Críticas

Truman

Siempre he considerado que Cesc Gay pertenece a ese grupo de nuestros directores que merecen mayor reconocimiento. Aunque cuente historias simples y no desarrolle demasiado a sus personajes, en su obra siempre encuentro algo que me toca, y probablemente considere a En la ciudad y Ficció como algunas de las mejores películas que nos dio el cine español de la pasada década. Ahora ha estrenado Truman que se convirtió en una de las triunfadoras en la pasada edición del festival de San Sebastián al alzarse con el premio interpretativo para sus dos principales protagonistas, Ricardo Darín y Javier Cámara.

Basándose en una historia personal, Gay nos habla de la despedida de dos amigos. Tomás (Javier Cámara) vive en Canadá desde hace muchos años y ha formado una familia ahí, y viajará a Madrid para visitar durante cuatro días a su mejor amigo, Julían (Ricardo Darín), un actor argentino bastante caradura que está enfermo de cáncer, que ha decidido dejar de luchar y organizar su muerte. Su principal preocupación es buscarle un hogar a su perro, una tarea nada fácil ya que no es un animal joven que goce de un excelente estado.

© Filmax

© Filmax

Una de las principales virtudes de Truman es que Cesc Gay no renuncia a su habitual hermetismo y a pesar de eso ha logrado que la historia sea aún más cercana y realmente emotiva. Aunque siempre tenemos a la muerte presente, ya que su protagonista ha asumido que su final ha llegado, algo que no admiten sus seres más próximos, en ningún momento se recrea en el drama y de hecho hay bastante comedia en el relato. Bastante duro es lo que te está contando como para forzar aún más al espectador para que acabe llorando. Si esta historia hubiese caído en otras manos menos acostumbradas a la sutileza habría sido insoportable.


Las grandes virtudes de Truman son que no se recrea en la tragedia de la llegada de la muerte y que cuenta con una pareja de actores en estado de gracia.


La otra virtud reside en las interpretaciones de Ricardo Darín y Javier Cámara, y en la química que se ha establecido entre ambos actores que hace que sea totalmente creíble la amistad entre esos dos hombres. Decir que Ricardo Darín es uno de los mejores actores en lengua hispana es una obviedad, tiene esa cualidad que le equipara a los más grandes, es extraordinario cuando habla pero es aún mejor cuando no dice nada, como Jack Lemmon en Desaparecido, Tommy Lee Jones en El valle de Elah o Tom Hanks en Capitán Phillips por citar tres ejemplos de silencios estremecedores. Y en Truman Darín hace una exhibición de todo lo que sabe hacer sin que nos demos cuenta de que ha convertido su interpretación en un show.

Es totalmente justo que el jurado del festival de San Sebastián haya decidido compartir el premio de interpetación entre los dos protagonistas de Truman. Si es extraordinario lo que hace Darín, el trabajo de Javier Cámara tiene muchísimo más mérito. Primero, porque su personaje tiene que lidiar con otro con una personalidad arrolladora y que tiene una tara, y como actor no se deja eclipsar en ningún momento por el torrente que tiene al lado, y en segundo lugar, y creo que esto es mucho más difícil, por su contención, Tomás está en todo momento a punto de romperse por lo que está presenciando, y cuando se desmorona el actor consigue hacer algo realmente mágico. No somos conscientes de lo enorme que es Javier Cámara, probablemente ha hecho uno de los trabajos más conmovedores de su carrera.

© Filmax

© Filmax

El reparto está completado por una eficaz Dolores Fonzi, que da vida a la prima del personaje de Darín, sin olvidarnos del perro que da título al film. Por otro lado llama la atención el buen número de actores que tienen un cameo en el largometraje como Eduard Fernández, Pedro Casablanc, Silvia Abascal, José Luis Gómez, Elvira Mínguez, Susi Sánchez, Javier Gutiérrez, Àlex Brendemühl o Nathalie Poza.

Aunque no esté a la altura de lo mejor que nos dio la cosecha del cine español del pasado año, como Magical Girl, La isla mínima o Loreak, Truman sí que merece ser considerada entre las producciones más destacadas que nos ha dado la presente.


Cesc Gay | Cesc Gay, Tomàs Aragay | Ricardo Darín, Javier Cámara, Dolores Fonzi | Andreu Rebés | Pablo Barbieri Carrera | Nico Cota, Toti Soler | Irene Montcada | Diego Dubcovsky | Marta Esteban | Impossible Films, BD Cine | Filmax, Filmax |

Mary Carmen Rodrí­guez

Soy iconódula y oscarnallóloga.

  • Espabilao

    Precisamente la vi anoche y me ha parecido maravillosa. El guión es pura sutileza. Qué fácil hubiera sido rodar un drama lacrimógeno y qué cosa tan divertida y emocionante les ha salido. Y sobre todo, vaya retrato honesto y auténtico de la amistad. El primer momento en que Darín y Cámara se encuentran, esa mirada antes de que rompan a hablar, es reconocer inmediatamente a dos amigos de toda la vida, no a dos actores fingiendo serlo.

  • Eric Sanabria

    Lo que se supone era el punto álgido de la película desató risas por puro desgaste. Es a lo que iba.

  • Eric Sanabria

    Lo que se supone era el punto álgido de la película desató risas por puro desgaste. Es a lo que iba.

  • Jose David Dionisio

    Bueno, Hannibal Lecter decía perlas como “Desde aquí huelo tu coño” y a nadie le parecía gracioso. Yo ví Canibal en el cine y no me pareció que nadie se riera en esa escena. La película te puede gustar o no, pero valorarla por cosas así… En fin.

  • Eric Sanabria

    “No a todo. No a ultranza”. Dos no pelean si uno no quiere, después de todo. Buenas noches tenga usted, caballero 😉

  • Erald

    Puede que más adelante cuando un día se cruce en mi camino la vea, pero desde luego no iré al cine.

  • danielsatueotin

    Lo único que he dicho es que Canibal es la película española que más me gustó de ese año. Yo no te daré ninguno de esos argumentos gafapastas, porque no es mi estilo. Tampoco digo que aprecie el cine más que tú, porque se supone que todos los que entramos en esta web apreciamos el cine y solo hay diferentes gustos. Tampoco me considero dialécticamente superior. Solo que parece que me pides explicaciones por gustarme una película y no entiendo los motivos.
    Esta discusión me molesta y me parece tan absurda como a ti, pero creo que no la empecé yo.

  • Eric Sanabria

    Macho, no te lo tomes a mal, pero para argumentar mejor yo (según tus propias palabras), sólo has repitido tu otro argumento a favor… Caníbal es buena porque las demás películas españolas de aquel año son malas. Vale. Premio de debate otorgado.
    Bromas aparte, Caníbal es lenta, pesada, obtusa y en puntos hasta ridícula; sus actores no son nada del otro mundo y lo más bonito que se puede decir del aspecto técnico es que está bien encuadrada y el sonido bien montado.
    Volviendo al tema, no te estaba llamando gafapasta. Es sólo que esta película me disgustó por las mismas razones que Enemy me disgustó, y generalmente la gente que he oído defender ambas lo hacía con argumentos más bien gafapastas (control de los tiempos, apertura de opciones, lentitud de la trama, etc, todo para terminar diciendo “no aprecias el cine tanto como yo, ¡ja! [lo cual, en cierto sentido, es lo que tú has hecho, alegando una superioridad dialéctica que ni se te había presupuesto ni es demostrable]).
    Hala, toma este parrafazo, que, como tenga una réplica con el mismo tono que el párrafo a que respondo, será el último que escriba a estos respectos 😉

  • danielsatueotin

    Ok. Me he explicado mal. Quiero decir que, por ejemplo en este caso, se trata de una buena película con dos grandes interpretaciones y no tiene un tono tan dramático como crees. Creo que vale la pena verla. Pero por supuesto cada uno puede ver lo que quiera.

  • danielsatueotin

    Llamar a una película truño sin más y llamar a alguien gafapastas por pensar distinto de ti no me parece que sea argumentar.
    Creo que he argumentado bastante mejor que tú, pero si quieres te lo explico mejor. Como he escrito anteriormente, la cosecha española de aquel año fue bastante floja y Caníbal fue la película española que más me gustó de aquel año, lo cual es una opinión personal mía y no una verdad absoluta e irrefutable y si los demás no están de acuerdo conmigo me parece estupendo. Desde luego hay películas españolas mucho mejores que Caníbal, pero también las hay peores.
    De aquel año, Vivir es fácil con los ojos cerrados me pareció muy normalita y a Cámara tampoco le vi nada especial. La gran familia española también es de aquel año y me pareció el capítulo de una teleserie.

Críticas

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

Twitter

Podcast