Críticas

Byzantium

Por Roque García.

Dentro de la mitología vampírica, a los vampiros, nosferatu, no-muertos (entre otras denominaciones) se les atribuyen tantos posibles orígenes como personas han narrado una historia sobre ellos, aunque luego los temas que se presentan son recurrentes y tienden a afluir en el mismo mar: el peso de la eternidad y los variopintos problemas que esto puede acarrear a estas criaturas, en su mayoría atormentadas. En Byzantium, el irlandés Neil Jordan cuenta con una mirada íntima las memorias y el día a día de dos vampiras, regresando a esta mitología desde que se adentrara en tan gótico terreno por primera vez hace dos décadas con Entrevista con el Vampiro (1994). En aquella trasladaba a la gran pantalla el éxito superventas de Anne Rice, con guión de la propia autora; en Byzantium ocurre algo similar, dado que es la dramaturga Moira Buffini (cuyo trabajo cinematográfico más destacado hasta la fecha es la última revisión de Jane Eyre [Cary Fukunaga, 2011]) quien firma el libreto, adaptando su propia obra teatral A Vampire Story.

Dejando a un lado el medio del que provienen ambas adaptaciones, las dos tratan las relaciones atemporales de los personajes, la dominancia de alguno de ellos sobre otro y el daño psicológico (nunca físico) que a todos les supone el paso del tiempo, una carga que se ejerce sobre ellos directa o indirectamente, de distinta forma para cada uno y que les afecta en mayor o menor medida según el carácter del vampiro en cuestión. Aunque es inevitable hacer comparaciones, básicamente todas terminan ahí. Anne Rice se reservó el origen que otorgaría a su raza de vampiros para la segunda novela de sus Crónicas Vampíricas, y ese apartado no fue por tanto uno de los pilares de Entrevista con el Vampiro (novela ni película). En Byzantium, sin entrar en detalles y lejos del misticismo egipcio y demoníaco que traería Rice, nos presentan una gruta perdida en una recóndita isla, donde “el Santo sin Nombre” se encarga de los sangrientos trámites para alcanzar la vida eterna.

© A Contracorriente Films

© A Contracorriente Films

De este modo se despliega una trama a caballo entre la actualidad y los eventos acontecidos dos siglos atrás, época a la que pertenecen Clara (Gemma Arterton) y su hija Eleanor (Saoirse Ronan), dos vampiras que se ven en la necesidad de cambiar de emplazamiento cada cierto tiempo para no ser descubiertas por sus perseguidores. En el último lugar al que acuden, una ciudad costera, Clara se ocupa de regentar un negocio tristemente conocido por ella en la antigua pensión Byzantium, mientras Eleanor se debate entre perpetuar su soledad y establecer vínculos sociales con Frank (Caleb Landry Jones), un chico al que conoce por casualidad. ¿Por qué esta indecisión? La regla fundamental de las que tienen ella y su madre es no contar su historia, lo cual es fácil para Clara, acostumbrada a mentir constantemente, pero no tanto para Eleanor, inclinada a contar la verdad, lo que traería consecuencias letales.

© A Contracorriente Films

© A Contracorriente Films

En línea con Déjame Entrar (2008, Tomas Alfredson), la estética de Byzantium tiene un corte independiente muy marcado y no por ello menos cuidado: este cuento de vampiros de reducido presupuesto se beneficia de una buena fotografía y se desarrolla en mitad de una atmósfera gris y gótica, lo cual abarca desde el clima de la zona hasta la música utilizada, partitura del español Javier Navarrete, que hace uso, por separado según la ambientación del momento, del violín, el piano y coros. Byzantium también decreta sus propias normas en cuanto a la especie: estas vampiras son inmunes a la luz del sol y, como sucediera en El Ansia (Tony Scott, 1983), los colmillos no son su mejor arma para abrir canal hacia su alimento.

Para tratarse de cine poco comercial, el despliegue de actores (la mayoría británicos y con carreras asentadas en la televisión) que han participado en la película es considerable: Sam Riley (Control, Franklyn), Jonny Lee Miller (Emma, Elementary), Tom Hollander (Orgullo y Prejuicio), Thure Lindhardt (Flame y Citrón), Warren Brown (Luther), Daniel Mays (Expiación), Caleb Landry Jones (X-Men: Primera generación) y a las dos protagonistas del film, Gemma Arterton (Prince of Persia) y Saoirse Ronan (Expiación). A pesar de ser más conocida por sus incursiones en el blockbuster, Arterton ha demostrado ser una actriz bastante capaz en más de una ocasión, en películas británicas independientes que poca gente termina viendo, como esta misma y sobre todo La Desaparición de Alice Creed (J Blakeson, 2009). En la piel de la vampira Clara, la actriz tiene la determinación de ser una presencia en la pantalla y de conducir la trama, lo cual también es posible por las características de su personaje, una superviviente muy decidida y con las cosas claras, que busca lo mejor para ella y su hija.

© A Contracorriente Films

© A Contracorriente Films

Por su parte, Saoirse Ronan no tiene nada que demostrar a estas alturas con una nominación al Oscar y unas cuantas interpretaciones memorables detrás, y si bien aquí sigue manteniendo el tipo en el papel de la introvertida Eleanor, también es cierto que pierde atracción en el espectador en comparación a su compañera de reparto, cuya personalidad es más dominante. Además, surge una cuestión en cuanto a ella: tiene dieciséis años, pero hace doscientos que vive, ¿por qué a veces su comportamiento tiende a la irracionalidad adolescente? Deficiencias del guión como esta se justifican con explicaciones cogidas por pinzas, en ocasiones con mayor éxito que en otras, ya que resulta del todo inexplicable que alguien que pretende no ser encontrado deje tras de sí una ristra de cadáveres con signos de muerte tan asociables, sin molestarse, en más de un caso, en destruir u ocultar la prueba del delito o al menos la etiología del fallecimiento.

Sin duda, Byzantium es una película de vampiros sólida, bien interpretada, como actualmente apenas se hallan; un esfuerzo a pequeña escala dentro del cine de vampiros y que resulta especialmente destacable por la visión intimista de los hechos. Los vaivenes del guión son en todo caso el aspecto más reprochable del film, que podría haberse visto elevado de haber sido corregidos o cambiados (la mención de una hermandad milenaria y un tanto misógina llamada, *ejem*, “las Afiladas Uñas de la Justicia” no ayuda sino a enarcar una ceja, a pesar de que el nombre sea tan apropiado como ridículo). Byzantium llega a España con dos años de retraso, estreno muy limitado en cines y previo preestreno en televisión de pago, pero es un film interesante dentro de la cartelera general y muy recomendable para los que disfruten del cine de vampiros y del indie.


A Contracorriente | Neil Jordan | Moira Buffini | Saoirse Ronan, Gemma Arterton, Sam Riley, Jonny Lee Miller, Caleb Landry Jones, Tom Hollander, Daniel Mays, Thure Lindhardt, Warren Brown, Glenn Doherty, Gabriela Marcinkova | Sean Bobbitt | Tony Lawson | Javier Navarrete | Simon Elliott | Sam Englebardt, William D. Johnson, Elizabeth Karlsen, Alan Moloney, Stephen Woolley | Mark C. Manuel, Norman Merry, Ted O'Neal, Danny Perkins | Demarest Films, Lipsync Productions,Number 9 Films, Parallel Film Productions, WestEnd Films |
  • Dawolf_7

    No entiendo estas criticas en las que se cuenta toda la película de cabo a rabo… hace mucho que aprendí a no leer criticas hasta después de ver el film en cuestión, pero sigo sin entenderlo.

    Contar de que va una película se llama sinopsis.

  • Sigfredo Arencibia Rivero

    Hay que tener en cuenta que Juego de lagrimas era una peli de bajo presupuesto, motivado por su tematica, de hecho el que mas cobro creo que fue Wittaker y su segmento era cortisimo, pero dejo para el recuerdo el descubrimiento de Rea, un cheque de un millon de dolares para su actor secundario por hacer del malo de Stargate (nunca mas se supo de el actor) y sobre todo un gag para la parte final de la trilogia de Agarralo como puedas.

  • javiKnight

    No me pareció excesiva Deck, en realidad, es una historia bastante bonita. Puedes ir tranquilo. No es explicita, pero tiene alguna escena subida de tono, insinuante en mayor grado. Bastante más impactante es sin duda el remake de “Posesión Infernal” 😉

  • BLADERUNNER77

    ¿Es muy violenta y sexual?. Hay sexo explicito/depravado/salvaje o el tipico que no se ve mucho.Por sangre no hay problema a no ser que toque temas serios y muy retorcidos ( ha visto el remake de posesion infernal , Sweeney todd o el remake de Dejame entrar por ejemplo..) pero tiene 14 y quiere verla y aunque ha visto mucho cine para su edad …En temas de sexo no tanto (que yo sepa xd).Quiero decir que no ha visto el Lobo de Wall street o True blood xd.

  • Ignacio Jesus Asensio Lavilla

    Ondine la tengo en mi disco duro pero no tengo el día pa verla,
    pero ya que la recomiendas…

  • javiKnight

    Pues me gustó más que “Crying Game”, Neeson le pone bastante actitud, y tiene un elenco detrás que supera con nota alta el desafió que propone la historia, aunque sinceramente, de Jordan podemos rescatar bastantes joyitas, si te pones.;)
    Mi favorita seria la que pongo arriba. De las ultimas, “Ondine” es bastante “gonita”, y aguanta bastante bien el cambio de ciclo en el genero fantástico.

  • Ignacio Jesus Asensio Lavilla

    Mi favorita de Jordan es Michael Collins, tampoco es que haya visto muchas de él, ¿qué opinión le merece a vuecencia?

  • Grijaldo

    A mí la peli me ha gustado pero no me ha apasionado.
    Está bien rodada y muy bien interpretada por esas dos bellezas que son la Arterton y la Ronan(Que ojazos por Dios),el peso de la eternidad y todo lo que rodea a la isla y al pozo ese con lo que sea que haya dentro me llaman mucho la atención,pero hay otras cosas que me han chocado o directamente no me han gustado demasiado como por ejemplo el personaje del grimoso pelirojo que es muy hostiable y el tema que de vampiras tienen poco,son inmortales y tienen que beber sangre vale,pero no tienen fuerza ni nada,por no tener no tienen ni colmillos coño.
    También es curioso el tema que comentas en la crítica sobre la actitud en algunos casos teenager de alguién que se supone que pasa de los 200 años,curioso.
    Aparte el como trata los medio flashbacks esos en los que se mezcla el pasado y el presente tampoco me han convencido,mucho mejor los flashbacks puros en los que se cuenta la historia y donde la peli gana enteros en mí modesta opinión.

    Por otra parte reitero lo bien llevada que está la relación madre-hija y como explota en el último tercio por la interpretación de la Arterton. Colosal,no me lo esperaba de temaño pibón.

    Y sobre todo destaco una escena,la de Eleanor con la rectora-directora-profesora-algo,en la que esta última al final se caga viva. Genial escenaca.

    Teniendo en cuenta las mariconadas vampíricas que nos han llegado en los últimos años cosas como esa se agradecen aunque le falta algo de chicha para que le dé más nota y una coasa que quede clara,no le llega a la suela de los zapatos a Entrevista con el vampiro.

    Le casco un 6.5.

  • AnaSolo

    Si? La buscaré a ver qué tal. En Tamara Drewe también estuvo bastante bien.

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast