Críticas

3 Bodas de Más

La figura del director de encargo, por lo menos en Europa y concretamente en España, siempre se ha visto como la de un artesano, un autor de segunda o, directamente, un mercenario. Lo mismo con los guionistas que son contratados para plasmar una idea ajena en un libreto solvente que responda a una determinada fórmula. ¿Pero qué pasa cuando un proyecto de encargo se convierte en una de las comedias más redondas del año? ¿Se tiene menos talento por dirigir sin firmar el guión? ¿Se tiene menos talento por hacer de la fórmula y una idea impuesta una película implacable en sus pretensiones? Desde luego que no.

Javier Ruiz Caldera hace con ésta, su tercera película. Debutó con Spanish Movie, que ya daba muestras de su gran solvencia y su capacidad para hacer con un presupuesto decente, pero modesto, un largo con empaque de presupuesto muy holgado. Una película que, como todas las spoof movies, y más las que tomaba como referente, era una sucesión de gags tontorrones. Pero en su liga funcionaba, de hecho lo hacía mejor que las Scary Movie, Hero Movie, Epic Movie y demás “Movies” norteamericanas. Detrás había un director con ganas de ir más allá. Lo hizo con la estupenda Promoción Fantasma y ahora termina de clavarlo en 3 Bodas de Más, una película de la que saca todo el partido y que tiene muchas virtudes.

El argumento ya lo tendréis más que visto en el tráiler. Una chica tiene la mala suerte de ser invitada a tres bodas de tres de sus ex-parejas. Como toda persona apocada en cuyo vocabulario no existe la palabra “NO” acaba aceptando asistir a ellas. Al estilo de la comedia romántica que es, aparecerá el interés amoroso obvio y el que cuece a fuego lento.

@ Warner Bros.

© Warner Bros.

En primer lugar, y volviendo a esa idea de peli de fórmula, el desarrollo de los acontecimientos clave no sorprenderán a nadie, es un camino trazado con tiralíneas y donde cada personaje tiene una función muy concreta, pero sus guionistas, Pablo Alén y Breixo Corral, saben construir en torno al mismo a una protagonista estupenda, secundarios divertidos y toda una batería de gags inevitablemente graciosos y muy bien rematados por la dirección de Ruiz Caldera, que maneja los tiempos y los puntos de vista estupendamente.

La protagonista, Ruth, tiene una virtud que no siempre se encuentra en todas las comedias, o que no siempre está tan bien lograda: es carismática. El personaje es el de una mujer sin autoestima, a la que todo el mundo le toma por el pito del sereno, pero ni guionistas ni, por supuesto, Inma Cuesta, que lo clava, han dejado que el personaje se quede en un mero muñeco pim-pam-pum. Es un personaje con un punto de patetismo inevitable pero del que uno se enamora al instante y que no queda fagocitado por los secundarios, algo que suele pasar muchas veces en las comedias. Los secundarios potentes son geniales, pero hay muchas películas donde el peso cómico recae excesivamente en ellos dejando al protagonista a la deriva. Aquí ese equilibrio está muy bien medido, muchos gags nacen y acaban en ella o son fruto de su interacción con los secundarios. Secundarios como una Rossy de Palma fantástica, Silvia Abril que es la actriz fetiche del director o Bárbara Santa Cruz que le echa un par de ovarios con su personaje, seguramente el más arriesgado. Luego están los ex-novios.

El funcionamiento de los ex-novios éstos en la trama es muy oportuno. Por un lado sirven para retratar distintos momentos pasados de la vida de Ruth, porque cada novio no tiene nada que ver con el anterior, desde el surfero colgado de Paco León al pusilánime listillo que hace Berto Romero, pasando por el transexual de pueblo al que da vida Laura Sánchez. Por otro, cada una de las bodas de estos personajes es el catalizador para un momento clave de la historia, los puntos de giro. Es un marco genial para hacer eso porque permite que cada cosa suceda en un lugar y unas circunstancias muy diferentes, por tanto con gags distintos y, sin embargo, siempre con esa idea de superar miserias personales. De todas formas, de los tres ex hay uno que destaca inevitablemente sobre el resto, Berto Romero. Es el más relevante porque la película empieza con su ruptura y porque es con el que culmina el cambio de Ruth. Su personaje es genial, y tanto su escena de apertura como la coña con el perro son de los que quedan para el recuerdo.

© Warner Bros.

© Warner Bros.

La trama amorosa es quizás la parte más débil porque es la que se ve venir en todo momento. Es donde la parte de fórmula se ve más claramente, pero también es verdad que quizás a este tipo de películas uno no les pide tanto una capacidad de sorpresa como de diversión y a este respecto la película se reserva un gag brutal y muy políticamente incorrecto en la revelación clave de esta trama amorosa. No quiero destripar nada, lo identificaréis en cuanto lo veáis. Es de esas coñas que en la sala generan un silencio y luego llegan las risas tras un “ooooh”. Mi admiración defintiva, eso lo hacen muy pocas en con el halo (que no fondo) de “peli ligerita” que tenemos en ésta.

Si algo se le puede exigir a una comedia es que sea divertida y tenga buenos personajes. Aquí hay ambas cosas. Será una película previsible en algunos aspectos, será una comedia que huele a hitazo americano porque se nota muy influenciada por ese tipo de cine, pero es que es una película que tiene muy claro qué quiere conseguir y va a por ello. Quiere que te rías, que pagues tu entrada para hacerlo y que a la salida salgas feliz y contento. Y lo harás, porque creen en lo que tienen entre manos y el campañón publicitario que se han montado en torno a esta película es muestra de ello (ojalá esto pasara más veces).

P.D.: Quedaros un poquito en los créditos, que hay una escena genial que explica por qué el personaje de Inma Cuesta es como es. Y es una escena cojonuda.


Javier Ruiz Caldera | Pablo Alén, Breixo Corral | Inma Cuesta, Martiño Rivas, Quim Gutiérrez, Berto Romero, Rossy de Palma, María Botto, Paco León, Laura Sánchez, Bárbara Santa Cruz, Silvia Abril | Mercedes Gamero | María Angulo, Eneko Lizarraga, Pepe Torrescusa, Francisco Sánchez Ortiz | Javier Rodero | Arnau Valls Colomer | Alberto de Toro | Antena 3, Apaches Entertainment, Ciskul, Think Studio | Warner Bros. |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • George Kaplan

    Cierto, el guión tiene un fallo estructural e irrparable, y es que es imposible que haya 3 imbéciles en el mundo que dejen a Inma Cuesta.

  • George Kaplan

    Pues no he visto La voz dormida, cierto. Prometo ponerme a ello lo antes posible para hablar con conocimiento.
    Pero a ver, que insisto en la chica me encanta y en que lo clava cada vez que la veo, pero para mí tiene que subir un peldaño más para estar en esa categoría de “pedazo de actriz”, signifique eso lo que signifique. A lo mejor cuando vea La voz dormida que me recomiendas, rectifico.

  • marcos

    busco el reparto completo de esta pelicula enviarme un email a cabezatronic@gmail.com Ayudsrme quiero todos los actores

  • https://www.facebook.com/jumatov juan_mas

    Lo sé coraçao, los vi. El robot al que le dabas a un botón y hacía el inútil también molaba.

  • http://genevievemonette.tumblr.com/ Genevieve Monette

    El parque de las ciencias es impresionante. Es como ir a un parque temático pero aprendiendo. La vez que fui yo, había una exposición sobre dinosaurios. IMPRESIONANTE. Era como estar en Parque Jurásico aquello.

    Bueno, déjame ya eh. Que no paras de hablar.

  • https://www.facebook.com/jumatov juan_mas

    Yo desde que visité el Museo y la tumba de los Reyes Católicos, que no veas el sablazo que me dieron por semejante cosa, tengo claro que Granada en lo que a museos se refiere, se puede ir a tomar por el culo xD. La Alhambra igual, 8 euros o así para ver la ciudad palatina. Mira, yo entiendo que haya gente que sepa valorarla como los que estudiamos historia o cualquier otra carrera así como cualquier persona que entienda del tema. Pero sinceramente, creo que la gente la visita por el bombo que le dan, porque es una ciudad palatina sí, pero el que no entienda, lo único que va a ver es yesería y a tomar por culo, porque las buenas vistas y todo eso lo puedes ver sin pagar. Es más, diría que el Parque de las Ciencias es el lugar que realmente se merece visitas multitudinarias, por lo divertido que resulta para todo el mundo. Al final acabamos hablando del Parque Warner.

  • http://genevievemonette.tumblr.com/ Genevieve Monette

    ¡Jajajajajajaja! A mí afortunadamente aún me quedan dos años para eso. Mientras tanto disfrutaré de las ventajas. Yo eso de superar la edad y tener que pagar aún teniendo, por ejemplo, carné de universitario o estudiante, no lo entiendo. Una historia similar la viví en el Museo del Prado a principios de este año, cuando una compañera mía, de unos cuarenta y largos, se paró frente a la ventanilla y pidió una entrada. Seguidamente, sacó el carné de universitaria y se lo plantó a la tía delante, para que no le cobrara los quince euros de la entrada. La tipa, como su trabajo que es, le dijo que de eso nada, que a partir de tal edad no se podía utilizar este tipo de carnets para las entradas del museo. Mira, tendrías que haber visto la cara de mi compañera. Le tuve que decir que lo dejara estar, que era mejor no meternos en problemas porque el de seguridad nos triplicaba la altura y la fuerza. Y que, para un día que íbamos a estar, mejor con tranquilidad. Pero se ofuscó muchísimo, y con toda la razón del mundo. Para qué pollas tienes el carné si no tienes ningún tipo de beneficio.

    El otro día eln clase de Gestión del patrimonio hablábamos precisamente de lo descomunal de los precios en museos y monumentos, poniendo como ejemplo la Alhambra. Sus museos son gratuitos, pero la entradita cuesta un riñón y parte de otro. Pero no te lo pierdas que aquí está lo bueno: quería aumentar el precio de la entrada a los turistas, entendiendo “turista” como a todo aquel que no esté empadronado en Granada. ¡¿Estamos locos o qué?! ¿Acaso creen que van a sacar beneficio de ello? Si yo fuera turista y me enterase de ésto, les mandaba a la mierda a ellos y a la dichosa Alhambra, y además con motivos de peso. Luego el tema pasó a cobrar solo a extranjeros, y que los españoles no pagásemos en ningún museo, cosa que tampoco veo nada justa, ni aquí en España ni en ningún otro lugar (exceptuando quizá países que estén extremadamente jodidos económicamente, que ahí entiendo que uno pague, y los que viven allí no).

    En cuanto a calidad, a ver. El Prado es impresionante. Las cosas como son; pero caro un par de días y medio. Los de Granada están bastante bien, aunque el de la Alhambra sea un poco pequeño y limitadete en cuanto a obras (normalmente hay expuestas siempre las mismas obras, aunque sí es verdad que se hace alguna que otra exposición. El hecho de que hayan pocas obras no se nota si el museo es grande, pero si es pequeño, acabas en seguida.No es como el Prado, por ejemplo, que necesitas cuatro días para verlo en condiciones). Pero está muy bien. El de bellas artes está muy muy chulo, hay obras muy interesantes. También lo aconsejo al que visite Granada (además, ¡no se paga!) Otro interesante y bastante chulo que conozco es el del MARQ, en mi tierra querida, Alicante. Y no es demasiado caro, no.

    En fin, DIOS MÍO QUÉ CHAPA. Me voy.

  • https://www.facebook.com/jumatov juan_mas

    Exacto. El Museo del Prado estoy harto de patearlo, al igual que el de Sevilla. Ambos son gratuitos con el carnet universitario (el de Sevilla con decir que resides en Sevilla basta, ni te miran el DNI). El de Barcelona, cuya colección es un “pss” de cuidado, porque parece que pagas más por entrar en semejante edificio que por su contenido, sale por unos 12,5 €, pero si tienes el carnet joven universitario sale por 8,5 €. Ahí fue cuando mandé a la pobre de la taquilla a tomar viento fresco, entonces me preguntó si tenía carnet joven y le dije que sí (mentira!) pero que no lo había traído, entonces me dijo “venga, haré como que lo tienes, pero son 6€”. Ya ahí hice el esfuerzo y pagué. Pero es que en Barcelona pagas por todo y cuando digo todo quiero decir que entrar en los servicios de FNAC sale por 20 céntimos. Hasta ahora, los museos del arte en España más dignos en los que he entrado son los dos primeros que he mencionado (el de Sevilla es excesivamente religioso, pero bueno, tiene sus grandes obras) y si acaso el de Granada, que aunque limitado y pequeño, tiene bastantes cosillas de Alonso Cano. Pero qué te voy a contar…

    Por cierto, creo recordar que a partir de los 26 años ya empiezan a dar sablazos en el Prado aunque tengas carnet universitario. Yo, como recién cumplidor de dicha edad, estoy sufriendo lo que no está escrito, es como si pasaras a formar parte de los Rockefeller, te quieren sacar los ojos en todas partes.

  • http://genevievemonette.tumblr.com/ Genevieve Monette

    Antoni Viladomat. Primera noticia, vamos. No lo había oído ni estudiado en la vida. No soy muy de barroco español, sinceramente. Y lo que nos dan a conocer es lo típico (Zurbarán, Gregorio Fernández, Velázquez., Alonso Cano, y así infinitamente).

    Me temo que no voy a pisar el Museo de arte de Barcelona, viendo el percal. ¿Cuánto cuesta la entrada? Es que a mí esto de los precios elevados de los museos me toca un montón los cojones. El Museo del Prado creo que vale quince pavos; yo porque iba con el carné de la universidad y no me cobraron, pero es un robo a mano armada, más si lo comparamos con otros museos como el British de Londres, que no cuesta nada. Creo que la cultura debería ser accesible a cualquiera, y con estos precios y más hoy en día, no lo es. Pasa un poco lo mismo que con el cine, solo que a un museo se va menos.

  • https://www.facebook.com/jumatov juan_mas

    Pues está bastante molón, no como el Museo del Arte de Barcelona, que me ha parecido una bazofia (sobre todo por su abusivo precio -le dije a la de los tickets que me había olvidado el carnet joven para que me saliera más barato-). Era una colección de obras de pintores catalanes acompañados de las sobras que el resto de museos desechan. Lo mejor es esta obra de Antoni Viladomat, de un Cristo lanzador de rayos mientras un demonio viola en una esquina a un pobre monje:

    http://www.monestirs.cat/monst/bcn/bn02barc/fran/sfra09.jpg

    (Rómpete los ojos)

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast