Noticias

Festival de Cine de Sevilla – SEFF 2015: Día 3

Previamente: Festival de Cine Europeo de Sevilla – Día 1, Día 2

Por Manuel Vila (@mr_manuel_v)

BIRGIT HEIN, involución del cine experimental

xLA_MODERNA_POESIA_listado.jpg.pagespeed.ic.1e5-jNPHkR

De todas las cineastas europeas sobre las que se podía haber creado una retrospectiva, este año han decidido traer a Birgit Hein. No es algo que se pueda considerar un error, pero desde luego resulta chocante que un trabajo tan inconsistente sea considerado digno de reivindicar. Si tuviese que elegir una obra sobre la que escribir sería, y va a ser, La Moderna Poesía.

La crónica de su viaje a Cuba es quizás, la más cohesionada. Las visitas a museos y estancias en el hotel se ven rápidamente reemplazadas por la vida en las calles menos conocidas a las que su particular cicerone le abre camino. Casas donde fotos de los grandes héroes de la patria no están colgadas de las paredes, y la música que suena en cassettes y radios no son precisamente canciones populares. Hein nos abre la ventana a algo obvio, pero cuya mirada y voz en off resulta entrañable y hace lo que el resto de sus obras no: establecer una visión. El descubrimiento de la verdadera Cuba representa un manifiesto político mayor que el de sus películas feministas las cuales, sobre todo apreciable en The Mysterious Woman, no pasan de una amalgama de citas históricas y material audiovisual que se asemeja a la peor copia que Seth McFarlane podría hacer de Mysteries Of The Organism. La gratuidad de Hein, con fotos de cadáveres y mujeres orinando ante la cámara, es ineficaz cuando presenta su discurso sobre un ritmo dubitativo y esquiva una temática con otra, improvisando hasta llegar a un hastío existencial donde nadie gana sobre nadie y la lucha por ideales políticos, necesidades egoístas, o esferas de poder, no cesa. Representación bastante cercana al asco.

La Moderna Poesía no es eso. Estas vacaciones le sirven a Hein no solo para alejarse de su propio mundo, sino para buscar el elemento humano en la injusticia no tan específica e intentar comprender ambas partes. Su fascinación tanto por represaliados como por sus tiranos es contagiosa, y tiende un puente para el espectador no solo mediante los actos históricos o los eventos que Castro realiza (perfectas elipsis situacionales), también mediante esa cercanía a la libertad que los isleños ansían, la cual calman a altas horas de la noche con la última copa y el penúltimo baile, y que la directora representa. El cierre lo pone el montaje en círculo donde los mismos cantantes que la acogían a su llegada al hotel, la despiden de nuevo con el Che: Cuba para el turista seguirá siendo siempre Cuba, ese país donde no hay tristeza y la gente canta sin desaliento las epicidades de sus gobernantes.

PETER TSCHERKASSKY, el medio es el génesis de la perturbación

Peter-Tscherkassky-Outer-Space-2-medium-res

Por otro lado la retrospectiva a me ha hecho disfrutar en todo momento. Si bien al final prefiero la simplicidad experimental de gente como Martin Arnold o Marie Menken, desde un punto de vista artesanal es innegable que este autor entiende tan bien los límites del montaje, la manipulación, en analógico que basa casi todos sus trabajos en destrozarlos. Salvo en Parallel Space, la cual tiene partes con metraje filmado y fotografiado por el propio Peter, el material que usa es cedido o encontrado, y suele consistir tanto en segmentos de otras películas, algunas caseras, como, en su última obra The Exquisite Corpus, de un conglomerado de pornografía.

Es asombroso ver como su película más inaccesible a la hora de encontrar rápidamente un sentido es Parallel Space, aquella que menos se presta a la arbitrariedad de lo caprichoso que es trabajar con celuloide, y sin embargo en Outer Space o Instructions for a light & sound machine, los defectos que produce el flujo de trabajo dan vida e infinitas interpretaciones a las películas modificadas. Esto es, partiendo todos los proyectos de la misma idea: algo rompe la normalidad y la más horrible pesadilla hace acto de presencia. De esto no se libra ni Happy-End, que el propio director describió como una comedia y que se asemeja al coma etílico, la fiesta como mascarada para ocultar una depresión que retumba en todos los altavoces de la sala.

Fotograma a fotograma, usando máscaras de hasta tres exposiciones, repitiendo acciones, o utilizando punteros para sobreexponer hasta el esbozo, Tscherkassky compila infiernos donde el propio medio fílmico con sus bordes dentados, quemaduras, colas y contadores hacia el fin de la existencia, amenazan a sus protagonistas sin descanso, conduciéndolos al más fatídico de los destinos.

KOMMUNISTEN, el museo a los festivales de cine

straub

Duraderos planos más panorámicas de pueblos (¡ah…! Sicilia…) y naturaleza son la principal herramienta de Straub para reírse del poder autoritario. No ya por un profundo desprecio, sino por su carácter insignificante al lado de una vida que no para de fluir. En Straub no hay que ver el aparente tedio, sino lo que surge de ese reposo que puede resultar insignificante a muchas personas: algo ocurre, mejor dicho, algo ocurrió y ahora es simplemente otra sombra más del pasado que debemos estudiar.

La historia del triángulo amoroso entre campesinos es leída del folio, sin actuar dramáticamente, por los intérpretes que apenas gesticulan y recitan con voz parsimoniosa, elemental, que les humaniza por completo al apoderarse el texto de ellos. Los cortes entre planos estratégicos en cada secuencia, tras una mirada o frase no tan grandilocuente como lo que se muestra en la pantalla. Straub plantea y borda un ensayo críptico pero descifrable (nos aporta las fuentes en los títulos de créditos) donde la belleza artificiosa no tiene cabida porque no existe en ese mundo pobre y tirano tal cosa, pero deja entrever que mientras haya una pequeña voz que pueda expresarse en cualquier medio, habrá esperanza e historia mediante el arte. La existencia como testimonio.

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast