Noticias

Los peligros de hacer un documental

El Centro sobre Impacto de Medios y Sociedad (CMSI) ha publicado un informe que detalla los numerosos peligros a los que se exponen hoy en día los documentalistas y proporciona consejos para protegerse de los peligros asociados a la producción de un documental, desde los efectos de una campaña adversa por parte del sujeto (sea persona o compañía) que critica, hasta el más urgente y grave de todos: el riesgo que puede correr la vida de su responsable.

En líneas generales, el CMSI divide los problemas a los que se enfrenta el o la documentalista en cinco aspectos: falta de adaptación a los estándares periodísticos, relaciones públicas, relación con las aseguradoras, problemas legales y relaciones laborales. Por orden: los consultados por el centro reconocen que, en muchas ocasiones, “desconocen dónde buscar información sobre los estándares periodísticos que deben seguir, y lamentan la ausencia de un foro para compartir opiniones sobre la manera de aportar información contrastada”. Es el principio de una serie de problemas sobre el terreno relacionados con la dificultad, por ejemplo, para proteger la información que recogen. “Todo el mundo coincide, apunta el centro, que el estado actual del software de encriptación de datos es bastante frustrante”.

Jeremy Scahill, durante el rodaje de Dirty Wars

Jeremy Scahill, durante el rodaje de Dirty Wars

En este sentido, muchos de los documentalistas también reconocen que llega un punto en el que su capacidad para proteger a sus fuentes –uno de los principios básicos del periodismo, que en España está recogido por la Constitución– se ve severamente coartada, máxime cuando deciden apostar por la opción de lanzarse al ruedo sin la protección de una compañía de seguros. Muchos documentalistas hacen notar la dificultad que presenta conseguir protección en los estados iniciales de un documental, dado que las compañías desconocen los efectos que puede provocar.

Y es necesario no solo para cubrir el riesgo personal al que se expone el documentalista, sino también para que se defienda de cualquier tipo de campaña para desacreditar su labor, un fenómeno muy usual en casos de documentales particularmente combativos que apuntan contra compañías privadas o grupos de presión. Este efecto rebote se extiende a todos los aspectos de la producción, hasta el punto de que “en muchas ocasiones los documentalistas se quedan sin financiación porque sus obras son calificadas de antemano como propagandísticas o controvertidas, aunque en realidad sean ajustadas, verificadas y responsables”.

PRÁCTICAS RECOMENDADAS

Lo primero de todo: la seguridad. El CMSI INSTA a que, como medida inicial, se realice una evaluación de la amenaza que puede representar la producción del documental. A tal efecto, proporciona una serie de páginas web de recurso –podéis verlas en el documento, apéndice A, página 31–. A continuación, subraya la necesidad de tomar clases para manejarse en escenarios de conflicto armado, establecer una red de ayudantes locales, informar de tu presencia a la embajada local, permanecer siempre en contacto con una persona (o mejor aún, organización pro derechos humanos) que sepa donde estás, y aprender técnicas de encriptación de datos.

Sobre lo referente a estándares periodísticos, lo que os imagináis: jamás mintáis a vuestras fuentes, sed honestos con ellas en lo que se refiere a los límites de la protección que podéis conceder, recurrid en la medida de lo posible a la comunicación cara a cara, analizad el efecto de vuestros propios prejuicios sobre el material a tratar y, muy útil, contad con una “junta editorial” que analice, desde una perspectiva fresca y distanciada, el resultado de vuestro trabajo.

En lo que concierne a campañas negativas contra vuestro documental, el CMSI recomienda que contéis con un plan de juego por anticipado: buscad cobertura legal lo antes posible, elegid canales de comunicación apropiados para emitir vuestra respuesta y redactad borradores de comunicados que aborden cualquier crítica negativa que podáis prever. “Sed rápidos, sed ajustados y sed consistentes”. La ayuda de expertos o académicos que refrenden vuestra información puede ser crucial. Y preparáos para ataques de índole personal que puedan afectar a vuestra reputación.

Todo esto y más se encuentra en este documento que os pasamos aquí.

Web oficial del CMSI

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast