Reportajes

Entrevistamos a Pablo Hernando, director de ‘Berserker’

Por Nauzet Melián (@nowseed)

Tras finalizar el visionado de Berserker (Pablo Hernando, 2015) quedé tan impresionado que sentí la necesidad de charlar con el director para profundizar en su película y saciar mi curiosidad sobre ciertos aspectos de la misma. También me parecía una buena forma de dar visibilidad a un filme de reducido presupuesto que exprime el lenguaje cinematográfico y consigue triunfar a pesar de sus medios limitados.

Berserker

Antes de disfrutar de la fantástica Hitchcock/Truffaut, nos sentamos en una cafetería y charlamos de manera distendida sobre Berserker y el séptimo arte en general. Os dejo con esta estimulante entrevista, que por momentos se convirtió en una conversación entre dos apasionados cinéfilos. Muchas gracias a Pablo Hernando por su generosidad y simpatía. No olvidéis su nombre, tiene un futuro prometedor.

¿Cuál fue el aspecto de la producción que te generó más problemas?

El guion lo escribí pensando en cómo íbamos a rodarlo, teniendo en cuenta que teníamos muy poco dinero y medios. Entonces intenté adelantarme a lo que podría ser un problema durante el rodaje. Hubo una escena que tuve que reescribir porque, tal y como estaba escrita en la primera versión, era imposible de rodar con los medios que teníamos. La escena es en un coche por la noche, que originalmente iba a ser por una carretera nacional, y con planos de la carretera como vista subjetiva del coche. Algo parecido al mítico plano de Carretera Perdida de los focos y la línea de carretera, y un coche que iba muy deprisa. Además, era una escena que estaba basada en una canción de David Lynch, pero claro, eso no lo podíamos hacer. No podíamos rodar en una carretera a toda velocidad porque nos íbamos a matar, así que cambié la escena. Es una escena mucho más lenta, pero siguen estando todos los elementos de la canción de Lynch.

¿Cuánto tiempo aproximado dedicaste a la escritura del guion?

La idea para la película la tuve mucho antes de escribir el guion, pero comencé a escribirlo en mayo de 2014. Creo que fueron 6 meses en total. Hubo cinco versiones. La quinta versión es la que rodamos, pero durante el rodaje se cambiaron los diálogos, sobre todo Julián (Génisson) e Ingrid (García Jonsson) cambiaron sus diálogos para adaptarlos a ellos mismos, ya que los diálogos de la película son muy naturalistas. Básicamente decían lo mismo que estaba escrito en el guion pero con sus propias palabras. En cuanto al montaje, sólo se cayó una escena de la película. Pero durante el rodaje no hubo apenas cambios en el guion. En el caso de Julián, yo notaba cómo le aportaba a su personaje una naturalidad y espontaneidad que encajaban con su personaje. El personaje de Hugo está escrito para Julián, pensando en lo que él sabe hacer. Y luego su química con Ingrid en pantalla es muy interesante.

Exacto. Son dos personajes muy distintos, que de alguna forma consiguen complementarse bien.

Pues sí. De hecho, el casting de Julián estaba claro desde el principio, pero el personaje de Mireia no sabía quién lo iba a interpretar. Para mí es el personaje más importante de la película tras Hugo, y era de los pocos personajes mientras escribía el guion que no sabía quién lo interpretaría. Julián e Ingrid son dos personas muy distintas, y quizás por eso se llevan tan bien en pantalla. Además, Ingrid es muy buena actriz.

¿Usaste storyboards para la película? ¿Tenías todos los planos preconcebidos, o hubo margen para la improvisación?

En Cabás (su primer largometraje) tenía un plan de rodaje mucho más cerrado, una lista de planos mucho más estricta. En Berserker he querido liberarme de eso, pero es cierto que, por cómo son las escenas y los medios que teníamos, tampoco había mucha libertad. No me gusta rodar cámara en mano, y los movimientos de cámara están limitados a lo que te permite el trípode. No hay travellings, y la coreografía está muy limitada. Pero hay un par de escenas que son más complicadas, y las localizaciones en las que se rodaron eran más frágiles en el sentido de tener menos tiempo, así que en esas escenas sí hice storyboards. Los flashbacks sí están preconcebidos. Quería que tuvieran una sensación distinta, más estilizada y parecida a un thriller.

¿Qué decisiones estilísticas tenías muy claras desde el principio?

Rodar los flashbacks y la vida del protagonista de forma distinta, aunque sin alejarme demasiado porque tampoco teníamos los medios para que tuviera una factura ‘cool’. La luz de la película quería que fuera invernal, luminosa porque en Madrid nunca está nublado, siempre hace sol. Pero es una luz muy opaca porque nunca se acerca al límite del blanco. Además, en un momento dado, el punto de vista de la historia cambia (por aspectos de la trama) y se equilibra entre los personajes de Hugo y Mireia (durante gran parte del metraje, el punto de vista siempre es el de Hugo).

Escribes, diriges, produces, editas y te encargas de la fotografía en Berserker. ¿Necesitaste de un equipo amplio de rodaje, o era un grupo muy reducido?

Éramos tres personas. Yo con la cámara, un sonidista y un ayudante de dirección y producción. Nunca fuimos más de cinco personas en el equipo de rodaje. Para esta película, la luz era muy naturalista, sobre todo en las escenas de la casa del protagonista. Si no tienes dinero, no puedes meterte a iluminar una escena, e intentar recrear el naturalismo. Ruedas con la luz que hay, y ya está. No sé qué más gente hace falta para hacer una película si tienes a alguien en la cámara, a alguien de sonido y alguien que se encargue de la organización. El vestuario es la ropa de los actores. La elegimos antes, pero es su ropa en casi todos los casos. Dirección de arte: es su casa. Obviamente quitamos cosas, elegimos y filtramos. Si puedes esquivar ciertos gastos, todo es mucho más ágil, porque los equipos pequeños funcionan mejor, si no hay carencias graves. Kubrick tenía equipos pequeños. Cuanto más grande es el aparato de producción, más pasta hay metida en la película, y por lo general, cuanto más dinero hay, más supervisado estás. Yo no he tenido ninguna limitación excepto el dinero que me quedaba en la cuenta, así que en ese sentido he sido totalmente libre.

Tiene sus ventajas y desventajas, supongo. Por un lado te ves limitado a nivel de narración (medios), pero en otros sentidos has podido hacer lo que has querido. Todos tenemos miles de ideas para hacer películas de 200 millones de dólares de presupuesto. Yo tengo un par de ideas de un par de millones de euros, medio millón de euros, 200.000 euros… Y me gustaría poder hacerlas algún día. Espero que sea posible.

¿Tienes pensado presentar la película en otros festivales a nivel nacional o europeo?

Ahora mismo tenemos un festival en Holanda en abril, el Festibérico. Más allá de eso no tenemos nada cerrado. Seguimos buscando distribución y hemos enviado la película a otros festivales. Mi intención, en el peor de los casos, es seguir estrenando la película en festivales, o realizar proyecciones concertadas con salas, y en otoño estrenarla en Filmin. En el mejor de los casos la coge una distribuidora y hacen un plan mejor.

¿Qué directores consideras que han podido influenciarte? ¿A quiénes admiras especialmente?

Influenciarme, la verdad es que no lo sé. El tema de las referencias es peliagudo, ya que me puede gustar mucho un director pero luego no necesariamente se ve una influencia en lo que yo hago. Es algo subconsciente. Me gusta mucho Jean-Pierre Melville, pero no sé si la forma que tengo de rodar ha sido afectada por la forma que tenía Melville de rodar.

Quizás quería referirme a una influencia inconsciente. A mí personalmente me encantan los directores visuales y el uso de las imágenes como narrativa. Andrew Dominik, James Gray, Park Chan-wook…

Es verdad que, tras ver grandes películas, uno intenta esforzarse por hacerlo mejor. Cuando ves Un condenado a muerte se ha escapado o Le Trou , dices: “Están rompiendo cemento de verdad. Y en ambas películas hablan poquísimo porque deben permanecer en silencio porque están intentado fugarse”. El plano del coche de la peli de Bresson… Cuando ves películas de ese nivel, al mismo tiempo me siento mal conmigo mismo por no hacerlo mejor.

Más nombres: Fincher y Soderbergh. Fincher es un absoluto maestro en el ritmo de su puesta en escena, la forma en la que comunica la información. Por ejemplo, Soderbergh no está tan centrado en eso, sino en desplegar la escena de una forma visual. Y les interesan cosas distintas, pero son 2 directores que me encantan, he visto todo lo que han hecho. Son directores en los que me fijo cómo narran, cómo describen.

¿Cuál es el principal consejo que le darías a un joven cineasta sin medios o un presupuesto reducido?

Le diría que esas limitaciones no le impidan hacer cosas, que busque la solución y el camino para filmar sin dinero, que los hay; hay infinitos caminos para hacerlo. Es el consejo que me habría dado a mí mismo en el pasado.

¿Estás trabajando en algo nuevo? ¿Tienes algún proyecto en marcha?

Pues ya hemos empezado a mover Esa Sensación, que es otro largometraje que he codirigido junto a Juan Cavestany y Julián Génisson. Lo estrenamos en el Festival de Rotterdam en enero, en primavera se moverá en más festivales, y ya tiene distribuidora, Márgenes. Además, ahora mismo estoy escribiendo otro largometraje. Para este proyecto sí me gustaría contar con más presupuesto, así que voy a buscar financiación. Si no lo consigo, tengo otra idea en la recámara que sería mucho más barata.

  • Espabilao

    ‘Cabás’ me pareció una película muy interesante, así que le echaré un ojo a esta. Por cierto, os recomiendo otra lowcost que se estrena ya mismo: ‘Madrid, above the moon’, de Miguel Santesmases.

  • George Kaplan

    Interesante entrevista. No he podido ver la película, pero conocer de primera mano cómo trabaja un director de los que tiene que buscarse la vida para poder rodar es inspirador, además de otra forma de entender el cine a la que vemos habitualmente.

    Me pasó parecido cuando escuché a Daniel Guzman hace mucho hablando de su “A cambio de “nada”, cuando la estrenó. Me alegré mucho meses después oirle de nuevo, ya en Onda Cero y con mucho más tiempo e interés por parte de los medios, habiendo conseguido cierta repercusión gracias a los Goya.

    Yo estoy tratando de arrancar una empresa (en otro ámbito lejos del cine) y me siento muy identificado y en cierto sentido, como decía antes, inspirado.

  • GoldenEyeEDD

    Felicidades por tu cobertura Nowseed. También aprovecho para expresar mis deseos de seguir disfrutando de tu podcast “Odisea de cine” cuando vuelva.

  • nowseed

    Muchísimas gracias! Fue una oportunidad fabulosa poder compartir un ratito con el director de la película y conocer en mayor profundidad sus intenciones, baches y aspiraciones. Si consigue distribuición, no os la perdáis. Notable película.

  • Dani Guzmán

    Felicidades a esta gran web por la iniciativa de añadir entrevistas a su formato y muchas gracias a los implicados por dar a conocer este tipo de proyectos que están más al margen de la gran maquinaria y no suelen tener la visibilidad adecuada. ¡¡Esperemos que se repita!!

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast