Series

Netflix aborda el escándalo de la corrupción en Brasil

Netflix ha anunciado este viernes que José Padilha, con quien ya trabajara la plataforma en Narcos, será el creador y director de una nueva serie que abordará la investigación Lava Jato, uno de los mayores escándalos de corrupción en la historia reciente del Gobierno de Brasil y que ha señalado directamente a la presidenta del país, Dilma Rousseff, a través de Petrobras, la mayor empresa de Sudamérica.

© Getty

© Getty

A grandes rasgos, a muy grandes rasgos, la operación ha destapado un sistema de corrupción dedicado sistemáticamente al desvío de fondos públicos, el amaño de contratos y el pago de sobornos, que se traducía a un dinero destinado a políticos y empresarios, algunos de ellos miembros del Partido de los Trabajadores de la presidenta Rousseff. En total se estima que unos 2.000 millones de dólares fueron desviados ilegalmente entre 2004 y 2014.

© Getty

© Getty

Este es el material, todavía sin título, que Padilha pretende abordar con la investigación todavía en curso y que será parte instrumental de la trama, en palabras de su director. La serie estará escrita por Elena Soares (Xingu, Filhos do Carnaval and Casa de Areia).

Esta será la segunda serie original de Netflix producida en Brasil, que se estrenará tras el thriller de ciencia ficción 3%, que se lanzará a finales de este año y a la que también dedicamos unas palabras: se trata de una adaptación de una webserie creada en 2011 por Pedro Aguilera y cuyo tema principal es la desigualdad. La serie, protagonizada por Bianca Comparato y João Miguel, sigue a dos jóvenes en un intento por convertirse en el 3 por ciento al que hace mención el título: el porcentaje de ciudadanos elegidos, tras arduas pruebas y grandes dilemas morales, para formar parte de un añadido a la clase privilegiada del país.

Aquí os dejamos el piloto de la webserie.

  • IONES DE CINE

    Le verdad es que es un tema complejo.
    Muchas gracias por la información Estratega.

  • http://www.libdera.com El Estratega

    Es un fenómeno interensante.

    “El Infierno” es una de las pocas películas de alta envergadura que trata sobre el tema del narcotráfico. (Otras serían Heli o Miss Bala). Pero no es por falta de interés, sino porque aquí, si a algún señor del narco no le gusta la película que hiciste sobre él (O que “piensa” que trata de él), básicamente nadie le impide secuestrarte, desollarte, decapitarte y subir el video al face por algunos likes y para mandar un mensaje.

    Ahora, existe toda una tradición en México de cintas directas a video, de bajisima calidad (Pero muy divertidas) y muchas veces tratan temas de narcoviolencia. Tenemos nuestros propios héroes de esa línea. Es cine underground del bueno, aunque es cierto que las mejores cintas de ese estilo son más bien ochenteras. El Fiscal de Hierro, El Chacal…

    Pero HOY EN DÍA, esa línea de cine, es un secreto a voces, ES FINANCIADA POR EL NARCO. Entre ellos, hay grandísimos egos que solamente se satisfacen de forma extravagante. Se mandan hacer canciones, sacan desplegados, líneas de vinos o ropa, algunos se han vuelto “youtubers”, twitteros… y se financian películas donde sus hazañas sean contadas y recontadas.

    De hecho, a uno de nuestros más famosos señores del narco, el “Chapo” Guzmán, lo atraparon precisamente porque el sujeto personalmente estaba HACIENDO CASTING para su película. Se dice que quería a Sean Penn para interpretarlo a él (I shit you not).

    Así que, bueno, es un gran tema para la sobremesa… Busca “narcopeliculas” en el Google…

  • IONES DE CINE

    Tu descripción me ha recordado “El infierno”. Muy buena película.
    ¿Podrías recomendar alguna del estilo que creas que en España no podamos conocer?

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast