Noticias

Os olvidastéis de ‘La Maldición’ pero hay una nueva entrega

¿Os acordáis cuando en España se estrenó The Ring? Me refiero a la japonesa, la original. Venía de triunfar en Sitges y con eso consiguió algo tan atípico por entonces en nuestras salas, que una película de terror oriental llegara a estrenarse en cines. La peli no es que lo petase, pero funcionó de vicio en mercado doméstico y creó una buena base de curiosos, tanto aquí como a nivel mundial, en torno a ese terror sobrenatural tan inquietante que los nipones estaban trabajando. Así que no resultó extraño que a partir de ese momento las películas de terror japonesas y de otros países orientales se convirtieran en el objeto de deseo de las pequeñas distribuidoras y que, desde allí, dado el éxito de The Ring, empezaran a producirlas como churros.

Es aquí donde aparecen Ju-on y Ju-on 2, dos películas creadas para el mercado de vídeo por Takashi Shimizu en el año 2000, que recogían los rasgos esenciales de The Ring, les quitaba la mínima trama que había en ella y construía únicamente una serie de episodios inquietantes, sin un orden específico, en los que distintas personas acababan viviendo en una casa donde habitaban dos fantasmas, el del niño Toshio y el de su madre, la obligada mujer de vestido blanco y pelo lacio, ambos víctimas de un marido despechado. El niño hacía de anzuelo, ella daba el susto de gracia, dejando al inquilino más tieso que un pene al amanecer. Ambas funcionan genial y el éxito lleva a que Shimizu dirija los respectivos remakes en 2002 y 2003, ahora ya para cine. Esas películas son las que consiguen traspasar las fronteras de Japón y que llegarán a España como La Maldición (1 y 2).

Hollywood, como hizo con The Ring, se interesa en hacer su propia versión. ¿Y a quién contratan para dirigirla? Exacto, a Shimizu una vez más, que a estas alturas te rueda un Ju-on con la misma pericia que un telepizzero. Él no rueda películas, él hace la versión cinematográfica de los cuadros de ciervos bebiendo en ríos de El Corte Inglés. Ese remake americano se titula El Grito y Shimizu, una vez más, hace su secuela. Llegados a este punto, año 2006, Takashi Shimizu ha hecho seis películas que en el fondo son la misma. Seis manuales de cómo deshauciar a un inquilino moroso sin recurrir a la engorrosa burocracia. Basta con meter a un niño anémico en el armario ropero y a una señora con faringitis en el cabecero de la cama.

Pero Shimizu se cansa, quizás siente que se repite demasiado (ES UN SUPONER), y hace una única aportación adicional, el videojuego de 2009. A partir de aquí se desvincula, aunque la saga no acaba. Llegan dos nuevas películas japonesas ese mismo año (Ju-on: White Ghost y Ju-on: Black Ghost), la tercera de la saga americana, un nuevo remake americano que está en desarrollo (al menos según IMDb), Ju-on: The Beginning of the End el año pasado y la que hoy nos ocupa, Ju-on: The Final, que parece que cerrará la saga, y de la que ya hay tráiler:

Hay que ser MUY FAN para picar una vez más. Porque hay que reconocer que aunque estas películas consiguen asustar y generar tensión, se esfuerzan tan poco en contar una historia que parece una mala broma que hayan decidido versionarlas hasta el infinito cuando ninguna aporta nada nuevo.

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Greboada

    Bajando y para esta noche. Eso tengo que verlo, aunque solo sea por curiosidad.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast