Críticas

Expediente Warren: El caso Enfield

Tras hacer su primera incursión en un blockbuster de acción, James Wan regresa a su feudo, el terror, un género que a estas alturas tiene tan depurado y dominado que, con un buen guión entre manos, es casi una victoria segura. Esta secuela de Expediente Warren dejaba sobre la mesa la duda sobre si era posible reeditar el éxito de la primera parte en lo que a refinamiento del terror clásico se refiere. No en vano, Insidious 2 fue un ligero bajón respecto a la primera parte y la larga duración de esta nueva secuela también podía llamar el escepticismo, temiendo una posible hipertrofia innecesaria.

Por suerte los temores se disipan pronto. Wan, como en la primera parte, no inventa nada nuevo, pero hace de todo un legado de cine de terror clásico su mejor arma y toma como referente de estructura narrativa un título tan rotundo como El Exorcista. De ahí la larga duración de la película, que se toma el tiempo suficiente para representar un enfrentamiento entre el matrimonio Warren con un ente que deja a Lorraine al borde de la extenuación, la presentación de un nuevo caso terrorífico en el barrio londinense de Enfield que va in crescendo hasta arruinar la vida de una humilde familia desestructurada, y la involucración final de los Warren en un caso en el que el cansancio y el temor hacen más mella que nunca.

CON2-2ND-TRL-88553

© Warner Bros.

Wan se toma su tiempo, sobre todo para retratar a la familia sufridora de esta película, igual que lo hiciera en la primera parte. Lo hace sin renunciar a lo que la película es en esencia, terror de suspense y sustos. Cada ligero respiro es una invitación a abrazar a los protagonistas y luego vuelta al pánico. Realmente no nos otorga más descansos que a los propios personajes, lo que ayuda a entender su absoluta desesperación mientras va minando nuestra resistencia a chillar como perras en la butaca. Casi como un entrenamiento de alta intensidad aplicado a la emoción más primaria del ser humano, el miedo.

Es por eso que la llegada de los Warren es un alivio tanto para la familia como para el público, agotado de tanta tensión. El descanso breve pero agradecido de un nuevo punto de vista, el de la mirada sensata y rigurosa. Los Warren tienen aquí, en gran medida por la brutal Vera Farmiga y la simpatía de Patrick Wilson, el peso de esos personajes que representan la esperanza como ningún otro. Una esperanza que se vuelve a poner a prueba, apostando progresivamente por la épica, igual que lo hiciera la llegada del padre Merrin a la casa de los MacNeil.

CON2-2ND-TRL-88176

© Warner Bros.

Y es esa épica lo que hace de esta película una considerablemente superior a la media. El terror no deja de ser la excusa para ahondar en heridas emocionales de cada personaje, de hecho es algo que se dice en la misma película cuando se apunta a que los espíritus malignos aprovechan momentos de flaqueza para ensañarse con sus víctimas. Por eso, aunque la película tampoco pretende ser un drama de personajes (tampoco hay que ponerle medallas innecesarias), los cuida suficiente como para que cada latigazo sea doloroso y cada victoria un sonoro triunfo, dejando en ellos huella de por vida.

Pero épica aparte, Wan ofrece una lección de manejo del suspense y una variedad de recursos visuales y sonoros para destrozar nuestros nervios, siendo a día de hoy casi el único director realmente solvente en el género que queda dentro de Hollywood (quizás junto a Scott Derrickson, mucho más limitado). En él, al menos, se nota una constante evolución, un sello de estilo (esos demonios rudimentarios con actores maquillados, los muñecos y juguetes siniestros, las canciones siniestramente alegres), y, hasta ahora, ningún rastro de conformismo o de pereza. Pese a posibles patinazos en algunas de sus películas, lo suyo es amor al género y afán de superación, no rutinarios trabajos de machacas de segunda fila, que es lo que parecen creer los ejecutivos de los estudios que merece el género.


James Wan | Carey Hayes, Chad Hayes, James Wan, David Leslie Johnson | Patrick WIlson, Vera Farmiga, Madison Wolfe, Frances O'Connor, Lauren Esposito, Benjamin Haigh, Patrick McAuley, Simon McBurney, Maria Doyle Kennedy, Simon Delaney, Franka Potente, Bob Adrian | Don Burgess | Kirk M. Morri | Julie Berghoff | Joseph Bishara | Rob Cowan, Peter Safran, James Wan | Richard Brener, Walter Hamada, Dave Neustadter | New Line Cinema, Atomic Monster, RatPac-Dune Entertainment, Evergreen Media Group, The Safran Company | Warner Bros. |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Jose David Dionisio

    Solo tengo un pero que ponerle a esta película. Provocar el susto o el terror en el espectador subiendo el volumen del audio súbitamente no tiene ningún mérito, me parece que en la primera parte se provocaba mucha más congoja con los momentos de tensión de la película.

  • Berta Renesme Alvinilas

    Me da que voy a ser la única en discrepar con la crítica a esa película a la que yo calificaría sencillamente de aburrida y nada innovadora… por no excederme en las primeras líneas.

    Decir que el director “hace de todo un legado de cine de terror clásico su mejor arma” es quedarse corto. Cualquier elemento de los que aparecen en Expediente Warren (tanto en esta como en su primera parte) pueden predecirse con mucha antelación, ya que copia fórmulas que hemos visto y hasta la saciedad en cualquier película del género. Por no hablar de esa copia de planos y escenarios de El exorcista disfrazada de “inspiración”.

    Si hay algo criticable en la mayoría de películas de terror de estas últimas décadas, y que yo crea merecen mención especial, es precísamente usar el pretexto de que una película de terror no suscita terror si no da sustos. Es una lástima que directores como Wan, que se consideran no menos que genios entre las masas, tiren de un recurso tan fácil y “vulgar” como es el uso de las subidas de volúmen absurdas, de los monstruos malignos que gritan y chillan sin razón, de los sonidos y músicas estridentes y momentáneas que se utilizan SIEMPRE JUSTO CUANDO PASA ALGO SUPUESTAMENTE ESPELUZNANTE… porque sinceramente, aparte de estar ya muy visto, parece que tratan al espectador como un ser estúpido al que hay que señalar con ruido y música cuándo debe éste asustarse o revolverse en su asiento.

    Permitidme decir que me gustaría ver películas de terror en las que la originalidad abriese paso a otro tipo de tretas para crear desasosiego y verdadero miedo en aquel que va a verlas (pongo de ejemplo Babadook, que sin ser tan pretenciosa y mediática como Expediente Warren, y haciendo uso de elementos más psicológicos, logra dejarte con mal cuerpo y de paso te hace reflexionar), pero supongo que eso es harina de otro costal y es demasiado esfuerzo intelectual que demandar a los creadores de contenido y a los espectadores.

    Por este mismo lado, decir que el público termina “agotado de tanta tensión” es casi lo mismo que decir que el público no tiene capacidad de retentiva y no se ha pasado toda la película identificando y anticipando una sarta de elementos manidos de otras películas de terror que aquí aparecen una y otra vez hasta el aburrimiento. A veces noto que se subestima al público y el público ama ser subestimado.

    Por último, aseverar que “Wan ofrece una amplia variedad de recursos visuales y sonoros” es como reconocer que no hemos permanecido despiertos ni 20 minutos seguidos mientras veíamos la película, porque francamente, cualquiera que tenga ojos en la cara apreciará el uso y abuso del plano aberrante que hace este director. Por no hablar de su incapacidad para crear una caracterización de personajes lo suficientemente original como para no estar pensando en Darth Maul o Marilyn Manson mientras ves sus cintas.

    Espero que alguien más concuerde con lo que opino y mantenga un poco más la poca esperanza que me queda en este género tan maltratado.

  • manuwar

    Llego tardísimo, pero es que yo a las de terror ya les pillé el punto de no ir a verlas el primer finde y así me libro de los pubermongers.
    Smart patient bitch.

    Y bueno, me ha gustado mucho pero es mejor peli la primera. Esta tira más de sustos y jumpscares, en la otra se tendía más a crear atmósferas y tensión. Pero vamos, que Wan sigue dirigiendo horror como nadie y proporcionando momentos de escalofrío al alcance de muy pocos.
    A destacar la interpretación de la niña que me ha parecido brutal, apenas se está comentando y yo por mi la nominaba al oscar y me quedaba más ancho que la jodida Castilla. Me ha impresionado mucho.
    También la química entre Farmiga y Wilson, realmente te identificas con ellos y llega a tocar la patatuca el modo en que los Warren se quieren, en ese sentido el momento Elvis me ha encantado: muy tierno y un respiro muy agradecido antes de que las cosas se pongan jodidas de verdad.

    Genial el prólogo en ‘ese sitio’, un guiño genial para los amantes del género, y desde ya para la historia ciertos momentos y elementos de la película que consagran a James Wan como un dios del género SPOOOOOOOOOOOOOOOOOOOILERS COÑOOOOOO: el cuadro, la tienda del chavalín (el momento más deudor de la primera entrega, con el chaval entrando y saliendo de la habitación, estirando la tensión al máximo), los mordiscos, la niña sola en casa viendo la tele, la grabadora y su revelación….. FIN SPOILERS.

    Ganazas de ver más entregas, si las hubiese. Wan ha dicho que mientras las películas funcionen las habrá, pero desgraciadamente también ha afirmado que tiene una agenda más apretada que mis nalgas con cada aparición de la monja antichrist superstar, y probablemente una secuela la dirigiría algún director que le mole. Lo cual me preocupa porque este barco sin Wan……ñeee.

  • Andres Paredes

    SPOILERS????
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    .
    Pensé justamente lo mismo sobre crooked man pero resulta que esta hecho por captura de movimiento, confirmado por el mismo Wan.

  • CinéfiloCascarrabias

    Me gustó bastante y es brillante en muchas escenas (el momento guitarra y el plano final son geniales). Pero me quedo con la primera, que la revisioné el sábado y crea la tensión mucho mejor que en esta secuela (ojo, que está de puta madre). Y el clímax de la primera es sencillamente acojonante.
    .
    .
    .
    .
    OJO SPOILERS
    Me chirrió un poco el crooked man cgi. Me sacó un poco de la peli en los dos momentos que aparece.
    FIN SPOILERS

  • Txema Ballano

    Me cagué encima como si no tuviera control sobre mi esfinter. Como en la primera parte. Iba entre admirando la dirección de Wan y pegando respingos en la butaca.

    Maldita monja de los cojones.

    http://i.blogs.es/357b34/imagen-monja-expediente-warren-caso-enfield-the-conjuring-2/1024_2000.jpg

  • Josmun

    Como diría Mourinho, el director es de Special Wan, digo One

  • http://alquimistacinefilo.wordpress.com/ Jl Serrano

    Veo que opinamos parecido, ¡Qué cabrón es Wan!

    Os dejo mi critica, por si la queréis echar un ojo…
    https://alquimistacinefilo.wordpress.com/2016/06/17/expediente-warren-el-caso-de-enfield-territorio-wan/

  • hunk31

    Cierto, tienes toda la razon y quizas no deberia de quejarme, pero como ya dije, sencillamente me hubiese gustado leer una critica de Warcraft hecha por lo de LHP.Bueno la verdad es que hay varias ocasiones en donde me hubiese gustado leer una critica en esta pagina sobre alguna pelicula que me interesaba o ya habia visto y por las razones que fuesen no pudo ser, ya se que no pueden ver y criticar todas las peliculas del mundo, pero coñe aun asi no pude evitar mostrar cierta decepcion al ver como pasaban de esta Warcraft, supongo que habra que conformarse con la opinion de muchos de los que comentamos aqui que tampoco es moco de pavo

    Por otra parte lo de BvS pinta todo lo que a uno le de la gana mencionarla, esto lo digo sin animo de ofender que conste, sencillamente es mi opinion personal, y si me parece que habia que mencionar la pelicula de Snyder pues lo hago y ya esta

  • Griff

    No, no, me refería a eso, a lo de Amityville. Pensaba que era más largo. Y no lo preguntaba pensando “vaya rollo”, ni nada de eso. Genuina curiosidad.

    La primera parte me gusta bastante. Nada original, es cierto, pero James Wan ha pulido el estilo un montón y al menos yo entro muy en sintonía con lo que hace de terror. Me gusta como a pesar de lo que se dice no depende de los jump scares (que los tiene, pero desde mi punto de vista los utiliza más para disipar la tensión que por el susto en sí) y dilata la duración de las escenas hasta tensar al máximo, jugando con las expectativas. Y en la primera parte me gustó mucho el prólogo. Luego con el spin-off muchos le cogieron asco a la muñeca Annabelle, pero en The Conjuring es un recursazo, tanto para marcar el tono al principio como argumentalmente después.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast