Noticias

Festival de Cine de Las Palmas (Día 3)

Por Nauzet Melián (@nowseed)

Alcanzamos el tercer día de festival, y lo hacemos tras el descalabro de Le Paradis. Afortunadamente, la tercera jornada nos ha regalado cine de calidad, y lo repasamos a continuación. Las grandes protagonistas han sido The Chambermaid Lynn y Eden.

The Chambermaid Lynn (Ingo Haeb, 2014)

chambermaidlynn

The Chambermaid Lynn es la adaptación al cine de la novela de Markus Orths, y nos cuenta la historia de Lynn, una camarera de hotel con unos hábitos muy particulares. Lynn se entrega a su trabajo diario con esfuerzo y dedicación, pero no puede frenar su interés por las personas que ocupan las habitaciones que ella limpia.

Al principio parece que sus hábitos se reducen a curiosear los objetos personales de los clientes del hotel, pero su interés va mucho más allá. Esta sección del filme me recordó ligeramente a Following (Christopher Nolan, 1998), ya que ambos protagonistas se obsesionan con la vida de otros y necesitan conocer más sobre sus costumbres e inercias. Pero la cinta decide dar un giro inesperado y realmente interesante.

Lynn se introduce bajo la cama de uno de los clientes del hotel (algo que repite a menudo con el resto), y así observar su actitud y movimientos en soledad. Pero en una de esas ocasiones, un cliente recibe una sesión de golpes propinados por la dominatrix que ha contratado. Lynn sufre una mezcla de sensaciones jamás experimentadas: miedo, curiosidad y excitación. En ese instante, la protagonista vive un despertar sexual que desconocía, y comienza un proceso de autoconciencia que le conducirá por caminos insospechados.

La película sabe aprovechar las oportunidades que le proporciona su premisa para aportar un tono solemne pero divertido a la historia. Vivimos con interés el viaje emocional de Lynn, y lo disfrutamos gracias a varios instantes que incitan a la sonrisa o carcajada. A ello debemos unir la excelente dirección de Ingo Haeb, que da un recital de virtuosismo narrativo. La película está rodada en todo momento a través de lo que experimenta Lynn. Vemos lo que ella ve, y comprendemos lo que siente gracias a unos planos perfectamente ejecutados.

El color azul es omnipresente en el filme. Casi todo lo que rodea a la protagonista contiene tonos azules, desde su cinta del pelo y su paquete de cigarrillos, pasando por las paredes y moqueta de su casa. Pero de forma latente aparecen los tonos rojizos, símbolo de la pasión escondida de Lynn, esperando ser liberada.

The Chambermaid Lynn es un estudio sugerente y acertado de la conciencia humana, del redescubrimiento personal y la búsqueda de conexión emocional, encabezado por una extraordinaria Vicky Krieps que lleva el peso casi total de la cinta.

Rabo de Peixe (Joaquim Pinto, 2015)

Rabo5

Rabo de Peixe es una humilde localidad perteneciente a las Azores, y en ella la pesca forma parte fundamental de la vida diaria de sus habitantes. Joaquim Pinto filmó este documental entre los años 1999 y 2001, y ahora ha reestrenado el largometraje con un nuevo montaje.

La cinta tiene por objetivo mostrarnos el día a día de los habitantes de la localidad, centrando su atención en los pescadores que pueblan Rabo de Peixe. Además, la historia nos muestra el arte de la pesca, el esfuerzo y paciencia que requiere y cómo transcurren las extensas jornadas en alta mar.

Tengo una serie de inconvenientes respecto al documental, pero mi principal problema se basa mi escaso o nulo interés por la pesca. Nunca he sentido atracción por dicha práctica, de ahí que mi predisposición para con el filme sea limitada. Pero existen otros aspectos que no terminan de funcionar.

Uno de estos aspectos es la dirección. Pinto ha optado por una filmación naturalista y espontánea, en su mayoría con planos a cámara en mano, y gran parte del largometraje se siente torpe y amateur. No busca contar nada con la cámara, sólo asistir como espectador casual de lo que ocurre en pantalla. Echo en falta mayor vigor y menos aleatoriedad. El director consigue aprender durante el transcurso de la filmación, y en el tercio final empieza a usar la cámara con mayor seguridad e ideas interesantes, pero quizás es demasiado tarde.

No he visto el montaje anterior del filme, pero en este ‘Montaje del Director’ sigo encontrando problemas de ritmo y edición. Planos excesivamente alargados, escenas que rompen el ritmo y no aportan nada al conjunto y demasiado interés en regodearse en sus amigos, en vez de ahondar en el núcleo que sustenta la película.

En definitiva, Rabo de Peixe es un documental irregular sobre la pesca y las familias que viven de dicho oficio. Funciona cuando focaliza su atención en la premisa, pero se pierde cuando engrandece lo trivial.

Maidan (Sergei Loznitsa, 2014)

3374eea6753ac01a9bdf6c085cfa0a71_cannes-2014_2

Maidan es el nombre por el que se conoce la Plaza de la Independencia en Kiev, que acogió las manifestaciones espontáneas iniciadas el 21 de noviembre de 2013 en contra del gobierno de Víktor Yanukóvich y sus decisiones políticas y económicas.

Sergei Loznitsa ha querido recoger los eventos sucedidos en Ucrania a lo largo del invierno de 2013-2014 de forma absolutamente objetiva. Para ello, ha tomado una decisión estilística tan arriesgada como poderosa. El director ha ensamblado un extenso número de planos fijos de larga duración en el que se ven los acontecimientos surgidos en Kiev sin usar ningún tipo de efectismo visual o narrativo.


Cada secuencia del largometraje nos muestra personas reales luchando por sus derechos, apoyándose mutuamente y sufriendo las consecuencias de sus protestas. No hay virtuosismo con la cámara, no hay apenas montaje, sólo realidades en movimiento.

Obviamente, Loznitsa tiene muy claro qué quiere mostrar y cómo quiere mostrarlo, y valoro muchísimo su valentía. No obstante, dicho atrevimiento no está exento de problemas, ya que estos planos fijos de larga duración pueden acabar con la paciencia del espectador, deseoso de ser sacudido por lo que ve en pantalla. Su primera mitad es menos poderosa ya que el director nos establece en Maidan para hacernos una idea de lo que está ocurriendo y cómo se ha organizado el ciudadano ucraniano. Su contenido más visceral y potente hace acto de presencia en la segunda mitad, y funciona como un jarro de agua fría. Baño helado de realidad.

Maidan no es un documental al uso. Ni siquiera sé si debería usar dicho término para definir este material. Sí tengo muy claro que Loznitsa ha conseguido su objetivo de hacer partícipe al espectador de los acontecimientos ocurridos en Kiev hace apenas un año. Y se trata de un material que seguirá teniendo autoridad en años venideros.

Eden (Mia Hansen-Love, 2014)

eden-toronto-film-festival

Eden es una evocadora mirada al mundo de los DJ y el desarrollo de la música electrónica en los años 90. También es una reflexión sobre el exceso que domina la vida social y emocional, y lo complicado que resulta escapar de un círculo vicioso que se retroalimenta del trabajo que ejerces.

Mia Hansen-Love dirige con agilidad y ritmo un historia llena de aristas, subidas y bajadas. No se regodea en los fracasos, pero tampoco engrandece los éxitos. Nos habla de una vida inestable, repleta de pequeños momentos que caen a un lado u otro de la balanza, y de la enseñanza (o ausencia de ella) que estos detalles nos suministra. Me satisface encontrar una historia que busca verdades en un mundo tan ilusorio como veraz. Un mundo que parece alejado de nosotros, pero abarca experiencias vitales y significativas.

La música electrónica nos transporta en el tiempo a base de usar temas icónicos en la evolución del género, y comprendemos al mismo tiempo que los personajes el impacto directo que provocan en su universo particular. Me resulta una forma acertada y elegante de progresar en la narrativa del filme. La fotografía nos envuelve en un mundo lleno de luces y sombras, donde el color domina los espacios, pero se aleja cuando nos enfrentamos a la soledad del hogar.

Eden tiene un pequeño problema que consigue salvar a medias. Su primera mitad es tan vivaz y redonda que, cuando el intertítulo nos anuncia el comienzo de la segunda mitad, personalmente he sentido recelo. Porque sientes que Hansen-Love te ha conseguido introducir todas las ideas que necesitaba expresar, y ha clavado el tono e intención de las mismas. Pero tras terminar la segunda mitad de la cinta, te rindes a su propuesta. Despoja a la historia de muchos de sus excesos, y se centra en la melancolía del protagonista. Nos invita a ver la vida como una colección de decisiones que marcan una pauta futura, pero también recuerdan una vida pasada irrecuperable. La belleza agridulce de las decisiones.

  • https://twitter.com/RazorKaen RazorKaen

    Pues me anoto The Chambermaid Lynn cuyo argumento me llama bastante la atencion y se ve como un posible representacion de liberacion sexual, algo que hace falta ser mejor trasladado a la pantalla.

    Maydan por su tematica y curiosa narrativa sin duda es un proyecto a seguir de cerca al que le dare cierta prioridad, espero no decepcionarme aunque ahora se lo que me espera.

    Muchas gracias @nowseed por compartir el festival de cine! Se leen cosas muy interesantes y se da a conocer un cine experimental muy curioso. Tambien muchas gracias Horas perdidas por ser un espacio donde difundir estos reportajes muy buenos. ¡Seguid asi!

Críticas

wonder woman

Era de justicia.

dejame salir

Adivina quién viene a pringar.

covenant

Ridley Scott, el agua y el aceite.

guardianes2

De familias interestelares y ataduras formales.

fatefurious

No hay nadie al volante.

Twitter

Podcast