Críticas

X-Men: Apocalipsis

Seguramente podamos reconocerle a Bryan Singer ser el inaugurador de la actual era de oro de los superhéroes cinematográficos (que nos perdone Stephen Norrington). Con X-Men nos trajo no sólo la primera película grupal en el año 2.000, sino que además hizo la primera peli del género claramente política, heredando uno de los mejores elementos de la saga X-Men en el cómic, quizás el más interesante, el conflicto entre mutantes y humanos como metáfora de los conflictos raciales que aún perduran en nuestras sociedades “modernas”. En definitiva, sin renunciar a los elementos más lúdicos del género, Singer decidió reivindicarlo como algo mucho más rico, centrándose sobre todo en personajes imperfectos, llenos de conflictos y traumas que derivaban en una posición esencialmente política.

16 años después Singer nos trae la sexta película de la saga, la cuarta dirigida por él y la tercera protagonizada por la segunda hornada de actores que entraron en First Class. Mismo envoltorio para un título hueco.

xmen 1

© 20th Century Fox

X-Men: Apocalipsis es la película de un Singer que ha olvidado los elementos clave de la saga, de un tipo que seguramente ya esté aburrido de la misma y al que ni siquiera le une el factor humano, con el antiguo casting completamente reemplazado (menos un puntual cameo). Con un título tan rimbombante como Apocalipsis y un villano presuntamente potente, la película refleja el mismo mal que reflejaba, por ejemplo, Bola de Dragón, que llegado un punto sólo sabía renovarse a base de fuerza bruta, con villanos más poderosos pero absolutamente planos. En Sabah Nur, personaje interpretado por Oscar Isaac (en su primer show me da money), es esa clase de villano cuyo único interés es su extraordinario poder. Ni un solo rasgo de personalidad, ninguna motivación más allá de la tosca obsesión por someter a los débiles porque puede. Se parece más a una bomba con un temporizador que a un personaje, porque esa es la labor que ejerce en la película, el elemento que hay que neutralizar antes de que sea demasiado tarde para la humanidad. Hasta lleva cables en el cuello.

La cosa mejoraría si los protagonistas ofrecieran algo interesante, si esta situación de emergencia fuera un catalizador para la evolución de los personajes. Esa intención existe, justita, pero ahí anda, porque estamos también ante la primera película de X-Men sin un protagonista definido. Es la película más coral y, por ende, la más dispersa. Hasta ahora Lobezno había sido siempre, salvo en First Class (que apostaba por la terna Xavier-Mísitica-Magneto), quien llevaba la voz cantante. En su ausencia, teniendo que presentar además al nuevo casting de la formación clásica (Cíclope, Jean Grey, Tormenta…) y sin abandonar a los personajes previos, no hay demasiado margen (o no se ha querido encontrar) para generar una dinámica grupal más elaborada y permitir a alguien ser el nexo emocional con el público. Todo se enfoca a la idea de crear equipo, sin que ninguno de sus miembros destaque sobre otro. Únicamente (y menos mal) se recupera al Magneto “humano” tras su perfil casi psicópata de Días del Futuro Pasado. Es cuando la peli decide apostar por una minitrama más emocional y es, aunque no sea demasiado original, cuando mejor funciona. Algo que, viendo el resto de la película (y toda su trayectoria previa), Simon Kinberg ha debido escribir de chiripa. Es impresionante la especie de alergia que este guionista tiene a cualquier momento emocional, lo que resulta sangrante cada vez que ha matado algún personaje en sus películas. Una falta de generosidad hacia los personajes que en esta ocasión nos regala un momento más o menos similar a esto:

PERSONAJE A
¿Y Pirulo?

PERSONAJE B
Estaba demasiado cerca de la explosión.

CORTE A LA SIGUIENTE ESCENA

A partir de ahí la película se abandona progresivamente al exceso visual, al CGI desmedido, a la destrucción (sin consecuencias humanas), para ofrecer un clímax tan vacío como la motivación de su villano principal, y con tan poca convicción como la que muestran sus eventuales jinetes del Apocalipsis, que se unen a él porque queda muy simbólico y poco más. Es como si Roland Emmerich hubiese cogido los mandos de la saga para convertirla en una de esas pelis de catástrofes con las que nos ha aburrido numerosas veces.

xmen 2

© 20th Century Fox

Como puro entretenimiento cumple con lo mínimo. No hay momentos demasiado bochornosos, reciclan la escena de Mercurio, la mejor de la anterior peli, para hacer otra similar (bigger & stronger, claro), hay algún chiste facilón a costa de las terceras partes (autopuya de Kinberg, que escribió La Decisión Final y que escribe también este tercer episodio de la formación rejuvenecida), cameo con codazo a la audiencia y la promesa de que habrá X-Men para rato siempre que la cosa de dinero.

La sensación final es la de necesitar un cambio de entrenador urgente. La llegada de Matthew Vaughn en su día demostró que no hay nada mejor que renovar el mando del proyecto para traer ilusión al mismo. Después de seis películas es difícil resultar novedoso, pero si se puede ser apasionado. Ningún público se va a volcar con algo en lo que sus responsables se implican por cuestiones meramente económicas (al menos eso parece).


Bryan Singer | Simon Kinberg | James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Oscar Isaac, Rose Byrne, Evan Peters, Josh Helman, Sophie Turner, Tye Sheridan, Lucas Till, Kodi Smit-McPhee, Ben Hardy, Alexandra Shipp, Lana Condor, Olivia Munn | Newton Thomas Sigel | Michael Louis Hill | Grant Major | John Ottman | Simon Kinberg, Lauren Shuler Donner, Bryan Singer | Todd Hallowell, Stan Lee, Kathleen McGill, Josh McLaglen | 20th Century Fox, Bad Hat Harry Productions, Donners' Company | Hispano Foxfilm |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Al Ejandro

    Críticas positivas si que hay… en estos mismos comentarios. Lo que no suele abundar son las críticas entusiastas… y también las hay.

  • Al Ejandro

    Montar un parque temático… Apocalipsyland.

  • Nahuel Benvenuto

    no puedo creer la de criticas negativas que encuentro en internet, no hay una positiva y que gracioso que mientras mas parecidas hacen las peliculas a los comics, menos recaudan xD

  • Victor_Nava

    Soy medio tontete o no me ha quedado claro pero ¿cuál es el objetivo de Apocalypse en el climax de la película creando la mega pirámide esa?

  • Nahuel Benvenuto

    DIOS RECIEN VENGO DE VERLA, PELICULON, me dejo tarado en el asiento y a mi viejo que es fanatico de los comics de toda la vida tambien, impresionante, no se le pude pedir nada mas, ahora no pueden bajar de este nivel, buenisimo todo, maravillosa

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast