Por un lado, Dolor y Dinero nos presenta a la rubia idiota más idiota de la historia de las rubias idiotas. Por otro, presenta un avance en forma de Rebel Wilson ya que más o menos medio evoluciona hacia lo que se podría describir como un ser mínimamente sensible conforme avanza el film. En fin. Roma no se construyó en un día.

Lo demás sigue ahí: la hipersaturación de los colores, la cámara inclinada hasta que el objetivo se coma el suelo, la omnipresente banda sonora (aunque aquí Jablonsky hace maravillas con un precioso y sencillísimo punteo de guitarra que vale para cualquier ocasión), pero casi ningún rastro de las habilidades (los megaplanos de destrucción a cámara superlenta, por ejemplo) a las que recurre en sus tradicionales secuencias de acción. A un nivel de impacto visual, Bay tiene aquí el problema de que solo puede funcionar en tercera. Esa marcha “de transición” que en sus films previos empleaba para llevarnos de bombazo a bombazo es, como comprenderéis, muy limitada para contarnos un thriller de humor negro. Y la ausencia de flexibilidad se nota. No hay ninguna jerarquía entre las escenas, porque todas están rodadas con el mismo ritmo, ya sea una discusión laboral o un asalto del SWAT.

Afortunadamente, el reparto responde, y la pasión también. Dolor y Dinero te cuenta que el dinero consigue que “importes”. Es un símbolo de realización personal y es una herramienta imprescindible para dejar tu huella en la vida. Daniel Lugo tiene un sueño: ser alguien. En el mundo de Bay, ello equivale a tener dinero. Cuando Lugo, monitor de fitness y devoto de la religión del culturismo, recibe como cliente a Victor Kershaw, un millionario increíblemente gilipollas, se le aparece la Virgen. Su plan consiste en secuestrar al fulano y torturarlo hasta que le entregue todo su dinero. Por supuesto, ni nada garantiza que el plan salga como estaba previsto, ni nada garantiza que tanto Lugo como sus dos compañeros de fechorías no vayan a repetir la jugada, sabiendo que una vez empiezas a gastar, no hay quien te pare.

Es un terceto de criminales pero Wahlberg y The Rock llevan el peso del grupo y de la película en general. Se da la circunstancia de que es, sin discusión, el mejor papel de la carrera de Johnson y, ya más discutible pero lo digo igual, la mejor interpretación de Wahlberg desde Boogie Nights y os juro que no exagero. Tiene que ver con los actores pero también tiene que ver con los personajes, un trío de cretinos con una sorprendente habilidad para disfrazar decisiones catastróficas en forma de planes maestros que ejecutan gracias a una moral más dura que la del Alcoyano. Bay quizás comparte con ellos más de un rasgo en común. Y los adora por ello.

dolordinero2

En el caso de Lugo, no importa los reveses que sufre, no importa cómo el mundo a su alrededor le recuerda constantemente que es un ser increíblemente cortito: es un devoto del fitness y la disciplina del fitness le da su energía para perseverar, y para ignorar lo que todo el mundo termina dando por sabido en los minutos finales del film. Pero es sorprendente como Wahlberg le proporciona constantemente matices de ingenuidad, voluntad e inocencia. Es el mismo enfoque que le da Johnson, actor de tremendo carisma, quien convierte a Paul Doyle –un “born-again” ex drogadicto con tiempo en prisión– en un simpático imbécil incapaz de reconciliar (y mira que lo intenta) sus dudas éticas sobre sus crimenes con su pasión desmedida por las drogas y las rubias. El actor tiene al personaje que más interactúa con Kershaw y gracias al extraordinario secundario que es Shalhoub, que le ayuda en todo momento, Johnson consigue finalmente configurar su personaje a lo largo de sus conversaciones.

Estoy bastante seguro de que Dolor y Dinero habría sido mucho peor película de no haber puesto Bay su corazón en su mano. Es una lástima que vayamos a tardar tanto en volver a ver esta faceta del director, nuevas oportunidades para que descubra y pula su narración más allá de las detonaciones. Para que investigue mundos más allá de su Ferrari. Para ser un film que habla sobre el poder del dinero, Bay (uno de los cineastas con mayor media presupuestaria de la historia del cine) descubre que las cosas más bonitas, a veces, son las más baratas, y me gustaría ver un segundo esfuerzo en este sentido.


Michael Bay | Christopher Markus, Stephen McFeely | Mark Wahlberg, Dwayne Johnson, Anthony Mackie, Tony Shalhoub, Ed Harris, Rob Corddry, Bar Paly, Rebel Wilson, Ken Jeong, Michael Rispoli, Keili Lefkovitz, Emily Rutherfurd, Larry Hankin | Michael Bay, Ian Bryce, Donald De Line | Matthew Cohan, Scott Gardenhour , Wendy Japhet | Steve Jablonsky | Ben Seresin | Tom Muldoon, Joel Negron | Jeffrey Beecroft | Paramount Pictures, De Line Pictures | Paramount Pictures |
  • Abel

    Todo me parece perfecto lo malo k siempre ay un idiota
    por pensar mal otro piensa diferente
    por eso se les dice “Todos somos diferentes
    idiotas”

  • Guest

    Todo me parece perfecto lo malo k siempre ay un idiota
    por pensar mal otro piensa diferente
    por eso se les dese “Todos somos diferentes
    idiotas

  • http://www.cineycine.com ChuacheFan

    Mi videocritica de Dolor y Dinero

    http://www.youtube.com/watch?v=jkjWegctdb8

  • Mr_Joe_fucking_Perry

    A mi la peli me ha encantado, me hecho recordar al Bay de antes de TF. La peli tiene todo lo que le hizo famoso en los 90 pero esta vez más controlado. Espero que haya aprendido que con menos se puede hacer más.

  • Vinni McClane

    Una película notable pero con defectos, de mi adorado Bay. No creo que sea su mejor trabajo ya que donde mejor se desenvuelve este señor es en la pirotecnia, el espectáculo puro y duro, y se nota. Pero es de muy agradecer que intente hacer un thriller sin ninguna escena de acción (a ver, hay un par, pero su montaje entrecortado impiden su disfrute). Tiene huevos que el director mas patriota y banal que existe utilice eso y le de la vuelta, con un sentido del humor negro, y monte una sátira tan feroz al sueño americano y a los idiotas que se lo tragan a pies juntillas y buscan atajos para coseguirlo. Su metraje es excesivo, 2 horas, pero el trabajo de todos los actores es impecable.

    Me parece la leche que esta peli tenga 26 kilos de presupuesto. Y mas escandoloso aun que a Bay le haya costado tanto levantarla, con la cantidad de dinero que ha hecho ganar a los estudios de cine. De sus pelis, y sin contar esta, la que menos ha hecho es Bad Boys con 141 kilos, y tiene 4 pelis que pasan de los 500 kilos.

  • Eduardo Estévez Valiñas

    Yo no creo que Bay apruebe esa actitud. De hecho creo que la sátira del “esfuerzo y la recompensa” del sueño americano está durante toda la película. Creo que la clave de la peli está en lo que dice el personaje de Harris que lo importante de la vida son las cosas sencillas (o algo así). Y es que el sueño americano de Lugo no deja de ser una estupidez tanto en la manera de conseguirlo como en el sueño mismo.

  • John Ryder

    El mayor piropo que le puedo echar a la película es que viéndola me he olvidado de que detrás estaba el Michael Bay excesivo, cargante y simplón de películas recientes.

    Me ha parecido una burrada salvaje bien narrada, entretenida y divertida, con un competente trío principal… eso sí, su moralidad más resbaladiza y huidiza que un cochino untado en grasa y saber que lo que estaba viendo en pantalla era literalmente verdad me provocaba un interesante conflicto interno: no podía dejar de reir con la estupidez de los protagonistas, pero me quedaba helado con esas torturas y atrocidades que adoptaban un siniestro tono y que hacían que la paleta de colores de la película variara en segundos…

    Aún así, por muchos Bays así… yo le daba por perdido hace mucho.

  • rapsodos

    Si, avisarles de que ya estaban rodando. Que esos dos no parecen tener muchas luces.

    Adiós muy buenas.

    P.D. ahorrate los rumores sobre el test de inteligencia de Marky y The Rock, no le importan a nadie.

  • Ten

    OFF TOPIC: por lo visto JJ Abrams ha optado por rodar STAR WARS VII en celuloide de cine 35 MM, dandole una patada en los huevos a la trilogia digital de George Lucas, jeje.

    PD: yo quiero un sable laser de Len Flare.

Críticas

ahorameves2

El mismo truco no impacta igual la segunda vez.

The_Shallows-782573002-large

Batalla a muerte en Boca del Cielo.

gigante

Spielberg y el milagro del último tercio.

moneymonster

Jodie Foster se marca un agradecido thriller noventero.

un espia y medio

Casi, pero no.

Twitter

Podcast