Noticias

Festival de Venecia. Décima jornada

En menos de veinticuatro horas conoceremos el palmarés de la 71ª edición del festival de Venecia. Aunque la película inaugural, Birdman de Alejandro González Iñárritu, tuvo una excelente recepción y tal vez haya sido la cinta que más ha dado que hablar de esta edición, lo más probable, conociendo el historial de la Biennale, es que se vaya de vacío del certamen ya que no le va a hacer falta para promoverla. Una de las grandes apuestas de la prensa es la sueca A Pigeon Sat on a Branch Reflecting on Existence de Roy Andersson, una de las propuestas más originales que se han visto en esta edición, aunque la italiana Hungry hearts de Saverio Costanzo también tiene ingredientes que la hacen muy atractiva de cara al palmarés. Veremos con qué nos sorprende el jurado capitaneado por el compositor Alexandre Desplat.

Hoy se han visto las últimas películas a concurso The Postman’s White Nights de Andréi Konchalovsky y Good Kill de Andrew Niccol.

El ruso Andréi Konchalovsky ha presentado The Postman’s White Nights. El que fuese colaborador de Andréi Tarkovski, y director también de Tango y Cash, ha rodado un film a caballo entre la ficción y el documental sobre los habitantes de un remoto pueblo ruso separado por un lago al que solo es posible llegar en barco. El único contacto con el mundo exterior es el cartero, interpretado por Aleksey Tryapitsyn, actor no profesional al igual que el resto del reparto. La cinta ha tenido muy buena acogida y hay quien dice que puede seguir los pasos de otro docudrama, Sacro GRA de Gianfranco Rosi que el pasado año triunfó en la Biennale, tal vez el León de Oro no pero sí el premio al mejor actor para Aleksey Tryapitsyn ya que se convierte en el amo y señor del film.

© GettyImages

© GettyImages

Andrew Niccol, nominado al Oscar por el guión de El show de Truman y que como director ha hecho cosas tan interesantes como Gattaca y El señor de la guerra ha presentado en la Biennale Good Kill. En este film vuelve a colaborar con Ethan Hawke que interpreta a un piloto de aeronaves no tripuladas, también llamadas drones, que tiene una crisis emocional, es un devoto padre de familia, y también dispara a objetivos a 7.000 millas de distancia. Él opera en Afganistán desde Las Vegas. El film se basa en hechos reales, aunque no contaron con la colaboración del Departamento estadounidense de Defensa, aun así lograron el testimonio de varios ex pilotos de drones. El reparto está completado por Zoe Kravitz, Bruce Greenwood y January Jones. La cinta no ha convencido, tras finalizar la proyección se escuchó algún que otro abucheo, aunque también hubo aplausos. Lo que menos ha gustado ha sido un final que huele a concesión para la taquilla, y aún no ha conseguido la distribución en los Estados Unidos. Lo que más le interesó a Niccol es la naturaleza esquizofrénica de este conflicto, ya que “nunca hemos tenido un tipo de guerra en que un soldado básicamente va a la guerra 12 horas, lucha contra los talibanes y se va a casa con su familia y está con ellos el resto del día“. El realizador espera que esta película dé que pensar sobre adónde vamos con este programa de drones.

© GTRESONLINE

© GTRESONLINE

Pero el gran protagonista de la jornada ha sido James Franco, receptor del premio Gloria al Cineasta, y que ha presentado su último, digo, penúltimo, digo antepenúltimo trabajo como realizador, porque las hace como churros, la adaptación cinematográfica de El ruido y la furia de William Faulkner. De este escritor también adaptó Mientras agonizo, presentada el año pasado en Una cierta mirada de Cannes. Tal y como ha llegado a confesar el artista multidisciplinar ha llegado a obsesionarse con la obra de Faulkner. El ruido y la furia, publicada en el año 1929, habla de la decadencia y destrucción del sur de los Estados Unidos a través de la familia Compson, especialmente de tres de sus miembros y de su sirvienta. James Franco se reserva el papel del protagonista del primer capítulo, Benjy, la vergüenza de los Compson debido a su retraso mental. El resto de los personajes están interpretados por Scott Haze, Loretta Divine y Jacob Loeb, también intervienen Seth Rogen y Tim Blake Nelson. La crítica ha respondido con aplausos a este trabajo. Se ha considerado que James Franco ha logrado captar la esencia de la obra de Faulkner porque ha conseguido hacer un retrato intenso, violento y desgarrado de esa época. Durante la rueda de prensa James Franco comentó que dirige aquéllas películas que quiere ver y que otros realizadores no quieren o no pueden llevar a cabo.

© GettyImages

© GettyImages

Mañana hablaremos del palmarés.

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Naxeteeee

    Estos festivales suelen ser para promocionar pelis de un tío caminando 2 horas por una carretera que por otro lado sin el tirón de los premios no la verían ni los hijos del director. “Birdman” no creo que necesite ese empujón para que sea una de las más vistas del año que la estrenen.

  • http://www.twitter.com/isnotanexit Johnny_Marr

    Por cierto, JF ha perdido los botones de la camisa.
    Seguro que ofrece recompensa.

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast