Críticas

Hércules

Hace ocho años ya del estreno de 300, pero la onda expansiva que generó aquel inesperado fenómeno (sin que fuese tampoco un blockbuster que batiera ningún récord) aguanta hasta hoy sin casi haberse mitigado. Su influencia en la adaptación de relatos de la Grecia clásica y la antigua Roma, muchos de ellos mitológicos, es innegable. En unos casos esa influencia ha sido esencialmente estética, como la serie Spartacus o el filme Immortals, haciendo de la violencia sangrienta e hiperplástica una seña de identidad, en otros casos ha sido más tangencial, permitiendo recuperar para el cine relatos inspirados en la mitología que, con la tecnología actual, dan para explayarse en lo que a diseño de criaturas y superpoderes se refiere. Películas cuya épica, por lo general, queda relegada al relato en que se inspira y rara vez llega intacta a la pantalla.

hercules1

© Paramount Pictures

Esta nueva adaptación de Hércules, la segunda en lo que va de año (la otra es la que perpetró Renny Harlin, con ñapas como tener el reflejo de la luna en el lado opuesto a donde está la misma), adapta el cómic Hércules: The Tracian Wars escrito por Steve Moore para Radical Comics. En ella se nos cuenta cómo después de superar las doce pruebas para aplacar la ira de Hera (mujer de Zeus), Hércules y sus amigos trabajan como mercenarios valiéndose de la fama lograda. Un único trabajo les separa de poder pasar el resto de sus vidas a cuerpo de rey, y ese trabajo se materializa cuando les ofrecen liderar y proteger al pueblo de Tracia contra un enemigo implacable.


A diferencia de otras películas recientes del mismo tipo, ‘Hércules’ no vende la épica que no tiene, y se conforma con ser un entretenimiento ligero sin mayor ambición.


La película tiene una virtud, y es que sabiendo que lo que nos vende es un entretenimiento veraniego, no trata de adornarlo ni con una épica desmesurada ni con una duración que convierta la diversión en un “por Dios, cuándo se acaba esto”. Brett Ratner es un tipo al que se le podrán echar en cara muchas cosas, desde su escasa personalidad tras la cámara a su habilidad para pasar de puntillas por casi cualquier momento dramáticamente relevante, pero es un tipo eficaz en esta clase de películas ligeritas y no vende lo que no tiene. Así, en poco más de hora y media nos ofrece un rato da palomitas, nada original, pero decente, apoyándose en los personajes más de lo que se pudiera pensar y con alguna que otra escena de acción vistosa. Sin más.

© Paramount Pictures

© Paramount Pictures

Ahora bien, si queremos rascar un poco, pese a que el desarrollo la historia es de lo más previsible, la película ofrece la posibilidad de separar el mito del héroe. Imagino, a falta de leerlo, que eso vendrá del cómic en que se basa, pero resulta curioso que donde otros títulos ponen la voz grave y se gustan mucho a sí mismos con un plano épico tras otro, aquí optan por jugar con idea del héroe vendemotos. Uno de los miembros del grupo de Hércules es su sobrino, encargado de narrar de forma pomposa y tremendamente adornada todas sus hazañas, para que lo difícil parezca imposible y lo que tiene una explicación parezca obra de los Dioses. Es la idea del símbolo, de que alguien vale más por lo que representa que por lo que es en realidad, aunque una cosa vaya ligada a la otra.

Los amigos del protagonista, que también se aleja de esa idea de héroe solitario, son a la vez co-artífices y protectores de ese mito. Destacando sobre todo Rufus Sewell, que se había encasillado en papeles de villano con sex appeal, e Ian McShane, una especie de vidente con la divertida obsesión de predecir su propia muerte.

Dejando la película a un lado, la lástima es ver cómo a Dwayne Johnson se le escapa la siempre la posibilidad de ser ese mito cinematográfico asociado a un personaje inolvidable. Y no será por no intentarlo o porque no valga, porque pese a ser actor de rebote, es de los intérpretes más carismáticos que ha dado Hollywood en muchos años para ese tipo de personajes. Hasta Schwarzenegger le daba el relevo en El Tesoro del Amazonas, una de sus mejores películas. Pero así como Chuache, Stallone y Willis tuvieron sus personajes icónicos, The Rock se las ve y se las desea para encontrar algo parecido. Incluso algunos de sus contemporáneos como Statham o Diesel han tenido más suerte con franquicias a su medida. Habrá que seguir intentándolo, porque ésta no será la película que cambie eso.


Brett Ratner | Ryan Condal, Evan Spiliotopoulos | Sarah Aubrey, Peter Berg, Jesse Berger, Ross Fanger, Hiram García, Stephen Jones | Beau Flynn, Barry Levine, Brett Ratner | Jean-Vincent Puzos | Mark Helfrich, Julia Wong | Dante Spinotti | Fernando Velázquez | Paramount Pictures, MGM, Flynn Picture Company, Radical Studios | Paramount Pictures | Dwayne Johnson, Ian McShane, John Hurt, Rufus Sewell, Aksel Hennie, Ingrid Bolsø Berdal, Reece Ritchie, Joseph Fiennes, Tobias Santelmann, Peter Mullan, Rebecca Ferguson |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Pablo Rodríguez Sánchez

    ¿No es un poco triste ver que todos los mensajes que uno escribe tienen un positivo, y ese positivo se lo ha dado uno mismo? ¿O es un placer onanista guay?

    Por si acaso, voy a probar a darme uno a ver que pasa.

  • Bsk Pwr

    ¿Sale ella o su culo? ¿El culo habla?

  • Bsk Pwr

    Y sigo esperando la crítica de la de Kellan Lutz. Os voy a perseguir hasta la tumba mientras no la escribáis. Que lo sepáis.

  • Peckinpah

    Es que Kull el conquistador era mala a dolor. Así no hay quien levante una carrera.

  • Sigfredo Arencibia Rivero

    El problema del Hercules de Kevin Sorbo fue que todo dios se acuerda mas de su spin-off, Xena y la prueba de lo dicho es que a la prota de la serie no le ha faltado trabajo, a recordar Galactica o Spartacus, mientras que es triste que que el mayor exito de taquilla de su carrera sea una peli cristiana y no Rey Kull

  • Sigfredo Arencibia Rivero

    Si fuera eso ultimo cierto, tendria que haber vuelto a la lucha libre como hicieron otros como John Cena o Hulk Hogan

  • Leto83

    Con el cine a 8 pavos como que pasando de este Hércules. Solo vengo a decir que The Rock en “Pain and Gain” se come la pantalla. Madre mía qué descojono.

  • Yasiel Romero Ramirez

    Lo mismo iba a decir

  • David Camuñez de Reyes
  • Sr. M

Críticas

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

equalizer 2

Tu amigo y vecino Denzel.

Captura

La bestia domada.

Twitter

Podcast