Series

‘Predicador’ (‘Preacher’) cierra su temporada con un rayo de esperanza

No hemos hablado en profundidad de Predicador (Preacher) desde que comenzó su emisión pero en varias ocasiones habéis aprovechado cualquier coyuntura para desahogaros en los comentarios sobre la adaptación televisiva, así que es de recibo que tengáis un lugar como Dios manda (je) para comentar todo sobre ella ahora que ha concluido su primera temporada. Voy a ser extremadamente cuidadoso para no caer en spoilers durante la reflexión; os pido igual tacto –o al menos avisarlo claramente, tanto de la serie como el cómic en general– en los comentarios.

Preacher ha tenido sus más y sus menos a nivel de traslación a la pequeña pantalla pero ha dado unos vitales primeros pasos de cara a reflejar el trabajo de Garth Ennis y Steve Dillon en su cómic sobre el viaje de carretera de un predicador, su novio y un vampiro para buscar a Dios y hacerle rendir cuentas por sus actos.

Preacher-Cast

© AMC

A pesar de los miedos que había con la elección de AMC como la cadena para su emisión, conceptualmente es el hogar ideal para ello. Este canal tiene como una de sus señas de identidad el western, tanto en la programación de sus comienzos –tenían un bloque semanal dedicado a emitir películas del género, y en 2006 produjeron la miniserie Broken Trail de Walter Hill– como en la actual, con series con marcado espíritu del oeste como Breaking Bad, Hell on Wheels, Into the Badlands (en su vertiente postapocalíptica) o The Walking Dead (entre zombi y zombi a veces se permiten coquetear con otros registros). Preacher encaja muy bien vista junto al resto de propuestas y, aunque no goce de las libertades de otra tipo HBO, no ha sido especialmente edulcorada; no pueden decir “fucks” pero tienen barra libre con cualquier otra cosa en lo que a violencia, gore y burradas varias se precie.

También fue sorprendente que sus productores y co-creadores, Seth Rogen y Evan Goldberg (Juerga hasta el fin, The Interview), salieran tan airosos en la dirección de su episodio piloto; una pieza sosegada y que manejaba bien las partes dramáticas y de humor sin caer en los trazos de brocha gorda de sus películas para cine. Lejos de arruinarlo, como más de uno podía llegar a prever por su bagaje cómico, al final han resultado ser los mejores directores que han pasado por la serie, con permiso de Michael Slovis y Guillermo Navarro. La serie ha tenido fallos, pero su labor detrás de las cámaras no es uno de ellos.

© AMC

Muchos ven como blanco señalar como autores de todos los errores a Rogen y Goldberg pero, si bien supervisan y aprueban el material, no son los responsables directos de escribirlo. El guionista Sam Catlin es quien ejerce como showrunner, y es quien decide junto a ellos por dónde van a conducir esta adaptación, para bien y para mal. Catlin era uno de los guionistas de Breaking Bad y su pasado se deja notar, desde los constantes guiños a la serie de Vince Gilligan, pasando por la estructura de sus episodios –con un uso continuado de “cold openings” aparentemente no relacionados con el resto del episodio pero como presagio de futuros eventos– y hasta en su materialización visual. Preacher contiene algunos recursos visuales que remiten a Breaking Bad o Better Call Saul –Fargo incluso, saliéndonos de cadena; en general hay ciertos toques de los Coen aunque muchos se queden en intención y no ejecución– y en ocasiones Catlin parece más dedicado en apelar a los fans de esas series que a los del propio cómic, para desconsuelo de muchos seguidores.

El trío decidió que esta primera temporada funcionase como un Predicador #0, una especie de antesala a gran escala previa a los acontecimientos del cómic propiamente dicho para poder conocer mejor a los personajes y, entre otras cosas, ver a Jesse Custer ejerciendo su oficio de predicador antes de adentrarse en su búsqueda de Dios por las carreteras de Estados Unidos, cosa que apenas realiza en el cómic. Se han pasado de frenada dedicando 10 episodios a la congregación y pueblo de Annville y los efectos de la posesión de Génesis dentro del cuerpo de Jesse alterando su fe y ebriedad de poder divino, pero la idea es buena de cara a presentar un nuevo material a desconocedores del cómic, con un ritmo más pausado de primeras antes de adentrarse en el meollo, y un tiempo extra para conocer a sus protagonistas en mayor profundidad.

Sé que muchos estáis descontentos con este enfoque –y las lánguidas subtramas con los vecinos del pueblo creados para la ocasión son para estarlo– pero este proceso de ensayo y error servirá a sus responsables para apreciar las cosas que han funcionado y las que no de cara al futuro. Esto no es ni una película ni una miniserie; esto va para largo y una adaptación con ese material de base dará para muchas temporadas. ¿Se podría haber empezado ya metiendo quinta desde el primer minuto? Sí, pero a riesgo de perder otras cosas por el camino.

Predicador

© AMC

Para los actores ha sido todo un lujo haber dispuesto de más tiempo para sentirse cómodos con sus personajes. Joseph Gilgun ha nacido para interpretar a Cassidy; Ruth Negga, al contrario de lo que vaticinaban los detractores que sólo se fijaban en su color de piel, es una estupenda actriz con una gran energía para encarnar a Tulip; y Dominic Cooper es el que más beneficiado ha salido mejorando capítulo a capítulo, en el piloto podía dar la sensación de estar ligeramente distante comparado con sus compañeros de reparto, pero poco a poco se le nota más suelto en el papel.

Además, han aprovechado el tiempo para meter guiños a futuros eventos: el triángulo amoroso está establecido, Caraculo ya es un personaje con el que los espectadores están familiarizados, el Santo de los Asesinos ya ha sido presentado –muy bien hilado dentro de la trama global, por cierto, aunque se resienta la repetición–, conocemos mejor a Jesse y Tulip como personajes así como su pasado… Pequeños detalles aquí y allá que hacen que la temporada en sí no sea completamente de “transición”. Podría haberse contado con menos episodios pero las partes importantes que han introducido están bien como están antes de que comience el viaje.

Se nota que hay un propósito detrás y que Rogen, Goldberg y Catlin conocen el material. No lo han clavado a la primera pero tienen margen para reconducirlo y expandir su universo. Os dejo con el panel dedicado a la serie en la pasada Comic-Con, donde se explayan al respecto.

La segunda tanda, ya confirmada para 2017, constará de 13 episodios y anuncia ofrecer el material que todos los fans están esperando con la llegada de personajes icónicos del cómic como Herr Starr –a quien ya se pudo ver en un guiño durante los capítulos iniciales– y todo el entramado del Grial. Sus creadores han prometido que los puntos más importantes del cómic se reflejarán en pantalla, aunque se tomen atajos o carreteras secundarias más largas de la cuenta para adaptarlos. Aunque todavía no sea Preacher al 100% hay visión de futuro y material de sobra para alcanzar esa meta.

Una cosa está clara, la segunda temporada no se parecerá en nada a la primera.

  • Logan

    Es una serie extraña y peculiar pero a mi me ha gustado. La forma de rodarse, la ambientación en la América rural, las situaciones extravagantes, los actores, la verdad es que seguiré viéndola porque he disfrutado con ella.

  • hunk31

    A mi me resulto flojucha la secuela, mucho mas que la priemra que al menos era un buen entretenimiento, no es por la ausencia del Shock Value que en eso coincido que Millar se paso (aunque es la especialidad de este guionista, ser un pasao de rosca) si no porque ideas tan cojonudas como la batalla campal entre villanos y heroes frikis en plena calle para luego ser aplastados por antidisturbios era muy buena y habria estado bien verlo en una pelicula, pero aqui no tuvieron cojones.Era de hecho lo mejor del segundo comic en mi opinion

    En todo caso y como ya dije muchas cosas del primer comic no se pudieron adaptar a la pelicula, no por ser muy violentas, si no mas bien por lo que ya dije de ser politicamente incorrecto.Incluso Watchmen tuvo que hacer ligeros retoques en la pelicula porque tambien habia ciertas partes del comic que eran politicamente incorrectas.Vease la escena del violador y asesino de niños, que en la pelicula fue directamente asesinado por Rockchar habiendo dejado claro antes que era realmente un asesino de niños, a lo que pasa en el comic en donde simplemente lo deja atado dejando que las “llamas purificadoras” lo limpiasen, y aunque tampoco cabia la menor duda de que era en efecto el asesino de los niños.En el comic nunca vemos a este confesando sus actos

  • http://www.juankiblog.com Juankiblog

    Bueno, en cuanto a la adaptación de Kick-Ass siempre pensé que la primera película es notablemente inferior al cómic. Pero también es verdad que buscaban un tono más desenfadado para que fuera algo más digerible para el gran público. En el fondo, lo entiendo.

    Lo de la secuela lo entiendo todavía más. Millar se pasó de frenada en el cómic, que a día de hoy me parece una de las obras más lamentables que he leído en toda mi vida (un festival de shock value sin demasiado argumento de por medio ya que además es una mera transición hacia la tercera entrega), y la película hizo lo que pudo por adaptar la historia del cómic sin romper el tono de la primera parte y mejorando considerablemente el referente original.

    Es uno de estos casos raros en los que, si tengo que escoger, me quedo con Kick-Ass cómic y Kick-Ass 2 película (aun siendo bastante justita, para qué lo vamos a negar).

  • hunk31

    No es lo mismo, ademas ni siquiera lo muestran, en todo caso no eso no quita que la AMC alguna vez ha tenido pinceladas de cierta incorreccion politica, pero son nada mas que eso.Ni de coña es capaz de mostrar ciertas cosas que por ejemplo si que se han podido ver en cadenas como STARZ donde hay mas libertad creativa y de contenido.Insisto no hay que confundir las cosas, el gore y la violencia exagerada no es de por si politicamente incorrecto, lo politicamente incorrecto son otros aspectos que atañen mas a ciertas cosas que hacen los personajes de la ficcion de marras ya sea una pelicula o una serie.En los comics se pueden llegar a tomar mas libertades en este tipo de cosas, en las series de television depende de si es una cadena en abierto o de pago y en el cine…bueno es mas dificil y no atañe tanto a si la pelicula es R o de alto o bajo presupuesto

    Solo fijaros en la adaptacion de Kick Ass, la pelicula tiene bastante violencia y es bestia en ciertas cosas, pero aun asi no es ni la mitad de politicamente incorrecta que el comic.En su momento me defraudo esto, pero viendolo en retrospectiva, creo que a pesar de todo la pelicula es bastante buena como entretenimiento y no necesita ser tan politicamente incorrecta como llega a ser el comic que a veces se pasaba de rosca en ese sentido…y de la secuela mejor ni hablemos

Críticas

rev1

El amor nos salvará a todos.

el reino

Caída en picado en el pozo de la corrupción.

chpa1

Camelot termina.

predator

Pintaba muy bien.

la monja

Terror perezoso sostenido en un escenario terrorífico.

Twitter

Podcast