Críticas

Expediente Warren: El caso Enfield

Tras hacer su primera incursión en un blockbuster de acción, James Wan regresa a su feudo, el terror, un género que a estas alturas tiene tan depurado y dominado que, con un buen guión entre manos, es casi una victoria segura. Esta secuela de Expediente Warren dejaba sobre la mesa la duda sobre si era posible reeditar el éxito de la primera parte en lo que a refinamiento del terror clásico se refiere. No en vano, Insidious 2 fue un ligero bajón respecto a la primera parte y la larga duración de esta nueva secuela también podía llamar el escepticismo, temiendo una posible hipertrofia innecesaria.

Por suerte los temores se disipan pronto. Wan, como en la primera parte, no inventa nada nuevo, pero hace de todo un legado de cine de terror clásico su mejor arma y toma como referente de estructura narrativa un título tan rotundo como El Exorcista. De ahí la larga duración de la película, que se toma el tiempo suficiente para representar un enfrentamiento entre el matrimonio Warren con un ente que deja a Lorraine al borde de la extenuación, la presentación de un nuevo caso terrorífico en el barrio londinense de Enfield que va in crescendo hasta arruinar la vida de una humilde familia desestructurada, y la involucración final de los Warren en un caso en el que el cansancio y el temor hacen más mella que nunca.

CON2-2ND-TRL-88553

© Warner Bros.

Wan se toma su tiempo, sobre todo para retratar a la familia sufridora de esta película, igual que lo hiciera en la primera parte. Lo hace sin renunciar a lo que la película es en esencia, terror de suspense y sustos. Cada ligero respiro es una invitación a abrazar a los protagonistas y luego vuelta al pánico. Realmente no nos otorga más descansos que a los propios personajes, lo que ayuda a entender su absoluta desesperación mientras va minando nuestra resistencia a chillar como perras en la butaca. Casi como un entrenamiento de alta intensidad aplicado a la emoción más primaria del ser humano, el miedo.

Es por eso que la llegada de los Warren es un alivio tanto para la familia como para el público, agotado de tanta tensión. El descanso breve pero agradecido de un nuevo punto de vista, el de la mirada sensata y rigurosa. Los Warren tienen aquí, en gran medida por la brutal Vera Farmiga y la simpatía de Patrick Wilson, el peso de esos personajes que representan la esperanza como ningún otro. Una esperanza que se vuelve a poner a prueba, apostando progresivamente por la épica, igual que lo hiciera la llegada del padre Merrin a la casa de los MacNeil.

CON2-2ND-TRL-88176

© Warner Bros.

Y es esa épica lo que hace de esta película una considerablemente superior a la media. El terror no deja de ser la excusa para ahondar en heridas emocionales de cada personaje, de hecho es algo que se dice en la misma película cuando se apunta a que los espíritus malignos aprovechan momentos de flaqueza para ensañarse con sus víctimas. Por eso, aunque la película tampoco pretende ser un drama de personajes (tampoco hay que ponerle medallas innecesarias), los cuida suficiente como para que cada latigazo sea doloroso y cada victoria un sonoro triunfo, dejando en ellos huella de por vida.

Pero épica aparte, Wan ofrece una lección de manejo del suspense y una variedad de recursos visuales y sonoros para destrozar nuestros nervios, siendo a día de hoy casi el único director realmente solvente en el género que queda dentro de Hollywood (quizás junto a Scott Derrickson, mucho más limitado). En él, al menos, se nota una constante evolución, un sello de estilo (esos demonios rudimentarios con actores maquillados, los muñecos y juguetes siniestros, las canciones siniestramente alegres), y, hasta ahora, ningún rastro de conformismo o de pereza. Pese a posibles patinazos en algunas de sus películas, lo suyo es amor al género y afán de superación, no rutinarios trabajos de machacas de segunda fila, que es lo que parecen creer los ejecutivos de los estudios que merece el género.


James Wan | Carey Hayes, Chad Hayes, James Wan, David Leslie Johnson | Patrick WIlson, Vera Farmiga, Madison Wolfe, Frances O'Connor, Lauren Esposito, Benjamin Haigh, Patrick McAuley, Simon McBurney, Maria Doyle Kennedy, Simon Delaney, Franka Potente, Bob Adrian | Don Burgess | Kirk M. Morri | Julie Berghoff | Joseph Bishara | Rob Cowan, Peter Safran, James Wan | Richard Brener, Walter Hamada, Dave Neustadter | New Line Cinema, Atomic Monster, RatPac-Dune Entertainment, Evergreen Media Group, The Safran Company | Warner Bros. |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • https://twitter.com/RazorKaen RazorKaen

    Sin acritud y sin animo de ofenderte y diciendo MI OPINION (Mia)

    No esttas pagando nada ni estas siendo un mecenas de nada para pretender usar el tono del primer comentario y el de este exigiendo una u ora cosa.

    Y de nuevo, no pinta nada BvS aquí, pero en fin.

  • Shars

    De locos las noticias que he leído con relación a esta película. Hace unos días, un señor al parecer sufrió un ataque al corazón en el cine mientras veía esta película y falleció. Y ahora leo que el cadáver desapareció mientras lo trasladaban, conductor incluido. No se si esto es del todo verdad, pero lo he leído en varias paginas. Sea como sea, esto agrandara la leyenda de esta película.

  • Fabiola Barcelo

    Tengo la sensación de que esta película en manos de cualquier otro director hubiese sido un desastre, pues está plagada de sustos y clichés ya conocidos en el género, pero en manos de Wan te resulta una película bastante efectiva y ejecutada de manera perfecta.

    Me ha encantado, y hasta me ha dejado con mejor sabor de boca que la primera. Es más, la voy a ir a ver pronto de nuevo.

  • Greboada

    Ya, si tienes razón. Pero es media película, y los Warren andan a su rollo con la churrimonja por un lado mientras la cria se dedica a poner cara de susto por el otro, y me da que por “prologo” se refiere a esa primera mitad.

  • Pierre V. Wilson

    De acuerdo.

    Ya lo dijé hace una semana cuando la ví en el cine. Me encantó.

    Para mi total sorpresa, James Wan es, ya, uno de los mejores Directores a nivel mundial en los últimos 5 años.

  • n n

    pero eso no es el prologo, eso es el primer acto…

  • Greboada

    Tsss, por favor, un poco de precisión en el uso del lenguaje. No se dice “monja pocha”, sino “churrimonja”.

  • I am Black Phillip

    Sigue sin parecerme gran cosa la película.
    Muy entretenida y todo pero cae en lo fácil, jumpscares everywhere, que mas que asustar daban dolores de cabeza.
    Nada mas con decir que la mejor escena es aquella donde se usa el recurso de desenfocar la camara, sencillamente brillante, el resto nada del otro mundo.
    La película tiene alguno que otro susto bueno pero en general los mas susceptibles seran quienes la gocen mas
    Nota: 6; 5

    PD. No me parece si quiera la mejor película del género de lo que va del año

  • Titan

    A mi con esta peli me paso sobre todo en la escena de terror con la que más pánico he sentido en mi vida(escena de la monja en casa de los warren) no veas como estaba de engruñado en la butaca. Y la puta banda sonora que se te mete en el cerebro y no sale de ahi

  • Simon PekK

    Me pasó cuando estrenaron “The ring”(remake), fui con una muchacha pa hacerme el valiente y acabé cubriendome la cabeza con la manta por la noche en la cama.

Críticas

Captura1

Malas personas. Grandes soldados.

tu hijo

Vivas recupera el espíritu de ‘Secuestrados’ para contar una historia de venganza que no es tal cosa.

buster

Todos pasamos al otro lado con las manos vacías.

animales2

El precalentamiento (segunda parte).

apostle

Otro ejemplo de buenas ideas diluidas en una puesta en escena adormecida y un protagonista sin sal.

Twitter

Podcast