Noticias

Tráiler de ‘Shooting Clerks’

Sobre Kevin Smith se ha hablado largo y tendido. Su ópera prima, Clerks, se convirtió en un inesperado éxito del cine independiente. Un muy afortunado retrato de la que llamaban “generación X”, caracterizada por su falta de expectativas e incierto futuro (un nivel de incertidumbre que nosotros nos hemos pasado con creces), y a su vez, un ejercicio de nostalgia cultural que sería la constante de los años venideros. A Smith se le vio como la gran esperanza blanca, el nuevo genio nacido de una familia de clase media-baja de Nueva Jersey, el tipo del humor transgresor que tomaba el pulso de la sociedad… y en eso quedó todo. En un giro muy común de los acontecimientos cuando alguien es alzado al estrellato de sopetón, el hartazgo llegó pronto. Quizás ni era oro todo lo que relucía, ni tampoco lo que vino después fue una catástrofe. Pero la figura de Smith ha sido desde entonces la de esa eterna promesa que nunca terminó de brillar, ese Grant Hill acuciado por las lesiones que quedó lejos de ser la némesis perfecta de Jordan.

Con toda esta historia llega ahora un inesperado biopic, de origen escoces, que recrea justamente aquel momento en el que Smith, tirando de ahorrillos personales y pidiendo favores, rodó su primera película. Shooting Clerks es el título de esta película escrita y dirigida por Christopher Downie y que cuenta con el propio Smith como narrador, así como con buena parte del casting y equipo original en varios cameos.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Miguel Sandoval

    Yo creo que el problema de Kevin Smith es similar -guardando proporciones- al de Peter Jackson. Como cineasta independiente, haces maravillas con poco presupuesto, que funcionan extraordinariamente bien en un contexto donde el bajo presupuesto es una premisa de evaluación. Nadie espera grandes giros, ni una fotografía decente, ni un guión completamente solo. Y, de pronto, ocurre. Una genialidad.
    Y estos jóvenes directores aceptan las propuestas de grandes estudios para trabajar en un medio donde la evaluación implica mayor solidez, mayor construcción. Y, en el caso de Smith, Chasing Amy es ese logro, como en Jackson lo es El Señor de los Anillos. Pero entonces estos cineastas independientes tienen proyectos íntimos. Grandes ideas internas que, estimuladas por el presupuesto y el éxito comercial, llevan a la pantalla sin el éxito esperado. Y los críticos, formales o informales, las destrozamos, porque no dan con esa frescura y excelencia que esperamos en el cine mainstream y que estos muchachos demostraban en el indie. Y en el caso de Smith, bueno, ocurre Jersey Girl. A mi la King Kong de Jackson me pareción maravillosa, pero en su tiempo, se la trató como a Prometheus.

  • ashwilliams

    Yo no la recuerdo pero voluntariamente

  • Alexander Bracho

    Es que nadie recuerda Cop Out? #peopledontforget

Críticas

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

Twitter

Podcast