Críticas

Star Trek: Más allá

Cuando se concibió el reboot de Star Trek de la mano de un director como J.J. Abrams se hizo de algún modo como una relectura de la saga en clave autoral. Abrams llegaba como una revolución a una franquicia que, más allá de su público clásico, se había ido desligando del sector más joven de espectadores. Tanto Star Trek como Star Trek: En la oscuridad eran claras hijas de su director. Desde el guión, a cargo de sus fieles Roberto Orci y Alex Kurtzman, al plano más estético, la nueva saga era puro Abrams. Así que, tras su salida para acudir con una intención similar a Star Wars, quedó la duda de su Star Trek podría sobrevivir a la marcha de un nombre tan emblemático.

Quizás la clave de este relevo de responsabilidades sea Simon Pegg. El actor, que encarna al Scotty de la nueva hornada y que conoce bien el estilo de Abrams (con el que ha trabajado también en Misión: Imposible 3), se encarga de escribir esta tercera entrega junto con Doug Jung. Así que, de algún modo, esto supone tanto un ejercicio de continuidad con el trabajo de Abrams como con la tradición de la saga de “promocionar” a sus estrellas a labores de responsabilidad creativa (Leonard Nimoy, William Shatner o Jonathan Frakes ya lo hicieron antes). Con Pegg escribiendo y con un solvente director de blockbusters como Justin Lin tras la cámara, Star Trek: Más allá no desentona en absoluto con sus predecesoras.

stmasalla 1

© Paramount Pictures

Las grandes virtudes de la película siguen siendo similares a las de las anteriores: buena ración de espectáculo y una divertida dinámica de personajes que aquí recae sobre todo en el tándem formado por Spock y McCoy. El ritmo vuelve a ser vertiginoso de forma que algunas de las flaquezas de la peli pasan bastante desapercibidas en un primer visionado (algo que ya pasaba en las dos entregas anteriores).

Sin embargo, su continuidad respecto a las anteriores cintas no termina en el tono o el estilo. Por desgracia Star Trek: Más allá no ofrece nada nuevo destacable. Como ocurriera con la última entrega de Bourne, el grueso de la trama se construye en base a lugares comunes de las dos entregas anteriores. De nuevo, un villano particularmente cruel e implacable muestra un especial odio hacia la Federación, y de nuevo, el Capitán Kirk y compañía deben hacer frente a un enemigo cuya identidad es la excusa para un giro argumental que ya no resulta sorprendente. Y como en Bourne, los mimbres que adornan esa trama son mucho más simples y austeros. De poco sirve la presencia de Idris Elba, cuyo trabajo está enterrado en capas de maquillaje y que sobre el papel sirve más como excusa para una aventura que como personaje en sí mismo.

© Paramount Pictures

Justin Lin hace una buena labor a nivel visual, aunque cabe decir que la mejor escena de acción de la película es la primera de todas. Toda la tensión y sensación de pánico que desborda el ver a la Enterprise absolutamente superada no llega nunca a repetirse a lo largo de la película, lo que hace que su clímax no resulte demasiado convincente. Una jugada de riesgo el ganarse al público de calle sin poder cumplir después con unas expectativas superiores. Algo que tampoco se compensa a nivel dramático aunque sea justo eso lo que se busca por culpa de ese villano que no es sino una repetición de los anteriores.

De todos modos, Star Trek: Más allá es fácilmente de lo mejor que ha pasado por la cartelera veraniega, lo cual no sé si es tanto un halago contundente a la película como un reflejo de lo repetitivo y decepcionante que ha sido el conjunto de blockbusters vacacionales.


Justin Lin | Simon Pegg, Doug Jung | Chris Pine, Zachary Quinto, Karl Urban, Zoe Saldana, Simon Pegg, John Cho, Anton Yelchin, Idris Elba, Sofia Boutella, Joe Taslim, Lydia Wilson, Deep Roy, Shohreh Aghdashloo | Stephen F. Windon | Greg D'Auria, Dylan Highsmith, Kelly Matsumoto, Steven Sprung | Thomas E. Sanders | Michael Giacchino | J.J. Abrams, Bryan Burk, Roberto Orci | Jeffrey Chernov, David Ellison, Dana Goldberg, Tommy Harper, Lindsey Weber | Paramount Pictures, Skydance Productions, Alibaba Pictures Group, Bad Robot, Sneaky Shark, Perfect Storm Entertainment, | Paramount Pictures |

Javier Ruiz de Arcaute

Realizador audiovisual, protoguionista y co-fundador de esta santa web.

  • Mandarino

    Ahí tienes razón, pero más allá de ese “sí pero no” me cuesta ver algo más. En las anteriores está el tema de Kirk y su padre (y el colega de su padre, si mal no recuerdo), su cambio de chulo rebelde a capitán respetable y su relación con Spock, que también tiene lo suyo con lo de su planeta, el Spock de Nimoy…

    Digamos que en la primera y en la segunda se nos presentan y desarrollan a los personajes y en esta última ya están más colocados y cómodos en sus respectivos roles.

    Respecto al villano, creo que se destapa el pastel demasiado tarde y le vemos la cara a Elba demasiado poco. El tema de “somos exploradores, no soldados” mola pero diría que no se le saca demasiada punta al tema.

    Es como han dicho por ahí, esta entrega parece más un episodio muy largo de una supuesta serie de Star Trek moderna antes que una pelicula. Puede decirse que es más “sólido” pero a cambio de arriesgarse menos y ofrecer una aventura más convencional.

    A mí personalmente la del Khan de Benedict me parece la mejor de las tres.

  • Peube

    Sí hay cambio, en sus motivaciones. Pasan de un estado A (“quiero abandonar”) a otro B (“no debo hacerlo”). Y ese cambio ayuda a definir mejor sus personalidades, sus inquietudes vitales, sus sistemas de valores.

  • Mandarino

    Pues yo diría que es la que menos desarrollo de personajes tiene. Se dejan caer posibles cambios para Kirk y Spock pero al final terminan igual que siempre.

Críticas

liga de la justicia

Cuando el remedio es peor que la enfermedad.

marrowbone

La losa de la lógica.

fe de etarras

El retrato de la decadencia.

blade runner 2049

No es la secuela complaciente (replicante), sino la secuela merecida.

alix

Documental convertido en autorretrato de uno de los fotógrafos esenciales de nuestro país.

Twitter

Podcast