Noticias

Kim Basinger será la mentora de Christian Grey

Han tenido que pasar 30 años de Nueve semanas y media para que Kim Basinger vuelva a convertirse en icono erótico. Según The Wrap, la actriz dará vida a la mentora de Christian Grey en las secuelas de Cincuenta sombras de Grey que llegarán en 2017 y 2018.

Basinger llega a la franquicia después de que ésta haya sufrido no pocas convulsiones. Como pasara con otras sagas literarias de chichinabo convertidas en superéxitos mojabraguer, caso de Crepúsculo, las secuelas de la película que abrió la veda cambian al personal tras las cámaras. En este caso Sam Taylor-Johnson será reemplazada por James Foley, director que se ha venido reivindicando en House of Cards pero que sabe lo que es dirigir películas con tensión sexual de baratillo que se codean con el thriller psicológico (Pasión obsesiva y Seduciendo a un extraño). También ha quedado fuera la guionista de la primera entrega, Kelly Marcel, siendo relevada por Niall Leonard, marido de la escritora de la saga, E.L. James. Si esto fuera un ayuntamiento estarían todos imputados por nepotismo y tráfico de influencias… pero es Hollywood, amigos.

En cualquier caso, lo interesante (léase “morboso”) de la llegada de Basinger es que su papel no sólo es el de la mujer que inició al este icono erótico en el BDSM, sino el detonante de los celos desatados de una protagonista tan ofendida por las tendencias de maltratador psicológico de Grey como fascinada por las mismas.

Pese a las críticas de asociaciones feministas y asociaciones de practicantes de BDSM por la retorcida imagen que dan del amor romántico y los juegos eróticos respectivamente, el gran reto de la saga, que no deja de ser una obra de ficción, es superar la sensación de estafa de una primera entrega, que prometía morbo y parecía un thriller sobre el acoso de una gran empresa a una PYME (la dichosa firma del contrato que abarca media película). Si Basinger es la solución a ese problema, bienvenida sea. Con todo lo que aquí esperamos con más ganas es su colaboración con Shane Black en The Nice Guys, donde repite junto a Russell Crowe casi 20 años después de L.A. Confidential.

Vía The Wrap

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • http://www.lashorasperdidas.com Javier Ruiz de Arcaute

    Claro que hay ánimo político en esas películas americanas, no partidista, eso es cierto, pero denuncian y señalan las miserias de su país porque saben que, además de contar una buena historia, ayudan de algún modo a que sea mejor. Un cine que la mayoría de las veces está hecho por el ala más progresista de Hollywood. No verás a Bruckheimer o Michael Bay en una de esas. Ellos son más de contar el heroísmo del ejército y ensalzar la patria y todo eso. Por no hablar de la ola de cine cristiano de los últimos años. Lo que ocurre es que allí nadie estigmatiza todo el cine del país porque haya películas de contenido político.

    Pero en serio, aquí, por lo general, no veo un enfoque distinto. Lo que veo es poco interés en producir cine con un contenido político serio, probablemente porque a las televisiones no les interesa enemistarse con ningún partido.

    En cuanto a la película de Barcenas, además de ser una rareza (hecha sin subvenciones y con unas complicaciones muy serias para llegar a los cines, dicho sea de paso), era un caramelo difícil de dejar escapar. El tipo es un personaje mediático de la hostia además de ser el eje del mayor caso de corrupción interna que se conoce en un partido (que ha sido imputado en su totalidad precisamente por eso). Pero te olvidas de que también se han hecho varias películas sobre los GAL, por ejemplo, donde no era precisamente el PP el que estaba implicado. Aquí se han dado pocos palos, pero se han dado a ambos “lados”.

    La diferencia es que aquí se sigue pagando la factura del “No a la guerra” (que también tuvo lugar en Hollywood), un movimiento que el PP nunca ha entendido como un clamor popular sino como un ataque directo a su partido capitaneado por EL CINE ESPAÑOL. Posiblemente fuese un error aquella gala de los Goya convertida en altavoz de lo que se vivía en la calle, un altavoz de lo que opinaba la gran mayoría de la población, peperos incluidos, ojo, porque las encuestas de la época hablaban de un rechazo de cerca del 90% de la población. Es decir, no fue el cine español, fue todo el país, salvo una pequeña minoría, el que dijo no. Pero lo dicho, el PP puso el punto de mira en un sector que se visibilizó, quizás, más de lo que convenía en aquella causa, con todo su derecho, también sea dicho. Eso y el apoyo a Zapatero de ciertas personalidades de la cultura (de nuevo algo que ocurre en Hollywood con normalidad) no se ha perdonado. Desde ese momento comenzaron una campaña de acoso y derribo contra el cine español que dura hasta hoy y que se han creído buena parte de los españoles. A la industria le ha costado mucho sobrevivir a eso, más aún en plena crisis.

    Si ves Spotlight verás que, precisamente, la peli habla de cómo el enfoque de la investigación llevada a cabo no fue contra curas pederastas, sino contra la institución que les daba cobijo y silenciaba a las víctimas… la Iglesia, que era el auténtico problema. Una institución que perpetuaba esa práctica al no retirar a esos sacerdotes de su ejercicio, limitándose a trasladarlos de parroquia en parroquia en un bucle infinito.

    Aquí es que tenemos algo mal asimilado. La idea de que hay determinados estamentos que son intocables porque si los pones en duda, te tachan de rojo vengativo. En vez de asumir la responsabilidad de la institución, para así arreglar el problema, se ataca a quien lo señala, y mientras el problema crece. Es como lo del PP ahora. Se señala la corrupción bochornosa que tienen y ellos siguen diciendo “¿y los EREs? A ver cuándo hablamos de los EREs”. Mientras, la corrupción crece y crece, y al final acabas con todo el partido imputado, con todo el PP de Valencia retirado de sus puestos, pero convencido de que sigues siendo mejor que el resto. Es como que te diagnostiquen cáncer, decir que no lo tienes tú, que lo tiene tu colon, y encima decirle al médico que no respeta la vida humana. Es de locos. Los EREs están ahí, que se haga o no una peli sobre eso no convierte en menos legítimo el cine que habla de otros casos. ¿Quieres cine sobre escándalos socialistas porque crees que esto es cuestión de equilibrar la balanza? ¿Paridad de escándalos representados en la gran pantalla? Hazlo, cúrrate la trayectoria que tienen esos cineastas que consideras propagandistas y dales lo que se merecen. No puedo decirte otra cosa, porque conspiración del cine contra la derecha, no hay.

  • jorgenexo

    Tú es que eres un fachinga sin complejos y no asumes que la gente es gente, con todo lo que ello implica.

  • KonatinaIII

    Lo que esta claro es que Kim Basinger con un simple anuncio de medias (censurado en España) aporta mas erotismo que 2 horas de la ñorda 50 sombras de Grey
    https://www.youtube.com/watch?v=5JVIYXAyEC4

  • CHEWUACA

    Igual se estaba mejor que ahora.Tio ya es la segunda vez que te lo digo.Haztelo mirar

  • CHEWUACA

    Estas fatal.Miratelo

Críticas

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

Twitter

Podcast