Críticas

Los Juegos del Hambre: En Llamas

Partamos del hecho de que desconozco por completo las novelas originales y, por tanto, ignoro hasta que punto la segunda entrega literaria de Los Juegos del Hambre supone un avance real en la historia de la saga. Pero enfrentarte a una película y tener la sensación de que estas viendo prácticamente la misma historia que en la anterior entrega, es un poco frustrante como espectador. Y no me refiero a esas secuelas que repiten un determinado esquema, me refiero a que casi todo en esta película es igual que en la anterior.

Es un mal que se le podría achacar también a una saga como la de Harry Potter, que encima tenía siete entregas. Pero en aquella si que encontrábamos secuencias y escenas reivindicables en casi cada una de las películas. En Los Juegos del Hambre, hasta ahora, no hay casi momentos que hagan especial la saga. Y no son malas películas, simplemente da la sensación de que van con el piloto automático el 90% del tiempo, cumplen como blockbuster, son entretenidas, pero ese hueco de saga potente que debería ocupar aún le queda muy holgado.

enllamas1

© eOne Films

Pese a todo esto, si que en este título hay un punto destacable frente a la predecesora. Teniendo un desarrollo casi idéntico, en ésta si que existe una constante tensión latente de que “algo se mueve” y de que es imparable. Desde el primer momento nos sitúan en ese régimen totalitario en el que ahora Katniss supone una verdadera amenaza porque se ha convertido en un símbolo, o más bien, un detonante. Quizás la parte más interesante de toda la película se encuentra en su primera mitad. Justo antes de los nuevos juegos, Katniss es amenazada por el Presidente Snow con poner en peligro las vidas de todos sus seres queridos si no sigue un guión que la convierta en un engranaje más del régimen. Durante una buena parte de la trama tanto el Presidente como Katniss compartirán objetivo con distintas motivaciones, aplacar los ánimos de la gente. Pero la gente ya empieza a tener iniciativa propia y que ella haga o deshaga no va a frenar las fichas de dominó. Así que llega un punto en el que es ella la que debe asimilar que hay cosas que van a ocurrir quiera o no, y lo que ella puede hacer es decidir si se implica o se mira el ombligo. Y en torno a ese dilema también surgirá quizás la escena más simbólica (y moñas), la bofetada definitiva al sistema, el momento en el que tanto ella como el presidente terminan por asumir que el conflicto no se va a parar con una puesta en escena.


‘En Llamas’ es una película con más tensión latente que la predecesora, pero repite la misma estructura y acaba de forma brusca.


Es verdad que ese mérito es de la propia novela. Es, de hecho, el único punto de evolución real respecto a la trama de la primera parte. Un cambio de marcha que aumenta la tensión, pero que sigue sin poner el motor al límite, como si la primera parte hubiese sido la vuelta de calentamiento y ésta la de clasificación. El circuito es exactamente idéntico.

enllamas2

© eOne Films

La segunda mitad de la película se sumerge de nuevo en los Juegos del Hambre que vuelven a adolecer de esa capacidad de asombro que se espera de las escenas de acción. Se centran más en juegos de alianzas y sospechas muy rudimentarios y dejan pasar muchas oportunidades de crear escenas mínimamente impactantes. Todo eso con otro clímax poco inspirado y precipitado, rematado con uno de esos finales a capón que hemos visto en varias secuelas “pre-desenlace”. Finales que hemos visto igual en Matrix Reloaded o Crepúsculo: Amanecer Parte 1 a modo de cliffhanger televisivo con un personaje clave asumiendo el crecimiento definitivo de su rol en la saga en un último y revelador primer plano. Recordemos, por favor, que estamos en un cine, que el capítulo siguiente no es la semana que viene. Como espectadores agradeceríamos un final un poco más elaborado. Please.

endings

Estos dos personajes acaban de evolucionar, pero te vas a esperar a la próxima peli para verlo.

Se nota, eso sí, que hay alguien más que competente, aunque bastante impersonal, como Francis Lawrence tras la cámara. Lawrence ha lidiado con blockbusters de primera línea como Constantine o Soy Leyenda y sabe dar a la película cierto empaque, sobre todo para una duración de dos horas y media que no se hacen largas pese a que, puestos a repetir esquemas, podían haber acortado bastante.

Quedará esperar a la tercera parte, que me consta que es bastante distinta y más cruda, para ver si esta saga es capaz de rematar de forma sorprendente una historia que hasta ahora se queda en buenas ideas pero desarrolladas sin mucho interés. Eso, en una saga que habla de revelarse contra el sistema y en una época en la que esa clase de mensaje calaría mejor que nunca, es un punto negro importante. Lo tienen a huevo, a ver si culminan.


Francis Lawrence | Simon Beaufoy, Michael Arndt | Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Lenny Kravitz, Donald Sutherland, Liam Hemsworth, Stanley Tucci, Philip Seymour Hoffman, Jeffrey Wright, Amanda Plummer, Jena Malone, Sam Claflin, Lynn Cohen | Nina Jacobson, Jon Kilik | Suzanne Collins, Joseph Drake, Louise Rosner, Alli Shearmur | James Newton Howard | Jo Willems | Alan Edward Bell | Philip Messina | Color Force, Lionsgate | eOne Films |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • adrian

    peliculas en llamas y los juegos del hambre son perfectas como tambn lo sera el sinsajo asombroso trabajo directore (Y)

  • Sara Arranz

    Entrad aquí que amplío todo muchos detalles sin spoilear (y opinión)sobre la peli: http://andaresdecine.blogspot.com.es/2013/11/los-juegos-del-hambre-en-llamas.html

  • Oscar Artista

    Me ví ayer la primera parte, por aquello de que hay que ver para opinar, y la verdad. Me pareció un truño considerable. Es alarmante que en el film, la parte que más epicismo transmite sea la de Katnis con el churumbel al lado, echando llamas por la espalda, montados en el carromato, y mucho me temo que si esa escena en cuestión es más potable, se debe sobretodo a la banda sonora, la película es un quiero y no puedo, el director esta más perdido que un chino en San Fermin. Lo único destacable para mí es el pelucon que me luce el Stanley Tucci, que parece que le quiere hacer competencia a Nicolas Cage y a Javier Bardem con los looks bizarros capilares.

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast