Críticas

La cumbre escarlata

Tras la espectacular y gigante Pacific Rim, Guillermo del Toro vuelve con una película mucho más contenida como La cumbre escarlata, cambiando la ciencia ficción por el terror victoriano. Un proyecto que para muchos parecerá menor, pero que la magnitud presupuestaria (55 millones, tampoco han sido pobres) o la parquedad de escenarios no engañe con las aspiraciones de la película.

La historia que se nos plantea es la de una joven escritora que de niña tuvo el primer encuentro con un fantasma, el de su difunta madre, que le previno sobre la “cumbre escarlata”. Hija de un empresario que se ha hecho a sí mismo, se enamora de un tipo que representa aquello que a su padre le produce más sospechas, un aristócrata venido a menos y con mucha labia. Las circunstancias acaban llevando al fallecimiento del padre y ella acaba viajando a la mansión inglesa de su amado, junto con la siesa hermana de éste. Una casa tan espectacular como envejecida y llena de secretos que no tardan en aflorar en forma de espíritus.

cumbre 1

Aunque el tráiler deje la sensación de que estamos ante una historia de fantasmas y pueda remitir a títulos como The Haunting, lo cierto es que Del Toro ha hecho un título mucho más cercano a Hitchcock o Robert Siodmack. Una historia de suspense tremendamente clásica en la que añade el ingrediente fantástico, pero casi como condimento, como un tipo de pista más con la que permitir a la protagonista desentrañar los secretos que la rodean.

Teniendo en cuenta esa apuesta, quizás lo más errado de la película sea que el misterio resulta previsible, pero tampoco se percibe en ningún momento que del Toro trate de complicarlo y hacer de ello el punto fuerte de la película, de hecho deja deliveradament. De ser así sería fácil hablar de un patinazo. Su interés está dirigido claramente a la idea de crecimiento, de evolución personal de su protagonista, una genial Mia Wasikowska, que vive toda la historia como la resolución de esa primera advertencia que recibió en su niñez. Enfrentarse a sus miedos y su pasado para convertirse en una mujer nueva. Una metafora, la de la evolución de la mariposa, presente durante todo el relato. Así de vivir como oruga en Nueva York, pasa a un estado de crisálida durante su estancia en la mansión, para finalmente convertirse en mariposa.

cumbre 2

Vista de ese modo la película funciona muy bien y cabe decir que los personajes de Tom Hiddleston y Jessica Chastain resultan más ricos cuanto más conocemos de ellos. Ambos hacen un trabajo excepcional dentro del clasicismo por el que se decanta la película, con unos personajes que navegan entre lo oscuro y lo trágico y que son lo mejor de la película.

El ingrediente definitivo es la puesta en escena. Probablemente es la película más hermosa de Guillermo del Toro, que ya es decir. La ambientación de época ayuda mucho a su amor por los detalles, la mansión inglesa es un escenario de una belleza decadente que hacía mucho que no veía en un cine y la idea de la nieve teñida de rojo por la arcilla que hay bajo ella es genial. Un caramelo para los departamentos de arte, fotografía y vestuario y un título en el que el habitual 1,85:1 de Del Toro tiene todo el sentido, dado lo que luce el escenario en lo vertical.

Me atrevería a decir que más que una película inquietante, que lo es en buena medida, es una película para dejarse llevar, primero en lo visual, para adentrarse luego en la parte emocional que poco a poco se va revelando.


Guillermo del Toro | Guillermo del Toro, Matthew Robbins | Mia Wasikowska, Tom Hiddleston, Jessica Chastain, Charlie Hunnam, Jim Beaver, Burn Gorman, Leslie Hope, Doug Jones, Jonathan Hyde | Guillermo del Toro, Callum Greene, Jon Jashni, Thomas Tull | Jillian Share | Fernando Velázquez | Dan Laustsen | Bernat Vilaplana | Thomas E. Sanders | Legendary Pictures | Universal Pictures |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Jack Frost

    Pues a mi no me ha gustado nada.

  • Melanie Milano

    La cumbre escarlata

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast