Noticias

Festival de Las Palmas (Día 2)

Por Nauzet Melián (@nowseed)

El segundo día de festival lo encabezan Songs From the North, filme de Soon-Mi Yoo, y Le Paradis, lo nuevo de Alain Cavalier. Ambas compiten en la Sección Oficial del festival y no han dejado indiferente, especialmente el experimento de Cavalier.

Songs From the North (Soon-Mi Yoo, 2014)

songs from the north 2

Songs From the North es un largometraje con tintes de documental, que tiene por objeto arrojar luz sobre la desconocida Corea del Norte. Soon-Mi Yoo ha recopilado fragmentos audiovisuales sobre el país, y los ha editado de una forma relativamente cohesiva para intentar transmitir una realidad objetiva del mismo.

Existe escaso material sobre Corea del Norte, así que resulta interesante y revelador introducirnos en las calles del país y conocer la visión de los ciudadanos norcoreanos sobre su hogar.

La intención principal de Soon-Mi Yoo es romper con los estereotipos que se le han asignado a Corea del Norte, ya sea la propaganda nacionalista o la sátira más exacerbada respecto a sus prácticas y tradiciones.

Sin embargo, dicho objetivo sólo se ve cumplido a medias, ya que la falta de material relevante o trascendente hace cojear el largometraje. La directora se ve obligada a tirar de secuencias alargadas innecesariamente o fragmentos que no terminan de satisfacer la curiosidad del espectador debido a esa falta de escenas potentes e informativas.

El padre de Soon-Mi Yoo aporta experiencias esclarecedoras sobre la división entre Corea del Norte y del Sur, convirtiéndose en una de las bazas del filme. Pero siento que el material filmado por la directora en tierra norcoreana durante sus viajes al país no aporta suficientes respuestas, de ahí que la sensación global sea agridulce.

Songs From the North no trascenderá en el tiempo por su información, pero resulta un interesante testimonio sobre Corea del Norte y el microuniverso en el que se encuentra. Siempre se agradece el esfuerzo por sacar a relucir la realidad política y social de un país hermético.

Le Paradis (Alain Cavalier, 2014)

Creo que Alain Cavalier confía demasiado en su talento para la narrativa tanto visual como escrita. Y es un problema muy gordo.

Le Paradis no es una película, al menos no en el sentido más estricto y universal del término. Se trata de un experimento minimalista que busca reflexionar sobre la vida, la muerte y la religión a través de material mundano y desprovisto de significado aparente. O eso quiere darnos a entender Cavalier.

El director ha querido reflexionar sobre temas universales que le preocupan, pero se ha olvidado de nosotros, los espectadores. En ningún momento se esfuerza por proporcionar interés al relato, en acompañar sus divagaciones filosóficas con imágenes poderosas que arrastren al espectador por el sendero que él transita. Y me resulta imperdonable. Sólo las (escasas) secuencias protagonizadas por personas consiguen sacarnos del sopor en el que Cavalier nos ha inducido.

Imaginad que Terrence Malick se despierta una mañana en su casa, y decide filmar de forma aleatoria objetos y paisajes a los que le añade una voz en off que nos adoctrina sobre temas universales. Despojad ese material de conocimientos sobre dirección cinematográfica. El resultado es Le Paradis.

Quizás penséis que estoy exagerando sobremanera, y que los 70 minutos del largometraje poseen secuencias estimables. Os llevaríais una terrible sorpresa. No encuentro nada rescatable en este experimento pretencioso y agónico.

Le Paradis es una tomadura de pelo indignante. Una recopilación de vídeos caseros al servicio único y exclusivo de alimentar el ego de Alain Cavalier. Me resulta alucinante que haya sido exhibida en festivales. Jamás me he sentido tan insultado en una sala de cine.

  • George Kaplan

    Desde luego está claro que te ha encantado Le Paradis. Tu símil con Tree of Life aterra.

  • Yasiel Romero Ramirez

    En el 2010 vi un documental si no me equivoco realizado por españoles, sobre Corea del Norte. No recuerdo el nombre ni de que año es. Pero contaba con entrevistas a altos funcionarios y a gente de a pie tambien, algunas cosas se notaban que habian sido filmadas clandestinamente y la verdad que muchas cosas que mostraba sobre el pais asustan.

Críticas

wonder woman

Era de justicia.

dejame salir

Adivina quién viene a pringar.

covenant

Ridley Scott, el agua y el aceite.

guardianes2

De familias interestelares y ataduras formales.

fatefurious

No hay nadie al volante.

Twitter

Podcast