Las Horas Perdidas

Buscar


Breves



Podcast



Tráilers


Críticas




Grand Piano

Escrita por: Javier Ruiz de Arcaute | 25 octubre | 5:11 PM

Eugenio Mira | Damien Chazelle | Elijah Wood, John Cusack, Kerry Bishé, Alex Winter, Allen Leech, Tamsin Egerton, Don McManus | Unax Mendía | Jose Luis Romeu | Víctor Reyes | Javier Alvariño | Rodrigo Cortés, Adrián Guerra | Gabrial Arias- Salgado, Axel Kuschevatzky, Myles Nestel, Nuria Valls, César Vargas | Nostromo Pictures, Antena 3 Films, Telefónica Producciones, Nostromo Canarias 1 AIE | Paramount Pictures


Nota de los lectores:
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.7/10 (26 votes cast)

10

Hay una frase en Grand Piano que podría aplicarse a la propia película, viene a decir algo así como “si fallas una nota, nadie se dará cuenta”. Luego está la frase promocional “si fallas una nota, mueres”. La realidad, seguramente esté en un punto medio.

Grand Piano es un thriller con un ritmo frenético y una de esas películas narradas casi a tiempo real con un personaje luchando contrarreloj en un entorno reducido, casi una jaula, para superar una prueba y una responsabilidad que un desalmado ha decidido poner sobre sus hombros. De su éxito o fracaso dependerá que el mundo (al menos el suyo) se salve o se destruya. Una idea que es muy similar a la de títulos como Última llamada o, más concretamente, A la hora señalada. Y subrayo esta última porque en ambos casos son películas muy ágiles, muy entretenidas, con alguna que otra escena bastante inspirada y con trampas de guión disimuladas a base de sumar adrenalina al momento. La ingeniería de la pieza centra tanto la atención en el ritmo y la sensación de peligro que para muchos pasarán desapercibidos los convenientes giros y argucias que podrían desarmar la propia historia. Pero habrá quien las note, porque disimula, pero no oculta.

© Paramount Pictures

© Paramount Pictures

De todas formas hay que admitir que la película desde el inicio se sitúa en el límite de la verosimilitud. Te propone un juego con unas reglas, quizás poco creíbles, pero legítimas. A partir de ahí lo tomas o lo dejas. Es una de esas películas a la que seguramente se le perdonarían muchos de esos engaños si si hubiese estrenado hace 20 años y el universo en el que se sitúa no fuese en el Nueva York de hoy día. La sobreinformación y esa constante necesidad de desentrañar qué hay detrás de todo hoy día hace poco viables ciertas propuestas. Me atrevo a decir que, sin ir más lejos, una película como La huella, se llevaría unos cuantos palos por muy ingeniosa y entretenida que resulte. Sin querer decir que jueguen en la misma liga, ambos son títulos que pretenden ser sorprendentes e ingeniosos pero dentro de un mundo muy ingenuo. Y eso, en un presente donde predomina esa manía de querer derrotar al mago en vez de dejarse llevar por la ilusión, puede ser un serio problema.


Más que un thriller infalible es un truco de entretenimiento, donde la música, lejos de ser una oportuna elección, está milimétricamente ajustada a los acontecimientos.


Si nos dejamos llevar, podremos disfrutar de un gran trabajo de dirección por parte de Eugenio Mira. Es el tercer largometraje de su carrera y el primero que consigue encajar bien para el público. Tanto The Birthday como Agnosia eran películas difíciles para el espectador. Ambas propuestas intentaban crear una atmósfera muy determinada, con ideas originales (aunque no siempre compatibles), pero fallaban de lleno en lo que a entretenimiento se refiere. Títulos donde la estética dominaba sobre cualquier otro aspecto porque, hay que reconocerlo, tenían una cadencia difícil de digerir. Ese problema desaparece por completo en Grand Piano, que sin abandonar lo atmosférico (el teatro donde transcurre el grueso de la película es otro protagonista más y se nota la mano del habitual colaborador de Mira, Javier Alvariño), sabe que lo importante es tener bien pegado a la butaca a quien vaya al cine.

Para lograr eso la película tiene dos herramientas esenciales, Elijah Wood y la banda sonora. El primero hace en muchos momentos tres tareas en una, reaccionar y seguir órdenes del tarado de turno, tocar el piano (de verdad salvo en un par de momentos muy puntuales) y boicotearse a sí mismo para tratar de frustrar al malo. Porque siempre que está en el escenario está ante nuestros ojos, ante los del villano y ante los del público del concierto y aunque a nosotros nos pueda enseñar ciertas cosas, debe disimularlas para las otras dos clases de espectador.

© Paramount Pictures

© Paramount Pictures

Si Wood pone la ingeniería interpretativa y física, la banda sonora debe hacer parecer natural y hasta casual lo que realmente es una labor de absoluta locura. El repertorio del concierto es en realidad un conjunto de piezas ajustadas al tempo de cada escena y formadas a su vez por pequeños fragmentos pensados para destacar cada instante emocional. Una tarea que ha supuesto un triple trabajo de planificación para la película y que, sin embargo, pasa desapercibido. Se oye la música y se siente, pero no se ven las costuras en melodías que son cualquier cosa menos casualmente oportunas.

Es una película para disfrutar sin darle muchas vueltas porque todo lo que tiene de divertida, lo tiene de tramposa. Pero también es cierto que nunca pretende vendernos algo realista, sino un truco de entretenimiento y una experiencia musical que no sólo acompaña, sino que narra. Al final, si se falla una nota, lo importante es que no te hunda la experiencia y que el concierto haya valido la pena.


Tags: , , , , , , , , ,


Articulos Relacionados:


  • ernesto07

    para su género, peca de poco creíble, simplemente absurda a ratos. el final, del tipo ‘la montaña parió un ratón’…
    cusack?? desperdiciado. Wood, hace un gran esfuerzo, en la primera mitad seduce, pero cargar con casi todo el metraje lo desgasta. la bishé, casi siempre con la misma expresión facial… muy limitada.
    y el guión… dos o tres ideas interesantes y no mucho más. demasiado poco para la duración.
    de conjunto? otro despliegue pretencioso destinado al olvido…

  • julio1972

    Acabo de verla con mi mujer y sinceramente nos ha parecido entretenida pero con una parte final y un desenlace que la tira completamente a la basura. El final no lo he entendido ni yo ni mi mujer. En fin, no pagaría ni 2 euros por verla

  • Jl Serrano

    Acabo de verla. Una película que simplemente busca entretener y lo consigue. Se me parece muchísimo a ‘Última llamada’

  • Alberto

    ¿sabeis como se llama la obra “imposible” que toca en el final?

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Es que yo cuando vi La Huella por primera vez pensé justo eso, que era una peli tramposa, que era fácil jugar con esas reglas. Pero no lo es. Son otras reglas, no pretende ser realista, sino divertida. Sigue sin ser una peli que me apasione porque simplemente no es mi rollo, pero creo que no engaña a nadie porque no pretende más que proponer un juego. Ésta, sin ser exactamente eso, ya desde el principio te sitúa en un mundo donde la trampa oportuna es una parte esencial. Lo importante es que sepamos a qué jugamos desde el principio, a partir de ahí ya te puede gustar más o menos, pero sentirte decepcionado porque sea tramposa no tiene mucho sentido.

    Si lees la entrevista al director él mismo comenta ese aspecto, que la peli va muy rápido para que la disfrutes y no la pienses, porque el guión es más una montaña rusa de giros locos que un thriller milimétricamente hilado. Quizás la apariencia elegante engañe, pero esto es más una atracción estresante y en ese sentido funciona guay y Elijah Wood ayuda mucho a que te comas esa ansiedad al límite.

  • George Kaplan

    “En un presente donde predomina esa manía de querer derrotar al mago en vez de dejarse llevar por la ilusión”.

    Gran frase Javi. Estoy de acuerdo en que una peli que siempre me pareció maravillosa como La huella hoy diríamos eso de que “es una peli tramposa” y nos quedaríamos tan anchos con lo listos que somos.

  • Soto01

    No la he visto, pero la idea de la trama me gusta y incluso me da ideas macrabas… Ojala se me hubiera ocurrido hace unos años, cuando hacían la última adaptación de Conan, con Jason Mamoa de protagonista, y le hubiera puesto yo un pinganillo de esos al director… ;P

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    A mí sí me gustó, aunque tengo mis más y mis menos con esas cosas que comento. Entiendo que depende mucho de si entras o no en el juego y te dejas llevar perdonando muchas incongruencias que juegan a favor del ritmo y la sorpresa pero poco de cara a la coherencia.

    Eso sí, lo de Hitchcock y De Palma me parece una sobrada, (a no ser que se refieran al De Palma de ahora). Me parece una peli divertida y bien dirigida, pero nada del otro mundo y creo, honestamente, que tampoco aspira a más. De todas formas es que los festivales inflan mucho las expectativas, sobre todo los de género, donde la gente se entusiasma enseguida.

    Coincido en lo que comentas de The Birthday. Ésta me parece más redonda como peli y bastante más entretenida, pero es cierto que aquella, aunque fallida, tenía un final estupendo y había mucho mérito, aunque no saliera bien, en querer hacer algo diferente.

    Mañana de todas formas publicamos una entrevista con el director y ahí habla de todas esas cosas.

  • BertoltSalvago

    A mi si me gustó, quizás la mejor crítica que se le puede hacer es la de Javi, respecto a a que la película va al divertimento y a la complicidad del espectador -lo mismo que se busca, aunque en otro contexto con las pelis de Transformers-, y si lo consigue es gracias a la empatía que sentimos por el señor Wood, con su sempiterna cara de lástima.
    La música estoy de acuerdo en que es un score, pero funciona para lo que nos quiere contar y evita hacerse pesada para el que no es aficionado a la música clásica.
    Es una buena película para que se de el reconocimiento del público al señor MIra, tengo gran interés en ver que prepara ahora.

  • http://www.terror-diario.blogspot.com/ Terror Diario

    A mí personalmente no me gustó demasiado (la vi en Sitges): ni los ‘personajes’, ni los toques de humor, ni el planteamiento estético del escenario en relación a la platea; y además, la banda sonora me sacó totalmente de la película (parecían más piezas incidentales de una BSO que música compuesta realmente para ser escuchada por alguien durante un concierto). Me quedo antes con “The Birthday” (otra de esas películas que es casi imposible pillar en DVD), que por lo menos culminaba en un final apoteósico.

    PD.: de verdad que cuando leo cosas del estilo: “‘Grand Piano’ es la película que hubieran querido dirigir De Palma o Hitchcock”, me da algo…
    PD.2.: que conste que no suelo despotricar contra casi ninguna película, pero es que este caso me decepcionó bastante… Me gustó más el corto que precedía a la proyección, con eso lo digo todo…