Críticas

Mi amigo el gigante

Con una filmografía envidiable en sus 31 películas realizadas para cine (y algunas más para televisión en sus inicios) es normal que Spielberg, de cuando en cuando, flojee. Mi amigo el gigante es uno de esos títulos que, como Hook o Amistad en su día, deja con un sabor amargo a sus seguidores.

La película tiene muchos de los elementos que han caracterizado buena parte del cine del director: fantasía, protagonista infantil desamparado, buenrollismo, aventura y redención. Sin embargo, por primera vez en mucho tiempo, hace algo insólito en la obra del director: aburrir.

gigante 1

© Tripictures

Es muy probable que la propia estructura del cuento de Roald Dahl en que se basa condicione buena parte de la película, que se recrea en la relación entre la niña protagonista, una huérfana insomne con un sentido de la responsabilidad y la justicia inusual a esa edad, y un amigable gigante solitario que se parece a uno de esos señores de pueblo de tediosas rutinas, pero en grande. El gigante es acosado por otros mucho más grandes que él, brutos, maleducados y comedores de hombres. Una situación que a la niña le parece grotesca y para la que tratará de encontrar situación. Pero mientras se plantea esa trama a fuego muy lento, la primera mitad de la película se centra en la inmersión de la niña en el peculiar mundo de su nuevo amigo, centrado casi exclusivamente en cultivar unos pepinos asquerosos y coleccionar sueños.

Durante todo ese periodo apenas existe una verdadera repercusión de la diferencia de escala de los personajes, que pierden presencia en gran medida por ese horrible efecto del CGI hiperrealista que chirría en cosas como la gravedad y peso de los personajes. Hay momentos, quizás porque Dahl lo imaginó así, en los que parece más rotundo el peso de la niña protagonista que el de cualquiera de los gigantes de la película. La agilidad al saltar, el escaso impacto de sus pisadas y caídas, hace que uno sólo piense en lo irreal que hay en pantalla cuando se pretende justo lo contrario. Todo eso afecta a las pocas escenas de acción, bastante reducidas, además, en lo que a escenarios se refiere.

Sorprende esto viniendo del tipo cambió la industria con los efectos de Parque Jurásico, que obviamente no aspiraban a recrear una fantasía, pero sí impacto en el espectador en lo referente a la escala, peso, sonido y movimientos de un ser de gran tamaño. Algo muy bien entendido, por ejemplo, por Gareth Edwards en su Godzilla.

Quizás Spielberg, queriendo orientar claramente la película hacia un público infantil, haya tomado la decisión consciente de aligerar todos esos aspectos, hasta el punto de parecer de que en esta película cualquier elemento de gran tamaño podría flotar sin demasiada dificultad.

gigante 2

Es la segunda mitad de la película, la de la acción, la que decide abordar el problema del gigante bonachón, la que repentinamente se eleva muy por encima de lo visto hasta ese momento. Spielberg exprime al máximo la comedia de contrastes que tiene lugar a partir de ese momento, una parodia tronchante de tópicos británicos sobre la clase alta, que llena de luz lo que hasta entonces había sido un mortecino intento de cuento entrañable.

Aparece una buena tropa de nuevos secundarios que lidian con lo improbable (los gigantes) con un exquisito disimulo de su evidente asombro. Spielberg consigue armar una minihistoria dentro de la historia que recuerda mucho a esa visión del mundo de los adultos que mostraba Matilda en la película de Danny DeVito, también basada en un cuento de Dahl. Una mezcla de inocencia y madurez y un tino en ver lo impostado y del mundo adulto en clave cómica brutal.

Spielberg se salva por los pelos y se redime de la que podría haber sido, siendo él quien es, una catástrofe: una película insulsa y que provoca desidia. Lo mejor que puede decirse de una película floja es que acabe en alto, y Mi amigo el gigante lo hace.


Steven Spielberg | Melissa Mathison | Mark Rylance, Ruby Barnhill, Penelope Wilton, Jemaine Clement, Rebecca Hall, Rafe Spall, Bill Hader, Ólafur Darri Ólafsson, Adam Godley, Michael Adamthwaite, Daniel Bacon, Jonathan Holmes, Chris Gibbs, Paul Moniz de Sa | Janusz Kaminski | Michael Kahn | Rick Carter | John Williams | Fran Marshall, Sam Mercer, Steven Spielberg | Kathleen Kennedy, Kristie Macosko Krieger, John Madden, Michael Siegel | Walt Disney Pictures, Amblin Entertainment, Walden Media, Reliance Entertainment | Tripictures |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Zarzaparrilla

    Pues a mi me ha gustado mucho.

    Es verdad que hay un tramo hacia la mitad de la peli que la hace un poco lenta, pero luego vuelve a subir (desde que llegan al árbol de los sueños hasta el final es una pasada).

    Pedazo de escenaca en plano secuencia cuando la niña intenta que los gigantes no la pillen en el laboratorio, y absultamente todo el cine riéndose a carcajadas con toda la parte de la comida con la reina (es divertidísima). Y la bso es una maravilla.

    Cuando terminó, toda la sala aplaudió, cosa que no veía desde hace mucho tiempo.

  • Mr Furious

    ¿Las tortugas ninja?, lo dudo porque las que hicieron en cine en aquella época fueron un “escándalo” por la cantidad de tacos por segundo que se ventilaban que no se estilaban en esos tiempos.

  • Raqueta Malvada De Tenis

    ¿?
    Ya la vi en el cine y no volvería a verla, y menos en screener pestoso :/

  • razebu

    Mi amigo el gigante

  • manuwar

    A mi me ha parecido una pasada. Tierna, elegantísima (igual que El Puente de los espías), con unos planos de una belleza que me dejaron embobado (la parte del arbol, rediós), y de una fantasía deliciosa.
    No se me ha hecho lenta pero ni pa dios. Y el niño que tenía delante estuvo flipando toda la peli. Así que no se.

    Aun con ello, reconozco que esta es una película para otros tiempos, básicamente pasados, donde la gente no se te distraía si no había acción cada dos minutos y medio.
    Pero tengo la convicción de que en el futuro esta película será muy bien valorada. Es un cuento infantil precioso con el ritmo justo y adecuado para la historia que cuenta, pero que ha llegado en una época en la que no encaja. Llegará otra en la que será reivindicada, como ha pasado con mil pelis, estoy convencidísimo.

    Como punto negativo, a mi la parte final con lo de la Reina y tal….no me convenció mucho, o mejor dicho se me hizo demasiado rupturista con el tono que la película venía manejando hasta este momento. Pero oyes, si el relato es así…..
    Pero vamos, que está bien y te ries.

    Y aunque sea ajeno a la propia peli como tal, no puedo dejar de mencionar el HORROROSO doblaje de la niña. Y me da rabia por la guaja está muy, muy bien; pero cristo de las putas cadenas, que suplicio.
    No se qué coños pasa con los doblajes de niños de unos diez años para acá, de verdad.

  • KonatinaIII

    Hacía tiempo que no me aburría tanto, ahora me imagino los críos que fueron a verla

  • razebu
  • Manuel Monteagudo Lopez

    En serio ¿ que es de lo peor de Spielberg? Ni en broma…no llega al nivel de Amistad ni de El mundo perdido ni en sus mejores sueños. Cierto es que es de las mas normalitas de Spielberg, pero de ahí a ser una de las peores…por ahí no paso.

    Es una película infantil con todas las consecuencias, y en la sesión que yo fuí los niños estuvieron absortos ante un relato que es un cuento de los de toda la vida con todas las de la ley….y en los tiempos que corren, se agradece la elegancia y el respeto de Spielberg por mantener la elegancia de su relato.

    Lo mejor que se puede decir de ella es que transmite un sabor a cuento clásico, gracias especialmente a la tierna y emotiva química que se desprende entre Ruby Barnhill y Mark Rylance, cuyos ojos en esta película transmite lo que no está escrito. Y ya hablar de la música de John Williams o del par de planos secuencias que se casca el tito Steven sin duda, le da ondas de sopa a cualquier película infantil de las que se hace hoy en día .

    Es cierto que transcurre lentamente por lo poco dinámica que es, y puede llegar a ser difíficil , sobre todo con un relato tan infantil, además de unos efectos visuales que a veces cantan la traviatta, pero posee el suficiente encanto y buen poso como los buenos cuentos clásicos.

    A mi Steven Spielberg no me ha decepcionado….era justo lo que pensaba ir a ver, y lo que se venía anunciando.No entiendo tanta crítica negativa a un film sencillo, elegante, muy infantil si, pero que tiene mucho pero que mucho corazón puesto en ella.

  • PORTALPA

    Que prodigio de iluminación.
    https://www.youtube.com/watch?v=6s8ZEFUSYAI

  • doc_diablo

    Atrápame si puedes, Munich, Tintin, Caballo d Guerra y Lincoln .
    Si esas 5 pelis en 10 años las dirige un tipo que no se llame Spielberg le están comiendo la polla en fila de aquí hasta Pekin.
    Con Spielberg pasa como con Woody Allen ,todo lo que no sea obra maestra parece intolerable, y un par malillas (que una mala tarde la tiene cualquiera) motivo de lapidación….
    Démosle un poco de cancha hombre. :)

Críticas

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

it-payaso-pennywise

It

Futuras promesas. Terror ya visto.

veronica

La madurez del terror español.

Twitter

Podcast